Ir arriba

Cuchiblanga, Peña (2.023 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
03/10/2013
Modificado
03/10/2013
1
A la entrada del valle de Panticosa, sobre la orilla derecha del río Caldarés que baja del Balneario encontramos, bien apostada sobre el defiladero, la afilada cumbre de la Peña Cuchiblanga o Cuchiblanca ( 2.023 m ). Aunque se puede reconocer desde muchos lugares del valle por su silueta estilizada y atractiva resulta poco conocida y aun menos ascendida.

Desde la carretera del Balneario de Panticosa, Vía de los Sarrios (PD-)

Subiendo por la carretera que conduce al balneario de Panticosa, en el Km. 6,500, justo después de la segunda curva de la primera lazada o "Z", parte, a la derecha de un muro de hormigón que previene la caída de piedras sobre la calzada, un pequeño sendero. Resulta difícil de reconocer desde la carretera justo en su inicio. Se puede aparcar el coche un poco más adelante, en una pequeña explanada a la derecha a unos 250 m. de este lugar. Tras descender esa distancia por el asfalto y alcanzar el borde del muro, se puede entonces identificar bien la senda, sin balizaje pero patente ( 1.298 m ).

La senda remonta una ladera cubierta por matorral de boj y se dirige a lo alto del tendido eléctrico que une el balneario con Panticosa/Pandicosa. Ya por encima de él, prosigue, dejando a la derecha una ramificación menos marcada y alcanza un mirador por encima del valle. De frente tendremos la estribación S. de la Cuchiblanga, cuya mole rocosa bordearemos hacia la izquierda, perdiendo algo de altura en el entronque con la misma, para, a continuación, progresar entre las paredes y el fondo del barranco Losera. El torrente discurre más abajo, pero la senda mantiene una tímida progresión ascendente entre algo de arbolado con lo que el arroyo se situará cada vez más cerca. Al final, el sendero llega a una antigua presa sin mantenimiento que recepcionaba las aguas del valle ( 1.550 m ). A partir de aquí el sendero se apartará de nuestro objetivo, pasando a la orilla contraria del valle.

Continuaremos entonces por el fondo del barranco, siguiendo sin sendero la orilla izquierda. Al aproximarnos a una cascada, superaremos el escalón por algunas gradas descompuestas y humedas (I), y seguidamente abordar a la derecha una ladera de roca y hierba pronunciada que permite avanzar hacia el collado N. de Cuchiblanga ( 1.955 m ). Antes de alcanzarlo, cruzar un espolón secundario para situarnos en una canal herbosa más a la derecha, justo en la vertical del pico y avanzar hacia su base.

La vía normal es el sendero que utilizan habitualmente los sarrios para alcanzar la cumbre. Es un sendero bien marcado en su segunda mitad aunque presenta exposición por el tipo de terreno y la pendiente que iremos flanqueando hacia la derecha. Bajo la cima, abordar en diagonal ascendente unas gradas rocosas inclinadas (II) que nos depositan en una cornisa herbosa, donde la senda se hace más patente. Esta realiza una travesía hacia la derecha ligeramente por encima de un pino (II). Las dificultades terminan aquí, pero el sendero se mantiene algunos metros sobre la inclinada ladera de hierba (I) desembocando en la cresta, muy cerca de la cúspide de la Peña Cuchiblanga ( 2.023 m )(PD-). Esta vía, aunque es la más simple, resultará más delicada para descender.

Arista N. (PD)

El entronque del collado ( 1.955 m ) con la peña forma una arista que eleva varios gendarmes rocosos muy agudos. Aunque aérea no presenta dificultades notables para ser recorrida ( varios pasos de II ), coronando la serie de agujas que anteceden a la cumbre.

Desde el collado ( 1.955 m ) remontar un primer resalte constituido por lajas fáciles y tumbadas (II-). Continuar a la izquierda hasta la primera aguja (II-) y destreparla (II) para afrontar un segundo gendarme también afilado (II). Tras otro pequeño destrepe (II) afrontamos el tercer diente con un paso aéreo en su cima (II). Nos dirimos entonces hacia el entronque con la peña. En una pequeña escotadura hay un pino con una cinta que permitiría asegurar el seguiente tramo o efectuar un corto rápel a la derecha como itinerario de descenso del pico. Sin embargo, por encima del pino no existen dificultades significativas salvo la pronuniada inclinación de la ladera, a partir de aquí principalmente herbosa (II-). Se llega entonces, rápidamente, a la cumbre de la Peña Cuchiblanga o Cuchiblanca ( 2.023 m )(PD).

Como alternativa del descenso por la vía de los Sarrios, podemos destrepar al pino que posee la cinta y, desde él, perder realizar un nuevo destrepe de una quincena de metros (II) a la base del pico, donde toma inicio, precisamente la vía normal. Este último destrepe puede evitarse mediante un corto rápel.

Accesos: Carretera Balneario de Panticosa ( 2h ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios