Ir arriba

Track section

track-iconLafortunada-Peña Solano-Lafortunada
Roberto Gil Alonso
arrow-iconFecha de realización
28 de julio de 2013
arrow-iconFecha de subida
3 de mayo de 2018
arrow-iconDuración
09:14
arrow-iconTiempo Detenido
No definido
arrow-iconVisto
8682 veces
Nivel de Ruido level-indicator

images-icon Imágenes

walker-mountain-icon
Lafortunada-Peña Solano-Lafortunada

Ascensión a Peña Solano por el camino de las fuentes de Fornos y posterior subida a la Collada de Ceresa. En tyodo momento es un camino balizado. Para ascender a Peña Solano primerohay que tomar una senda en dirección a la montaña, que en realidad bordea el monte por una faja. Hay que dirigirse a la entrada de una canal donde empezaremos a ver hitos. Es preferible trepar por la derecha de la canal que el terreno es más firme y luego salirse de ésta ya avanzar por la derecha entre boj y erizones. Tras pasar bajo una aguja tenemos que ir virando a la izquierda y un rastro de senda nos lleva hasta una horcadita (antes remontaremos una incómoda pedrera. Desde la horcadita una trepada a la derecha nos deposita en la cresta a pocos metros de la aérea cumbre. Las trepadas no creo que lleguen al II grado.

De la vuelta en la senda recorro la faja meridional. la senda se anda bien aunque parece que no es muy usada. Hay un punto en el que un desprendimiento se ha llevado un trozo y hay que pasarlo más arriba, es un corto trecho de matorral incómodo. Al final se transita por encima de una impresionante barranquera en la que lo más seguro es elevarse por la ladera evitando las trazas de senda que pasan por el borde (terreno muy empinado y muy suelto, muy peligroso acercarse al barranco). Finalmente se llega a una cresta con pinos por donde baja un PR que circunvala la montaña por el norte. Este sendero tiene tramos delicados, en los que baja poco marcado por laderas muy empinadas y de terreno suelto. La verdad para ser un PR me parecio bastante peligroso.

Una vez abajo sigo una pista hacia el norte, me salto un desvío y al final tengo que progresar por una loma, con una senda medio perdida. Suerte que al final me reencontré con el camino balizado que me dejó al final en Lafortunada.

comment-iconComentarios