Almanzor (2.591 m)

user-image
remove-icon
Luis Alejos Escarpe
user-image
remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
20/06/2008
arrow-iconModificado
29/01/2016

Es la cúspide del Sistema Central. Se ubica precisamente en su alineación orográfica más aguerrida, la Sierra de Gredos que acoge una gran zona montañosa a lo largo de 50 Km. entre los puertos del Pico y Tornavacas. El nombre completo de la montaña es Pico de la Plaza del moro Almanzor.

Orometría

Almanzor es la cuarta cumbre de la península pro su prominencia, con 1.690 metros, ocupando esa plaza de manera indiscutible tras Mulhacén, Aneto y Torre Cerréu. La cumbre más elevada más cerca es el Tiro Tirso ( 2.639 m ), cima contigua al Llambrión ( 2.642 m ), que es el techo de los Picos de Europa, existiendo más de 327 Km. entre ambos.

Visión general del Sistema Central

El sistema central, como su propia denominación deja intuir, se ubica en una posición aproximadamente centrada dentro del territorio peninsular, dividiendo la meseta ibérica en dos mitades o "submesetas". Posee un desarrollo de unos 600 Km. de longitud en dirección ENE-WSW, con varias sierras superando los 2.000 metros de altitud y su punto culminante en la sierra de Gredos, en el pico Almanzor ( 2.591 m ), que, como se ha señalado, ocupa la posición cuarta en el ranking de las montañas peninsulares en cuanto a prominencia, por debajo de Mulhacén ( Sierras Béticas ), Aneto ( Pirineos ) y Torre Cerréu ( Cordillera Cantábrica ). Con esta lógica se puede identificar el sistema central como la cuarta cadena montañosa más importante en el ámbito peninsular. Al N. del sistema corre el río Duero y al S. el Tajo, constituyendo estas montañas la divisoria hidrográfica de ambos ríos, los más largos de los que corren en la península.

A diferencia de la cordillera cantábrica donde existe un predominio de materiales calcáreos, aquí encontraremos los de naturaleza silícea, destacando sobre todos ellos, los granitos que dan lugar, en general, a formas redondeadas. Sin embargo, la erosión da lugar a relieves muy originales y llamativos como los que se encuentra en la cuenca alta del río Manzanares ( La Pedriza ), con grandes cantos de formas imaginativas y diversas, piedras caballeras, así como apuntadas agujas o Galayares, perfilando algunas líneas de cumbres. El modelado glaciar se encuentra presenta en las montañas más elevadas dejando como huella algunas lagunas como las de Peñalara o Gredos.

Por levante, los inicios del sistema central son difusos al no existir un accidente realmente relevante que lo señale. En el entorno del histórico Medinaceli, se reúnen las cuencas de los tres grandes ríos: Ebro, Duero y Tajo. Entre la cuenca alta del Jalón, la meseta Alcarreña y los monótonos páramos de Barahona se alza la sierra Ministra con suaves lomas que constituyen los verdaderos prolegómenos de la cordillera. Hacia el W. existen algunas estribaciones más claras, con mucha mayor entidad, como son las sierra de Bodera y Pela, antecediendo al Alto Rey ( 1.858 m ). Esta cumbre alcarreña es, sin duda, la primera cota realmente significativa del sistema central por el E., enlazando con la importante Sierra de Ocejón ( 2.049 m ), cuya cumbre es el dosmil más oriental de la cadena. Más adelante se inicia la sierra de Ayllón que se extiende hasta el puerto de Somosierra ( 1.445 m ), no sin antes culminar en el Pico del Lobo ( 2.274 m ).

El puerto de Somosierra es el final de la sierra de Ayllón, a veces sobreconocida como la sierra Pobre, y da inicio de la sierra de Guadarrama, la apodada sierra Rica, ya que en ella se instalan las urbanizaciones, las estaciones de esquí que le dotan de un mayor potencial económico y turístico que la anterior, que sin embargo mantiene un paisaje menos impactado por la huella del hombre cerrando el horizonte de los pueblos negros y rojos.

Lomas desgatadas y monótonas pero con altitudes que llegan a superar los 2.200 metros, conducen, entonces, a Peñalara ( 2.428 m ), la montaña más emblemática de la denominada habitualmente, "Sierra Norte de Madrid". Aquí el glaciarismo es bien patente, formándose un pequeño conjunto lagunar acogido bajo el parque natural de la cumbre, circo y lagunas de Peñalara. Tampoco podemos dejar de citar aquí por su elevada singularidad la cuenca alta del río Manzanares. La llamada "Pedriza del Manzanares" o, simplemente, "La Pedriza", ofrece un paisaje tan original como apasionante, y que ofrece uno de los lugares más interesantes y singulares de España para la práctica de la escalada.

Cuando la sierra de Guadarrama se esfuma, comienzan a aparecer las estribaciones de la sierra de Gredos. La parte oriental se encuentra separada en varias unidades separadas por marcados puertos: Mijares, Serranillos, Puerto del Pico. Al E. de este último se elevan las torres graníticas de El Torozo ( 2.021 m ), un terreno que ofrece un paisaje insólito y magníficas escaladas. Al otro lado del puerto del Pico comienza el núcleo central y, verdaderamente, importante de la sierra de Gredos. La primera cumbre destacada es La Mira ( 2.343 m ). En esta zona se elevan los afilados Galayos. Más al W. se eleva el núcleo de montañas más peculiares de Gredos envolviendo al circo de Cinco Lagunas. Son también las cumbres más elevadas y las que ofrecen un corte totalmente alpino. Es aquí donde encontramos al Almanzor ( 2.591 m ), El Peñón del Casquerazo ( 2.436 m ),  La Galana ( 2.572 m ) o la Mogota del Cervunal ( 2.426 m ), enlazadas por recortados cresteríos como los Tres Hermanitos o el Cuchillar de las Navajas. Más al W. también aparecen las lagunas y la cordillera mantiene altitudes muy importantes. El punto culminante es La Covacha ( 2.399 m ). El sistema central prosigue su desarrollo perdiendo altura al Puerto de Tornavacas ( 1.274 m ) para enlazar con la sierra de Béjar. En esta serranía vuelve a aparecer el predominante paisaje de grandes lomas del sistema central, pero manteniendo altitudes muy importantes: Canchal de la Ceja ( 2.428 m ). No obstante serán ya las últimas montañas de dosmil metros.

La siguiente cadena importante es la conocida Peña de Francia ( 1.728 m  ), que culmina en el Pico La Hastiala o La Hasteala ( 1.735 m ), dando forma al territorio por encima del parque natural de Las Batuecas. Dentro del territorio español, la sierra de Gata ( 1.519 m ) es la última sierra del sistema central, que se prolonga, a partir de ella, por tierras de Portugal. Todavía queda, sin embargo, un macizo destacado e importante, la serra da Estrela, que alza el pico Torre ( 1.993 m ), la máxima altura de Portugal dentro de su territorio continental. Se trata de un paraje urbanizado pero donde abundan las lagunas y no exento de belleza.

La sierra de Gredos

 En la actualidad es habitual considerar la sierra de Gredos, y así lo hacen los mapas del IGN, el fragmento del sistema central entre San Martín de Valdeiglesias, al W. de la comunidad de Madrid, y la localidad salmantina de Béjar, sumando 127 Km. longitudinales, recogiendo tota la unidad montañosa que cierra por la margen derecha al valle del Tiétar. Se divide entonces el macizo en tres unidades o sectores:

 

  1. Sector oriental: Entre San Martín de Valdeiglesias y el puerto del Pico. Con las sierras del Valle, Cabezo y Torozo, siendo el cerro del Cabezo ( 2.191 m ) su máxima altura.
  2. Sector Central: Entre el puerto del Pico y el puerto de Tornavacas. Engloba las cumbres más elevadas y sobresalientes de la cadena e incluye al techo del sistema central, el Almanzor ( 2.591 m ).
  3. Sector Occidental: Entre le puerto de Tornavacas y Béjar. Es la llamada sierra de Béjar o de Candelario, con el Canchal de la Ceja ( 2.425 m ) como punto culminante. 

 

Desde la Plataforma de Gredos

El punto de partida habitual es la Plataforma de Gredos (1.750 m), accesible por carretera desde Hoyos del Espino. Un ancho camino empedrado se eleva junto al Río Barbellido, dando un giro para situarse en el Prado de las Pozas (1.900 m) (0,30), donde hay refugio con guarda. Tras recorrer la extensa pradera vadeamos el Río de las Pozas sobre una pasarela de cemento que rompe la estética del paisaje.

Continuando por una pedregosa senda con ocasionales tramos herbosos, alcanzamos el Alto de los Barrerones (2.170 m) (1,15), situado en las estribaciones del Morezón. Al perder altura por la vertiente. opuesta; van surgiendo las prestigiosas cumbres del Circo de Gredos. Descendiendo entre espesos piornos y atravesando varios arroyos, al poco de dejar a la derecha la denominada Trocha Real que se dirige al Gargantón, llegamos a la ribera oriental de la Laguna Grande. Al recorrer su orilla entre bloques de granito, si el nivel de las agujas es alto y no nos queremos descalzar, tendremos que salvar un pequeño acantilado
con la ayuda de un cable. Este inesperado paso de entrada a la zona de canchales con retazos de pradera que circundan el amplio Refugio del Circo de Gredos (2.000 m) (2,15).

Siguiendo (SW) un itinerario balizado con hitos, después de cruzar la torrentera alcanzamos la pedregosa Hoya Antón (2.150 m) (3,00), lugar de confluencia de varios cursos de agua. Tenemos a la vista (SW) el característicos Canalón de la Bermeja, por el cual nos elevaremos hasta el rellano donde la canal se parte en dos. Dejamos entonces (SW) el ramal de la Portilla de la Bermeja, remontando por nuestra derecha (W), conforme indican los hitos, un empinado y descompuesto corredor, encajonado entre dos espolones, que culmina en la Portilla del Crampón (2.540 m) (4,15).

Una vez en el paso clave de la ascensión, dominando la caótica Garganta Tejea en la vertiente meridional de la sierra, damos un breve rodeo horizontal en busca de la cara SW, a fin de trepar por las terrazas que conducen al pie de las cimas gemelas. En ambos casos los bloques superiores están defendidos por un corto muro (II). En la cota meridional destaca el vértice geodésico del Almanzor (2.591 m) (F+) (4,30) (2,15 del refugio), cúspide del Sistema Central.

Vamos a volver por el itinerario considerado como la ruta más practicable mientras persiste la nieve. Tras descender del torreón cimero nos dirigimos (N) a la contigua Portilla de los Cobardes (2.530 m), con ánimo de flanquear el recortado Cuchillar de Ballesteros por los canchales de su ladera oriental, hasta salir a la extensa depresión del Venteadero (2.518 m) (5,15). Desde los dos extremos se pueden alcanzar las agujas del Cuchillar de Ballesteros (2.571 m). A continuación nos situamos en la base del airoso Ameal de Pablo, prolongando el descenso (SE) por una vaguada que no tarda en transformarse en barranco. Aunque se puede bajar por su fondo, junto al lecho de la torrentera, es más conveniente utilizar las terrazas y pasillos herbosos del lado izquierdo.

Al llegar a la Hoya Antón, si proseguimos junto al curso de agua principal por colosales canchales que recuerdan el origen glaciar del circo, contemplaremos cascadas y el atractivo Charco de la Esmeralda, antes de desembocar en la Laguna Grande (2.000 m) (6,30), para retornar nuevamente por los Barrerones (2.170 m) a la Plataforma (1.750 m) (8,30).

La vía normal de la cara S.W. del Almanzor, accesible desde el Norte por la portilla de los Cobardes y desde el Sur por la portilla del Crampón, cuenta en este segundo caso con una variante de similar nivel, consistente en llegar a dicha horcada por la cresta que se eleva de la Portilla Bermeja (2.405 m) al Risco de la Portilla del Crampón (2.570 m).

En cuanto a los itinerarios de aproximación, aunque son diversos e interesantes, las largas distancias y el fuerte desnivel que es preciso superar en todos los casos, a excepción de la ruta de la Plataforma, hacen que se utilice ésta de forma sistemática. En la vertiente septentrional la alternativa más adecuada es partir de Navalperal de Tomes (1.300 m), remontando íntegramente el curso de la singular Garganta de Gredos, hasta la Laguna Grande. Desde la vertiente meridional de la sierra, tomando como referencia el Raso, cabe aproximarse por pista forestal hasta la Garganta de Tejea, remontándola y superando las características Canales Oscuras para enlazar con la cara SW del Almanzor. Ambas opciones son particularmente indicadas como rutas
de retorno.

Cara Norte clásica (AD+)

Una de las vías clásicas de dificultad media más conocidas es la clásica Norte al pico Almanzor (2.591 m ).

La ascensión arranca a la derecha del contrafuerte que desciende directamente de la cima, superando unas primera rampas fáciles de pendiente moderada (35º) que conducen a una la marcada canal oblicua de entrada ( diagonal hacia la izquierda). El primer largo de la escalada remonta la canal (50º). La reunión se realiza al pie de un estrechamiento donde según las condiciones de nivación deberemos superar una pequeña cascada de hielo (70º) o remontar una chimenea sobre terreno mixto (III+). Más arriba una fácil pala de nieve (45º) nos aproxima a un nuevo corredor oblicuo (50º) que conduce a una pequeña brecha anterior a las rocas donde se encuentra el vértice geodésico del Almanzor ( 2.591 m )(AD+), al que se accede por una fácil trepada. 

 

Cara Norte Almanzor

 

El descenso se realiza por la vía habitual, destrepando al principio la vertiente S ( posibilidad de rapel ) para luego realizar una travesía horizontal hacia la portilla del Crampón, donde un descenso fácil nos lleva al refugio Elola.

Cotas Restantes

Antecima Norte de Almanzor ( 2.589 m ).

Risco del portillón del Crampón o Peña del Esbirladero ( 2.562 m ).

 

Accesos: Plataforma de Gredos ( 4h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios