Ir arriba

Común, Punta del (1.191 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
13/06/2013
Modificado
20/03/2017
4

En los conglomerados de tránsito entre las Sierras Exteriores prepirenaicas y la Depresión del Ebro, por efecto de la erosión y la meteorización de las rocas, se han ido configurado algunos macizos de espectacular relieve en los que se manifiesta un característico modelado con forma de pináculos o torreones de gran altura y perfil redondeado que en Aragón reciben el nombre de Mallos.

Probablemente los más conocidos sean los impactantes Mallos de Riglos aunque hay otros magníficos ejemplos de gran valor paisajístico, como los vecinos de Agüero o los de Ligüerri en la no muy lejana Sierra de Guara.

La Punta Común (1.191 m) y la Peña Rueba o Ruaba (1.176 m), también llamada Mallos de Murillo, se alzan entre los Mallos de Agüero y Riglos, separadas de estos últimos por el curso del río Gállego. Por capricho de las delimitaciones administrativas, que no siguen siempre la lógica geográfica, los municipios de Agüero y Las Peñas de Riglos pertenecen a la provincia de Huesca mientras que Murillo de Gállego, situado entre ambos, forma parte de la provincia de Zaragoza aunque se halla integrado en la Comarca de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca. La Punta Común (1.191 m), como su nombre parece indicar, es cima compartida por Murillo y Agüero y señala por lo tanto el límite entre Huesca y Zaragoza.

Desde Agüero

En lugar de entrar a Agüero por el S., seguimos la carretera que circunvala la población por el E. y accede a la zona alta del municipio pasando junto al cementerio. Poco antes del primer edificio, la residencia Virgen del Llano, vemos unos indicadores que marcan el inicio del sendero que nos va a servir de aproximación. Hay algo de espacio para aparcar junto al vial (725 m).
Tomamos el itinerario de Carvavilla (NE) que, en su tramo inicial, comparte ruta con el Sendero Circular a los Mallos de Agüero (en este caso lo hacemos en sentido antihorario). El camino asciende en paralelo al Barranco de la Fuente del Piojo y alcanza la Collada de Pedro (847 m)(0,20), punto en el que se deja a la izquierda el sendero que rodea los Mallos y que puede utilizarse como alternativa para el recorrido de vuelta, algo muy recomendable pues permite una visión completa de estas curiosas formaciones geológicas. Continuamos ahora hacia la derecha por una pista que abandonaremos apenas 80 m después cogiendo un sendero que sale a la izquierda (N) y que, algo más arriba (901 m), se divide en dos. Cruzando un portillo, seguimos el ramal de la derecha y, prestando atención a las marcas blanquiazules de la ruta de Carcavilla (escasas pero en los puntos precisos), remontamos hasta el collado de la Barrera del Estanco donde se abren las vistas hacia el Embalse de la Peña y el Pirineo (1.058 m)(0,55).

Abandonamos el sendero balizado, que emprende a partir de aquí el descenso hacia la ermita de San Chinés y nos desviamos a la derecha por una senda (Cairn en el inicio) que se dirige (S) hacia la Punta Portolás (1.141 m) bajo cuya cima de aprecia un rodal de pinos. Flanqueamos la Punta en diagonal por el E. y, tras atravesar una escotadura entre dos peñascos, descendemos ligeramente hasta el collado occidental de Punta Común (1.119 m), situado ante una pared rocosa. Continuamos por la derecha del contrafuerte y ascendemos en pequeños zig-zags hasta un ligero rellano desde donde se alcanza por la derecha la cresta cimera. Progresando por el filo de la arista se llega sin complicaciones hasta la cumbre (1.191 m)(1,20).

Si el tiempo acompaña, las vistas sobre la Sierra de Santo Domingo, San Juan de la Peña y la Peña Oroel con el Pirineo al fondo son extraordinarias. Conviene avanzar unos metros más hacia el E. del vértice geodésico para poder contemplar también las paredes de la vecina Peña Rueba (1.176 m)

Accesos: Agüero (1h 20 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios