Ir arriba

Track section

Sella-Tafarmaig-La Carrasca-El Comptador-Penyó Roc-Penyó Mulero-Peña de Sella-Sella
Roberto Gil Alonso
Fecha de realización
13 de abril de 2013
Fecha de subida
6 de mayo de 2018
Duración
10:30
Tiempo Detenido
No definido
Visto
10650 veces
Nivel de Ruido

Imágenes

Sella-Tafarmaig-La Carrasca-El Comptador-Penyó Roc-Penyó Mulero-Peña de Sella-Sella

Ruta dura y exigente, por terreno escarpado a veces y otras sin senda. Las dos primeras cumbres (Tafarmaig y La Moleta) no tienen acceso bien definido y hay que subir campo a través, por terreno de mal piso. Sin embargo en el acceso a la cresta de La Moleta me parecio distinguir un viejo camino que subía en cortas revueltas, pero muy abandonado. Luego se sigue por el Pas del Goleró, espectacular y se llega al pie de la cresta del Carrascal. Subí al punto más alto y continué hasta el Comptador. La cresta del Carrascal es una tortura, muy accidentada y cerrada de matorral. Poco a poco en la bajada de la cresta fui apreciando una difusa senda que me facilitó algo las cosas. La subida a la Peña del Comptador es sencilla, con alguna trepada. La cumbre es bicéfala, siendo la cima de la izquierda un poco más alta, pero las dos se pueden alcanzar bien desde el colldín que las separa.

De nuevo en el collado del Comptador y como no conocía el itinerario balizado subí por donde me pareció más fácil. Bajé un poco por la pista en dirección a Sella y subi luego hacia una brecha al pie de una aguja desgajada de la cresta. Desde ahí subí por un empinado corredor en la vertiente oeste y luego, cuando la cosa se ponía fea encontré rastros de senda que bordeaban hacia la izquierda soslayando así el tramo más escarpado y sin necesidad de trepar. Por lo que he visto en algunas reseñas la subida por las marcas rojas debe implicar más de una trepada, pese a lo cual también resulta más directa.

La cresta hasta el Penyó Mulero se hace bien y por sendero. también encontré senda con fitas en la subida a la Peña de Sella. La bajada hacia Sella se hace por un PR. Yo pensaba que sería un camino de mulas al uso, con numerosos zig-zags y cómodo, pero nada más lejos de la realidad. Es una bajada directísima que te deja las rodillas molidas a estas alturas.

Comentarios