Ir arriba

Sousa, Punta (1.284 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
12/07/2013
Modificado
12/07/2013
5
Aunque con el nombre diferenciado de Sierra de Salinas, esta cadena montañosa forma parte de la alargada Sierra de Santo Domingo y se extiende al S. de las poblaciones que le han dado la denominación: Salinas de Jaca y el originario Salinas Viejo, actualmente abandonado.

En ella destacan tres cimas alineadas al E. de La Osqueta (1.170 m), un característico tajo con forma de W que permite el paso entre las vertientes N. y S. de la Sierra. Se trata del Pico Sousa o Saosa (1.284 m), la Punta Chuata o Solaniella (1.201 m) y el Cerro de la Casterella (1.188 m). Sobre la primera de ellas se alza una caseta de vigilancia forestal a la que se llega fácilmente por una pista de servicio, lo que la convierte en la cumbre más accesible del sector.

Desde Villalangua

Al S. del pueblo (640 m), se toma el itinerario P.R.-HU-97 (Villalangua-Agüero) descendiendo hacia una pasarela peatonal que permite cruzar el río Asabón. En la orilla opuesta se enlaza con una pista que lleva en diez minutos al inicio del antiguo camino de herradura que comunicaba el valle con Salinas Viejo. El sendero arranca a la izquierda de la pista junto a un hermoso roble (Indicador)(670 m)(0,15) y asciende entre campos de labor en paralelo a una acequia, entroncando más adelante con otro camino procedente de Salinas de Jaca, lugar donde también se puede empezar el recorrido (757 m)(0,25).
La ruta se interna a continuación entre las paredes verticales de la espectacular Foz de Salinas, alcanzando una bonito salto de agua que resulta especialmente atractivo en primavera, cuando el caudal es más abundante (798 m)(0,35). Cruzamos después un pequeño puente que salva un derrumbe del camino y llegamos a la iglesia de Salinas Viejo que aún se mantiene en pie aunque su estado es bastante precario (921 m)(1,00). Aunque no lo parezca por su aspecto arruinado, este antiguo asentamiento fue centro y ayuntamiento de una amplia zona al N. de la Sierra de Santo Domingo y su historia se remonta 1.000 años atrás hasta los tiempos de Ramiro I, primer rey de Aragón.

El camino salva más adelante la cabecera del Barranco Salau y enfila luego entre pinares hacia el visible Achar de la Osqueta, al que se llega por la escotadura occidental de la W (1.170 m)(1,35). Una vez en el Portillo de la Osqueta, seguimos unos metros a la izquierda (E,) por una faja horizontal y nos desviamos (SE) hacia la Collada Rasiello (1.123 m), donde se encuentran los Corrales de la Rabosera y un refugio de color verde. Antes de alcanzar los corrales se enlaza con la pista de servicio de la caseta de vigilancia forestal (1.140m)(1,45), por la que se asciende en amplias zetas hasta que ésta concluye. Seguimos entonces una empinada senda que se eleva hasta la cercana cumbre (1.284 m)(2,10)
Variante: A partir de la Osqueta, en lugar de descender hacia la Collada Rasiello (1.123 m) se puede seguir de frente por la faja (E) para entroncar con la última curva de la pista. Es más corto pero hay un tramo sin senda en el que hay que trepar entre bojes y resulta algo incómodo.

Desde Agüero

En Agüero (720 m), ascendemos por sus empinadas calles hacia la zona alta de la población y bordeamos los Mallos por la vertiente occidental, siguiendo un sendero que transcurre pegado a la base de estas imponentes formaciones de conglomerado. Al alcanzar un rellano (740 m), cerca de una caseta, se continúa por la izquierda camino de Villalangua y se entra en la Foz de Pituelo, un bonito tramo en balcón sobre el Barranco de Castillo Mango (o de La Rabosera) desde el que se obtienen buenas vistas de los Manzargos y las Puntas Chotero y Repicón, unos roquedos de estructura geológica similar a la de los Mallos aunque de menor desarrollo vertical. El sendero deja atrás la Cueva de Al-Foraz, atraviesa un estrecho paso entre peñascos y desciende suavemente hacia el Barranco para cruzarlo más adelante (724 m)(0,50).

Ya en la otra orilla, ascendemos hacia el Solano Jiménez donde encontramos una antigua edificación (840 m) y seguimos ganando altura, atajando las revueltas de una pista, hasta alcanzar una segunda construcción (920 m). La ruta progresa entonces hacia el N. encaramándose al cordal de Solano Blasico (989 m), donde gira al W., flanquea después el Cerro Salcerola (1.146 m) y llega al Collado Picha, punto en el que se juntan varias pistas (1.079 m)(2,05).

Avanzando de frente (N)(Indicador a Villalangua) por la Vereda de Tres Obispos (Vía Pecuaria), se traspone el collado occidental de la Punta del Rey (1.171 m) para descender seguidamente a la Collada Rasiello (1.123 m)(2,40), desde donde se continúa por la pista del puesto de vigilancia forestal hasta la cima (1.284 m)(3,05).

Accesos: Villalangua (2h 10 min ); Agüero (3h 05 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios