Ir arriba

Tauro, Montaña del (1219 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
15/02/2013
Modificado
15/02/2013
5
Tauro es una de las montañas emblemáticas de Gran Canaria. Está situada al SW de la isla en uno de los largos tentáculos que, desde la caldera de Tejeda, bajan al Atlántico encima de playas que recogen su nombre, como son las de Tauro y Taurito.

Era una montaña sagrada para los antiguos que, en su cumbre, rendían culto al dios Alcorán. Tiene forma de pirámide truncada, con una ancha meseta en su parte superior y unos espectaculares farallones verticales de 800 metros sobre le valle de Mogán, que se estira a sus pies.

El acceso más sencillo es desde la degollada (collado en canario) de Tauro, pero hay que llegar hasta allí en automóvil. Está en la carretera GC-505 que va de Arguineguin a Soria, desviándose a la izda en el Barranquillo de Andrés, desde donde se llega a la degollada por una carretera estrecha, de fuerte pendiente y cerradas curvas. En el alto, con vistas sobre los embalses, el sitio para aparcar es muy escaso.

Desde la degollada de Tauro

Se sale de la degollada (915 m) por un empedrado camino real y en media hora se alcanza la degollada de La Laja, un collado entre pinos. Se toma la bifurcación a la izda y por un pinar limpio, se llega a la cumbre (1219 m) (1,15). Una pequeña pirámide de piedras nos hace imaginar los ritos religiosos que se celebraban allí en la antigüedad.

Tomamos dirección W y al acabar la meseta cimera se baja por un sendero hasta acercarnos al corte sobre el valle de Mogán. Es el Mirador de Altos de Montaña, desde el que la vista es espectacular: 800 m por debajo de nosotros el valle de Mogán, cubierto al otro lado por la larga sierra en la que están La Fortaleza y los Tabaibales. Detrás de ella vigila la llamativa cumbre picuda de Lobas y muy detrás al fondo se asoma el gigantesco Teide, llamando desde Tenerife. Un poco más a la derecha, el macizo de Inagua, en la ladera S de uno de cuyos montes, la montaña de Ojeda (1366 m), destaca una mancha de rocas de colores, llamada los Azulejos, muy visible desde la carretera que va a La Aldea.

Desde allí podemos retornar al punto de partida en 45 minutos a través de la cercana degollada de La Laja. Pero, disponiendo de tiempo y de la posibilidad de combinar la vuelta para recuperar el coche que hemos dejado en la degollada de Tauro, vale la pena hacer el recorrido de la larga crestera que nos bajará al pueblo de Mogán por el espectacular paso de Laderones.

Hay una cómoda pista que sigue a lo largo del cordal, dejando a la dcha una serie de pequeñas cotas, todas ellas adornadas con su correspondiente pirámide de piedras, con lo cual le han quitado toda la poesía que nos habíamos construido en la cumbre sagrada de Tauro. En la ladera de la primera de las cotas (1170 m) debe de estar la cueva en la que han encontrado calaveras prehispánicas.

Nos cruzamos con la PR GC-45 señalada con una cartel, cerca de una casa de piedra sin tejado y luego llegamos a la degollada de Las Lapas (2,30), desde la que volvemos a ver abajo el valle de Mogán. Allí empieza la montaña de Guirre, con varias cumbres, que vamos dejando a nuestra dcha.

Al terminar el Guirre, la pista tuerce a la dcha y se asoma por el W al corte en el Paso de los Laderones (748 m) (4,00). La entrada en el anfiteatro es impresionante pero luego el camino es muy fácil de seguir. Está muy bien mantenido y balizado. Va bajando en lazadas perdiendo en seguida altura por lo que es la Hoya de los Laderones, y acaba llegando a la carretera muy cerca del Molino de Viento, un kilómetro al S del pueblo de Mogán. (5,00). Habrá que tener prevista la recuperación del coche.

Evidentemente el recorrido puede realizarse en sentido contrario, saliendo del pueblo de Mogán, empezando por la dura subida al paso de los Laderones y haciendo la travesía de la crestera hasta la Montaña de Tauro, para bajar a la degollada de Tauro. Ese recorrido figura en la ficha de Guirre (979 m).

Accesos: Degollada de Tauro (1h 15 min); Mogán (3h 45 minin).

Catálogos

Imágenes

Comentarios