Ir arriba

Track section

track-iconTárbena-Pas dels Bandolers-Sierra Ferrer-Sierra del Carrascal-Tárbena
Roberto Gil Alonso
arrow-iconFecha de realización
9 de abril de 2013
arrow-iconFecha de subida
5 de mayo de 2018
arrow-iconDuración
11:47
arrow-iconTiempo Detenido
No definido
arrow-iconVisto
6667 veces
Nivel de Ruido level-indicator

images-icon Imágenes

walker-mountain-icon
Tárbena-Pas dels Bandolers-Sierra Ferrer-Sierra del Carrascal-Tárbena

La bajada del Castillo de Tárbena está algo sucia y no hay camino, pero es un trecho corto. La subida al Tossal Groc también resulta algo incómoda y lo mismo hay que decir de su bajada hasta las casas próximas donde se toma un senderillo que entre bancales y olivos nos deja en la pista que descenderemos hasta el Barranc de Sacos.

La pedrera inicial para subir al Pas dels Bandolers es durísima. El paso implica alguna trepada por este lado, pero es fácil. Por el otro lado es una senda que se baja caminando. La subida hacia lo alto de la Sierra Ferrer se hace sin camino aparente. Para evitar el matorral yo me fuí arrimando a la peña subiendo por viras y fajas rocosas, pero sin llegar nunca a la cresta, que presenta pasos complicados y es recortada. Finalmente se llega a lo alto y luego es cuestión de seguir, ahora sí, una senda, con poco desnivel. Después de coronar lo más alto hay un tramo de cresta aguda, con precipicio a ambos lados, si bien la cresta es plana y regular y se puede pasar andando con muchas precauciones.

La subida a la Peña del Coll de Rates tiene senda marcada. En el Coll de Rates hay un restaurante con terraza, donde se puede degustar una cerveza de trigo que a estas alturas es gloria bendita. El tramo siguiente es una pista cementada y luego una buena senda balizada y cómoda de seguir. Para llegar luego a lo más alto de la sierra se siguen sendas menos definidas. En la bajada posterior encontré una vieja senda que me facilitó andar por estos terrenos agrietados y me llevó hasta una finca. Se cruza la valla y se toma ya un camino que nos lleva sin pérdida hasta la carretera. Hay que cruzarla y continuar por la ruta balizada. La última cumbre no tiene senda pero cuesta poco subir y el terreno está despejado. En la cumbre hay un montón de mojones de piedras.

comment-iconComentarios