Ir arriba

San Quiles (1274 m)

remove-icon
Fernando Sobrevilla Caso
Fecha Alta
28/05/2013
Modificado
10/11/2017
1

El Pico de San Quiles o San Quilez se encuentra en el Sistema Ibérico Zaragozano y está ubicado en la Sierra de Santa Cruz. En su cima, además del vértice geodésico, se halla el peirón de San Quiles, al cual suben en romería en el mes de agosto, los habitantes de Val de San Martín. En el pueblo lo denominan cariñosamente peirón de San Quilico (pronunciado por algunos Quirico), por tratarse de un santo niño. Lo mandó construir doña Rita "la Lozana" de Daroca, por lo que se recitan los siguientes versos a propósito de este hecho:

"San Quilico, San Quilico,
quién te ha puesto en el peirón,
doña Rita de Daroca
que me tiene devoción".

Desde el puerto de Balconchan (T1)

Desde el alto de la carretera que une Balconchan con Used (1196 m), una cómoda pista, llega hasta las inmediaciones de la cima, cubierta por la vegetación.

Desde el Km.8 de la carretera de Daroca-Val de San Martín

Itinerario muy penoso, dificultado por la cerrada vegetación.

Con nuestro objetivo al frente, que aparece cubierto por la espesa vegetación, partimos de la pequeña explanada donde hemos aparcado, cruzando la carretera y tomando la pista que se halla justo enfrente y en suave ascenso, dejamos en breve a nuestra derecha, un campo de cereal ya recolectado, y al cual desembocaremos en el descenso. Tras dejar atrás el mencionado campo, seguimos entre carrascas, para enseguida llegar al punto donde la pista se difumina por completo (1035 m). En el mapa aparece una traza que alcanza el Collado de las Cañadas (1105 m), pero en este punto donde nos encontramos la espesa vegetación a engullido todo rastro de senda o pista, así que optamos por seguir de frente, internándonos entre la exuberante vegetación, compuesta principalmente por quejigos y jaras, y por donde el avance en todo momento es lamentable y penoso, en el que tenemos que abrirnos paso continuamente usando pies y manos, e incluso en alguna ocasión rompiendo algunas ramas. Tras unos 15 min. de lento y penoso avance, alcanzamos un pequeño tramo de rocas libre de vegetación, (1087 m.) que nos sirve de alivio. En fuerte pendiente remontamos la pedrera, pero enseguida volvemos a internarnos en la espesura. A nuestra derecha observamos la cumbre del Reventón y el Collado de las Cañadas, que separa la mencionada cumbre de nuestro objetivo y el cual parece que muestra una vía de acceso más limpia de vegetación, pero el llegar a él, iba a resultar igualmente un autentico calvario, así que continuamos abriéndonos paso hacia unos visibles escarpes rocosos situados bajo la arista cimera y los cuales alcanzamos tras volver a superar un lamentable tramo de vegetación.

Ahora bajo los mencionados escarpes, avanzamos hacia la derecha por pedregoso terreno, pero de apenas vegetación, para enseguida girar a la izquierda y por una pequeña canaleta, que se abre entre los escarpes, nos elevamos entre algunos arbustos, alcanzando enseguida el lomo del cordal (1254 m.), el cual seguimos hacia la derecha y por rocoso terreno y vegetación de escaso porte, llegamos al vértice geodésico, donde a unos 10 m. del mismo, se encuentra el gran peirón donde se halla la talla de San Quiles.

Iniciamos el descenso rebasando el gran peirón, para en breve girar a la derecha y con vistas al frente de la cumbre del Reventón y el Collado de las Cañadas, vamos descendiendo entre abundante vegetación, compuesta ahora por pinos y jaras, pero la cual vamos superando mucho más cómodamente y por una serie de escalonadas terrazas, vamos perdiendo altura hasta desembocar en una difusa senda, donde la vegetación es de escaso porte y siguiendo la misma hacia la derecha, llegamos al Collado de las Cañadas (1105 m). En el collado la senda desaparece, por lo que descendemos por nuestra izquierda, avanzando entre dispersas carrascas que pueblan esta ladera del Reventón y evitando el fondo de un pequeño barranco que llevamos a nuestra derecha, donde la vegetación es más abundante, hasta desembocar en el campo de cereal que habíamos dejado atrás en los primeros compases del ascenso y tras cruzar el mismo, alcanzamos la pista, la cual seguimos hacia la izquierda, para en breve llegar al punto de partida.

Accesos: Km.8 carretera Daroca-Val de San Martín (1h 20 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios