Ir arriba

Track section

track-iconBárago-Mamozán-Castros de Ijande-Córcina-Peña del Castro-Bárago
Roberto Gil Alonso
arrow-iconFecha de realización
7 de junio de 2012
arrow-iconFecha de subida
27 de mayo de 2018
arrow-iconDuración
09:10
arrow-iconTiempo Detenido
No definido
arrow-iconVisto
8771 veces
Nivel de Ruido level-indicator

images-icon Imágenes

walker-mountain-icon
Bárago-Mamozán-Castros de Ijande-Córcina-Peña del Castro-Bárago


Ascensión desde Bárago por las Retuertas hacia Cucayo. Sin llegar al pueblo tomamos una bonita senda por una garganta a la izquierda (Este) del pico Mamozán. La subida a este pico por su vertiente sur es algo incómoda por el matorral pero no difícil.

La subida a los Castros de Ijande es sencilla, solo hay que apoyar un poco las manos al final. Cumbre aérea. La bajada del Córcina la hice primero por la cresta siguiendo sendas de rebecos y después por una inclinada canal, donde encontré una leve senda de animales que bajaba por su izquierda, pegada a la pared de ese lado. Incómoda y con mucha piedra suelta, pero la cuestión era atajar. Lo más difícil es la subida a la Peña del Castro. Hay que encontrar en el centro de la pared meridional la entrada de una cueva que cruza la montaña y nos deposita en una grieta al pie de la arista cimera. Hasta aquí es muy fácil y nada expuesto. La cueva es cortita por lo que no es necesaria la linterna. Desde la salida de la cueva hasta la cresta hay que trepar un muro bastante vertical de unos 5 metros. Lo más sencillo, aunque también es más expuesto es avanzar hacia la derecha hasta el punto donde se precipita en una canal chimenea. Ahora se hace una travesía hacia la derecha expuesta y con apoyos algo precarios. Son tres pasos nada más, pero hay que ir con pie firme. Después se llega a una zona con abundantes y buenas presas que nos permite salir por arriba sin problemas. Lo que nos queda de cresta hasta la cima es ancho y sin problemas. Descenso por el mismo itinerario, aunque si seguimos la cresta hacia el oeste podemos luego bajar por una vira diagonal, aparentemente fácil, pero con una caída tremenda que no permite un mal paso.

comment-iconComentarios