Ir arriba

Track section

Agüero-Cabezón-Castellazo-Punta de Plan de Micas-San Miguel de Liso-Agüero
Roberto Gil Alonso
Fecha de realización
7 de octubre de 2013
Fecha de subida
30 de abril de 2018
Duración
10:36
Tiempo Detenido
No definido
Visto
12004 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Agüero-Cabezón-Castellazo-Punta de Plan de Micas-San Miguel de Liso-Agüero

 En la subida al Cabezón (1062 m) desde la collada de San Esteban (929 m), es mejor utilizar el camino de bajada. El de subida se dirige a unos mallos que quedan frente por frente de los Mallos de Agüero, pero luego el tramo de cresta está bastante sucio y hay que hacer alguna trepada. Por la otra senda se llega bastante bien al pie de la cumbfre del Cabezón. Sin embargo en los últimos metros se pierde y hay que internarse en la espesura. Al final se llega a la cumbre superando un leve resalte obstaculizado por un pino caído.


Desde la ermita de San Esteban no me gustó lo que vi del cerro Castellazo, placas rocosas muy verticales. Así que decidí ir al collado norte. Desde allí hay que tomar una vira herbosa a la izquierda (huella de paso en la vira), que accede a una canal empinada, pero que sin dificultades nos deja en la aérea cima.

Encontré algunas dificultades con el boj para acceder a la cresta cimera del pico de La Cantera de Artaso (1249 m). Después de varios intentos, escogí el camino más razonable. En la cresta hay un paso bastante estrecho, que se puede bordear por abajo hasta superar la vertical de la cima y luego acceder por el otro lado. Para descender regresé por la cresta hasta una brechita con huella de paso y bajé hacia el otro lado. Terreno un poco sucio hasta dar con la pista cortafuegos.

Al final de la pista cortafuegos sale un sendero que por la derecha bordea una primera punta y nos deja frente al último repecho para acceder a la Punta de Plandemicas (1203 m). En los metros finales se pierde y hay que subir por un bojedal. Quizás es mejor la opción de bajada, por ser más corta.


Después de desandar el camino me fijé en unas flechas plateadas colocadas en los arboles que invitaban a bajar hacia el barranco de Reacuba. La verdad es que yo no encontré huellas de senda en la bajada, aunque tampoco es que estuviera muy sucio. Pasé por las ruinas de una casa y algo más abajo di con un caminito que venía de la derecha y bajaba hasta el lecho del barranco. Un poco más arriba había unas ruinas. Después tomé una senda bastante perdida que también estaba jalonada con estas flechitas plateadas. Poco a poco se fue haciendo más nítida y finalmente sale a un camino más marcado que baja a San Miguel de Liso. En el desvío a la senda por la que venía indicaba "Peñalén".

La subida a las Rallas de San Miguel es algo empinada pero sencilla. Tiene dos puntas, la más alta es la oriental, a la que hay que trepar un poco. En medio de las dos hay una especie de pozo, quizás hubo un castillo o fortaleza en tiempos.
Después solo hay que seguir ya el GR 1 hasta Agüero, salvo para subi a la última cumbre. Al principio la senda es nítida pero acaba perdiéndose en la zona somital. La cumbre norte, a pesar de ser un poco más baja tiene mejores vistas. 

Comentarios