Soum de Ramond (3.257 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
arrow-iconFecha Alta
23/08/2008
arrow-iconModificado
07/09/2016

También llamada Pico de Añisclo y Pico superior de Añisclo. Forma junto con Monte Perdido ( 3.355 m ) y el Cilindro ( 3.325 m ) las famosas "Tres Sorores" o Tres Serols. La denominación recuerda a Louis Ramond de Carbonnières, al que se le atribuye la primera ascensión al cercano Monte Perdido en 1802 acompañado de los guías Rondo, Laurens. En realidad, según parece, los guías que envió a explorar se adelantaron al propio Ramond, al encontrase a un pastor aragonés en las inmediaciones del collado de Añisclo que a su vez les acompañó a la cumbre. Esto siembra además la duda de si el pastor conocía con antelación el itinerario y lo mostró a los guías. Evidentemente, que sus guías alcanzasen previamente la cumbre no debió ser del agrado de este botánico y geológico precusor del pirineismo. La cumbre sería ascendida en 1877 por el conde Russell.

El Monte Perdido, Cilindro y Soum de Ramond comparten la misma estructura geológica y componen un marco paisajístico único. En consonancia con esa realidad se tejió la leyenda de "las tres hermanas" y por idéntica razón cabe encuadrarlas en una ascensión global.

Desde el refugio de Góriz por la Punta de las Olas (F) y Travesía de las Tres Sorores (PD)

Arrancaremos del Refugio de Góriz (2.160 m) (3,00 de Ordesa) encaminándonos hacia el ESE a través de las praderas situadas al pie del macizo y sobre el Circo de Soaso. Un apacible paseo nos situa en la falda de la Sierra Custodia y superando una breve ladera cubierta de pizarras alcanzamos el Collado Superior de Góriz (2.343 m) (0,30).

Por este puerto, que da vista al Barranco de la Fon Blanca y el Valle de Añisclo, pasa la senda que enlaza Torla con el Valle de Pineta. La seguimos en esta última dirección (ENE), cruzando las torrenteras y superando los resaltes que jalonan los pliegues de la montaña. Pasamos bajo la Torre de Góriz ( 2.792 m ) y bordeamos la muralla meridional hasta llegar al contrafuerte que determina el extremo SE del cordal (2.700 m) (2,15). Es una especie de cabo que forma un profundo acantilado sobre el Valle de Añisclo.

En este lugar dejamos el sendero del Collado de Añisclo, internándonos (NW) en una pedregosa ladera. En seguida remontamos una muralla rocosa, yendo a dar con una pendiente considerablemente descompuesta. Una hilera de hitos sube por el inmenso pedregal indicando el itinerario más cómodo. Al rato llegamos a una loma, larga y suave, que posteriormente se esfuma
ante un escarpe rocoso fácil de superar. Arriba aparece una amplia plataforma: es la Punta de las Olas (3.022 m) (F) (3,00). Se encuentra en el límite del zócalo que sirve de pedestal a las cumbres superiores, por lo que su aspecto es irrelevante, pese a su estratégica ubicación respecto al Cañón de Añisclo.

Continuaremos rumbo NW, dirigiéndonos al Soum de Ramond ( 3.257 m ) realizando un breve descenso al collado de la Sima de las Olas ( 2.965 m ), la cavidad subterránea más alta de Europa.

La ascensión discurre por la cara Este, también muy descompuesta. El Soum de Ramond o Pico de Añisclo (3.254 m) (F) (3,45) es un observatorio privilegiado sobre los valles de Pineta, Añisclo y Ordesa, no obstante resulta poco frecuentado.

Para dirigirnos al Monte Perdido contamos con dos opciones: volver a bajar por la vía normal bordeando la ladera oriental por el glaciar situado en la base o descender por la cresta NW El primer itinerario requiere cuando menos utilizar piolet; en el segundo el tramo final de la arista es agudo y recortado (III), siendo más rápido y sencillo abandonarla antes, utilizando cualquiera de las canales que surcan el flanco oriental del cresterío.

De cualquier manera tendremos que remontar una corta pendiente para llegar al Cuello del Monte Perdido (3.169 m) (PD) (4,30). Salvando el resalte de acceso al borde del circo meridional que aloja el Glaciar de Ramond, encontramos una corta cresta; la recorremos en seguida, desviándonos luego a la izquierda (S) para evitar las pedrizas. Finalmente, el cómodo espinazo del cresterío SE nos sitúa en el punto culminante de las Tres Sorores, el Monte Perdido (3.348 m) (F) (5,00).

Se puede alcanzar la última de las cumbres de la Tres Sorores, El Cilndro ( 3.325 m ), descendiendo al Lago Helado ( 2.980 m ), remontando un empinado corredor pedregoso hasta lo alto del collado ( 3.175 m ) contiguo con el Pitón SW ( 3.194 m ). Se abordan aquí las chimeneas (II) que conducen a la cumbre (3.325 m )(PD).

Desde el refugio de Góriz por el Glaciar de Ramond (PD-)

Partiendo del refugio de Góriz ( 2.160 m ) salir por la ruta habitual a la cumbre de Monte Perdido ( 3.348 m ) hasta alcanzar un corredor muy definido ( 2.500 m )(0,45). Hay hitos señalizando el desvío. Remontando el pronunciado y pedregoso canalón se accede a la cresta merdional de una depresión ( 2.600 m )(1,00), sobre el resalte que precede a la Punta de las Escaleras ( 3.021 m ). Se realiza un flanqueo sobre una de las fajas que rodean la muralla con el fin de penetrar en el circo que aloja el diminuto glaciar de Ramond ( 2.960 m )(PD-)(2,30).

Prosiguiendo el rodeo hacia la derecha , al pie de la cumbre, aparece señalizado con hitos el corredor NW, tramo clave de esta ascensión. Se trata de una canal penosa y descompuesta que sale a un rellano. Girando a la izquierda se enlaza en una horcada con la aguda arista cimera del Pico de Añisclo o Soum de Ramond ( 3.257 m )(PD-).

Desde Pineta por el Collado de Anisclo

Iniciamos la marcha en el refugio del valle de Pineta ( 1.250 m ), cruzando el ancho pedregoso cauce del río Cinca. Una vez en la orilla opuesta la señalización (GR-11) se interna en el bosque y remonta en diagonal la empinada ladera. La senda vadea el torrente del barranco Fayetas antes de superar el espacio arbolado. El trazado va buscando los pasos idóneos ganando altura por terrazas que, en ocasiones, requieren apoyar las manos. Tras dejar a la izquierda el sendero de la faja Tormosa ( 1.900 m ), la ascensión sigue remontando plataformas herbosas y pedreras, desembocando en el extremo oriental del collado de Añisclo ( 2.453 m )(3,45).

Bordeando por el S. un espolón para llegar al otro lado de la depresión ( 2.460 m), abandonar el GR-11 para dirigirse a la terraza Bellavista ( 2.700 m) y dirigirse hacia la Punta de las Olas ( 3.022 m )(5,15).Continuaremos rumbo NW por la descompuesta cara E. hasta el Soum de Ramond o Pico de Añisclo (3.254 m) (F) (6,00).

Travesía Pineta-Añisclo

El Valle de Añisclo o Cañón del Río Vellos constituye el paraje más sorprendente y salvaje del Macizo del Monte Perdido. Penetrar en él desde el contiguo Valle de Pineta exige salvar un fuerte desnivel sin alcanzar ninguna cumbre, por lo que añadiremos el ascenso a la Punta de las Olas.

Resulta difícil imaginar que por la abrupta muralla meridional del Circo de Pineta discurra un excelente sendero, cuya única dificultad estriba en localizar el punto de partida. Para encontrarlo partiendo de la zona de acampada o el parador (1.300 m) hay que dar la espalda al circo caminando entre el arbolado y las praderas que cubren el flanco sur del valle, hasta dar con las ruinas de un cabaña. La senda está oculta entre la frondosa vegetación (1.300 m) (0,45).

Sin pérdida posible, las características del terreno no dejan otra opción que el sendero, vamos subiendo la ladera hacia el oeste. En la vertical del parador el camino emprende un vertiginoso ascenso que no concluye hasta alcanzar el extremo oriental del Collado de Añisclo (2.460 m) (F) (3,15) situado a caballo de los valles citados.

Mientras nos dirigimos al extremo occidental del collado podemos observar una agreste perspectiva de la Punta de las Olas. Después bordeamos el circo por una sucesión de terrazas y canchales, hasta llegar a un resalte que se destrepa para bajar por un pedregoso corredor. Volveremos a ascender cuando nos situemos sobre los acantilados del valle. Encima de nuestras cabezas se eleva otra escarpada muralla cuyos desplomes forman abrigadas cavidades.

Causa asombro ver brotar agua de la roca en lugar tan árido. Al doblar el cabo (2.700 m) (F) (4,15) del contrafuerte SE del macizo enlazamos con el itinerario descrito en la Travesía de las Tres Sorores, de modo que abandonamos el sendero para remontar la ladera en dirección a la cresta que nos conducirá a la Punta de las Olas (3.002 m) (F) (5,00).

Regresaremos al camino balizado por el mismo itinerario o improvisando otro más directo por la cara sur. Al dar con el sendero continuamos hacia poniente, descendiendo al Collado Superior de Góriz (2.343 m) (F) (6,30). En realidad no es necesario llegar hasta el col; antes tendremos ocasión de descolgarnos al vallecillo de la Fon Blanca que descenderemos (SE) para llegar
al borde de su cañón (2.200 m) (F) (7,00).

El Barranco de la Fon Blanca parece inexpugnable, aunque asomándonos al vacío descubriremos una cornisa que recorre el perímetro del desfiladero; para alcanzarla es preciso continuar el avance por el flanco derecho, yendo a dar con una fuerte pendiente por la cual nos deslizaremos a ese pasillo suspendido. Lo seguimos alrededor de todo el circo, cruzando el torrente que se precipita al fondo del barranco. Al final de la muralla opuesta surge una acusada pendiente donde se entremezclan terrazas herbosas, resaltes rocosos y pedreras; bajando por ella, sin cruzar el torrente, llegaremos junto a una cabaña situada en la orilla del Rio Vellos (1.700 m) (PD) (8,15).

Estamos pues en el Valle de Añisclo y vamos a recorrer su curso inferior, el más espectacular. El tramo superior es menos impresionante; si lo hubiésemos seguido desde el Collado de Añisclo, en vez de dirigirnos a la Punta de las Olas, habríamos bajado en un par de horas al paraje donde nos encontramos: la bifurcación del Barranco de la Fon Blanca. Reemprenderemos la marcha atravesando el torrente de la Fon Blanca para continuar por la margen derecha del Vellos. Al rato el valle se estrecha y nos vemos obligados a pasar a la ribera opuesta. Atravesar este sector del cañón va a resultar complicado; hay que efectuar diversas subidas y bajadas, volver a cruzar el río, recorrer terrazas, atravesar torrenteras, abrirse paso en la tupida vegetación...

El desfiladero vuelve a abrise en la Ripereta (1400) (PD) (9,30), llano situado en la confluencia con el Barranco de la Pardina, que es también accesible desde Góriz. A partir de aquí el terreno es más suave y la senda se ensancha volviendo a cambiar de orilla. Poco después pasamos junto a una ermita empotrada en la roca y a la altura de la confluencia con el Río Aso cruzamos el puente de acceso al aparcamiento (1.000 m) (F) (11,30) (8,30 bajando directamente por el Collado de Añisclo). No acaba aquí el cañón, pero es inevitable recorrerlo por la carretera que conduce a Escalona, lo cual significa verlo degradado
a la condición de mera curiosidad turística.

Cotas Restantes

Punta N. del Pico de Añisclo ( 3.234 m ) ( ED50 31T 257689 4728820). Prominencia 10 m.

Accesos: Góriz ( 3h 45 min ); Pineta ( 6h ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

# 1
calendar-icon07/09/2016
distance-icon20,361 Km duration-icon10:44 elevation-gain-icon2.257 m elevation-loss-icon2.257 m
calendar-icon13/09/2013
user-imageMikel Larrañaga Romeo
24,63 Kb.
# 2
calendar-icon07/09/2016
distance-icon28,616 Km duration-icon12:32 elevation-gain-icon3.237 m elevation-loss-icon2.357 m
calendar-icon25/09/2012
user-imageMikel Larrañaga Romeo
33,14 Kb.
# 3
calendar-icon24/09/2015
distance-icon15,682 Km duration-icon05:03 elevation-gain-icon2.449 m elevation-loss-icon922 m
calendar-icon24/08/2015
user-imageMikel Larrañaga Romeo
12,29 Kb.
# 4
calendar-icon28/07/2008
distance-icon19,716 Km duration-icon12:14 elevation-gain-icon1.392 m elevation-loss-icon1.359 m
calendar-icon26/07/2008
user-imageLandertravel
35,04 Kb.

comment-iconComentarios