Ir arriba

Lliterola, Tuca de la Estiveta (2.825 m)

remove-icon
Kiko Saez De Vicuña
arrow-iconFecha Alta
30/01/2014
arrow-iconModificado
30/01/2014
La salida se esta ascensión se realiza desde la carretera A-139. Para ello deberemos tomar la carretera general que cruza Benasque dirección norte durante 10 kilómetros y una vez dejado el desvío a los Baños la carretera cruza el Barranco de Lliterola. 200 metros más adelante encontraremos una zona para estacionar el vehículo.

Una vez cruzado el puente sobre el Bco. de Lliterola y tras dejar el cruce a los Baños a la derecha veremos una zona, en la cuneta de la carretera, donde podemos dejar los coches sin que molesten. En frente, tras cruzar la carretera, vemos como una marcada senda corta el talud en diagonal hacia la izquierda y se adentra en el bosque. La ancha senda serpentea entre los pinos ganando altura.

Salimos del pinar a una zona abierta. En frente tenemos un corral de piedras (Corral de Lliterola) que bordeamos dejando éste a nuestra izquierda. De momento la senda apenas salva desnivel y se adentra por entre algunas rocas hacia un llano que parece cerrado por un pequeño circo. Al poco tiempo la senda cruza por una pedriza.

El camino vuelve a tomar pendiente para superar por la derecha el Cllot de l'Amorriador y transcurre entre tierra y piedra suelta. Pronto dejamos atrás la pedrera para continuar por senda de tierra y hierba hasta llegar a una zona de bloque de piedras que se bordea por la izquierda.

Mientras cruzamos esta zona de bloques podemos observar algunos ejemplares de pino negro aferrados y erguidos a la desnuda roca. Dejamos atrás los bloques de piedra y tras superar otro corto escalón asoma ante nosotros unas llanuras herbosas al fondo de las cuales se aprecia la Cabaña de Lliterola (0,35).

Es el momento de dejar la senda. A partir de este momento nuestro “sentido de orientación” y “lógica montañera” van a ser nuestras únicas aliadas (.... o no, como dicen por ahí, el sentido común es el que menos común de los sentidos), así que sin senda, marcas y/o hitos de piedras vamos a seguir una ruta imaginaria a través de las pendientes lomas herbosas de Lliterola. Así que salimos de la senda por nuestra derecha. La fuerte pendiente nos hará dar lazadas para mitigarla un poco, pero ésta va a ser así hasta la cresta (..... que es lo mismo que decir “hasta la cima”). La fuerte pendiente nos va a aliviar un poco al llegar a un pequeño rellano seco (0,55). Descansamos unos minutos para beber y comer algo. Estamos a unos 2.150 metros de altitud y aún nos queda algo menos de 700 metros de subida, de fuerte subida. Atacamos el contrafuerte herboso de la izquierda y nos dirigimos hacia el pequeño circo que forman las cimas de Remuñe a nuestra izquierda y Lliterola, ahora encima de nosotros (1,25).

No llegamos a entrar en el circo sino que atacamos directamente la Peña Lliterola por el contrafuerte que, a nuestra izquierda, cierra este pequeño circo. Nos olvidamos del circo que tiene un pequeño ibón. La pendiente es endiabladamente dura (aprox. 30º) y la ausencia de sendero o camino la hace más dura... Y como pasa siempre, a medida que crees que estás a punto de coronar la cima.... aparece más loma herbosa y con más inclinación. Pero al igual que no hay mal que dure 100 años tampoco hay cuestas eternas y tarde o temprano se acaban y se llega al rocoso cordal (2,35). Ahora si que se disfruta del paisaje, se ve como con otra perspectiva, ..... la perspectiva de que se ha terminado la “cuesta”. Se continua por el cordal rocoso que sin apenas salvar desnivel y en menos de cinco minutos nos deposita en la cima de la Peña Lliterola o Tuca de la estiveta Lliterola (2.825 m )(2,40). Un pequeño monolito a base de piedras nos da la bienvenida. Su excelente posición central entre los barrancos de Lliterola y Remuñe le permite ofrecer a sus visitas (que visto el esfuerzo necesario creo que serán pocas) unas vista difícil de olvidar.

Al NW encontramos la Tuca de Remuñe que cierra este pequeño circo y detrás asoma la tocaya de nuestra cima; la Tuca de Lliterola, ésta de más de 3100 metros. A medida que viramos al N encontramos, sobre el Circo de Remuñe, el Pico Maupas o Tuca de Malpás. Si se sigue el cordal hacia el NE y como centinela de este barranco se encuentra Malh Pintrat. De NE a E. nos encontramos, entre otros, los montes de Salvaguardia, Tuca de la Mina y Tuca de Bargas. Y en el E., frente a nosotros, se levanta hacia el cielo el macizo de las Maladetas con el Pico de Aneto como máxima altura de los Pirineos.

Siguiendo nuestro periplo visual, ahora hacia el SE, vemos las montañas que rodean el Ibón de Cregüeña; Pico del Alba, La Maladeta, Maldito y Aragüells, todos de más de tresmil metros de altitud. Hacia el S aparecen los montes que rodean la Estación Invernal de Cerler; Tuca Castanesa, Tuca de Basibé, Tuca Gallinero. Más lejos resalta la silueta aislada del Castillo del Turbón. Y frente a nosotros, tan cerca que parece que podemos tocarla con la mano, las Tucas de Esto y Frontonet. Y poco a poco vamos cerrando el círculo y ahora al SW tenemos un primer plano de la Agulla d' Ixeia y las montañas que componen el macizo de Posets o Llardana. Ya en el W. el puerto de Chistau separa este grupo de altas montañas de su macizo hermano compuesto por los montes que rodean el Pico Perdiguero. No hay duda, el esfuerzo realizado no ha sido en vano.

Accesos: Puente de Lliterola ( 2h 40 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios