Ir arriba

Bandama (575 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
06/04/2013
Modificado
06/04/2013
1
El pico de Bandama es un cono que se eleva sobre el cráter volcánico más bonito de Gran Canaria: la caldera de Bandama. El pico está servido por una carretera de algo más de 1km que vence en unas cuantas curvas en hélice los 100 m de desnivel hasta la cumbre, y que constituye el único acceso para subir, pero tiene unas magníficas vistas sobre el litoral E de la isla y, sobre todo, sobre la caldera, un fenómeno geológico digno de ser visitado. La caldera de Bandama, protegida por unos enormes paredones en la mayor parte de la circunferencia, es un verde oasis con palmeras y olivos, al que se llega por un camino de lava, muy pendiente y muy bien mantenido, que salva los 200 m de desnivel. Constituye un gran reclamo turístico pero suele estar prácticamente vacía.

El punto de partida es el caserío de Bandama, al NE de la isla, al que se llega por la carretera local GC-802, que lleva de Tafira al campo de golf de Bandama y a La Atalaya, para bajar a Telde.

Desde el caserío de Bandama

La carretera llega hasta la parada del autobús de Bandama (450 m).

Para puntuar el pico de Bandama, y si queremos hacerlo a pie, tardaremos 20 min en subir el kilómetro asfaltado largo que nos lleva desde las casas de Bandama hasta el mirador de la cumbre.

Para visitar el fondo de la caldera, dejaremos la pista asfaltada en un mirador, del que sale el camino, flanqueado por muros de piedra negros, que baja a la caldera. En seguida llegamos a un mirador circular, desde el que se divisa el cráter completo y luego serpentea hacia abajo llevándonos hasta las casas del fondo de la caldera. Hay una casa abandonada al lado de un eucaliptus gigante y yéndonos a la izda llegamos a la casa donde se supone que vive en solitario Agustín, con unos pequeños cultivos y animales (220 m) (0,30).

Vale la pena hacer con calma el recorrido de toda la vuelta de la caldera, completamente llano, que suele hacerse en el sentido de las agujas del reloj. No hay más que seguir el camino. Se va al pie de unos grandes farallones y con varios oasis de arbolado en los que pararse y descansar. En el flanco S se puede subir hasta la base de la pared para visitar unas cuevas y un depósito de agua. Al final, en 45 minutos llegamos al grupo de casas donde hemos comenzado la vuelta. El recorrido del fondo de la caldera, lo que llaman el sendero interior, tiene sólo 1 km de largo.

En otros 45 minutos desandamos el camino de lava que nos sube a los miradores y a la entrada de la caldera (2,00).

También existe otro sendero que hace el recorrido exterior de la caldera, saliendo del caserío de Bandama. La circunferencia completa son 3,7 km.

Accesos: Caserío de Bandama (20 min ); Caldera de Bandama (30 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios