Ir arriba

Atalaya (1.666 m)

remove-icon
Ramiro Adiego
remove-icon
Rafael Bartolomé
Fecha Alta
08/04/2014
Modificado
03/01/2017
2

Purujosa constituye una excelente base para realizar excursiones en el sector meridional del Parque Natural del Moncayo. Desde la parte superior de su enriscado caserío cierran el horizonte las muelas calizas de Beratón y de Añón, situándose entre ambas dos cabezos redondeados, de naturaleza silícea. El más alto, despoblado de pinos, es el cabezo de la Atalaya. Pese a su altivez, es un lugar poco visitado. Se puede alcanzar su cumbre a través de las pistas que recorren los pinares de estos barrancos de Purujosa.

Otra ruta interesante parte desde Beratón, el pueblo más elevado de Soria y que tiene un sendero balizado que permite alcanzar fácilmente el collado Norte.

Desde Purujosa

Tras recorrer las bonitas calles de Purujosa ( 992 m ), alcanzamos su parte más alta y a la izquierda del parque-mirador de la calle Colladillo comienza nuestra senda, que coincidirá en este tramo inicial con el GR-90. Descendemos por la senda formada por grandes muros de piedra, antiguo camino a la ciudad de Tarazona, y en el fondo del barranco de la Virgen, bajamos para admirar el cercano Pilón. Detrás del mismo se abre el estrecho barranco de Cuartún que remontaremos apreciando algunos tramos donde se conserva el empedrado del sendero.

A los 25 minutos se abre a la derecha, elevada sobre el sendero, la boca triangular de la Cueva Cuartún. Merece la pena adentrarse en su gran galería descendente. Al dejar atrás la cueva, el barranco se abre y se llega a una bifurcación, donde cogeremos la pista de la izquierda, cambiando el GR-90 por el sendero del Parque S-3. La pista asciende de manera decidida hasta el Collado de Barrevinosos (1.120 m) donde abandonaremos el sendero señalizado para desviarnos a la derecha por una pista que vuelve a ganar desnivel con mucha fuerza. Así, en algo más de 20 minutos desde el collado alcanzaremos el coqueto refugio de Cerrogordo. Las vistas hacia Los peñones, las paredes meridionales de la Muela de Añón son espectaculares.

Detrás del refugio hay una pista horizontal que tomaremos a la izquierda. Se agradece este tramo descendente, que progresivamente nos adentra en el pinar y que en otros 20 minutos nos deposita en la fuente del Tajo. Tras llenar agua mientras oímos el cercano “ladrido” de algún corzo, tomamos la pista ascendente que sale detrás del depósito. De nuevo el desnivel nos hará sudar. Bordearemos el Cabezo Cuartal ascendiendo por una vaguada y tras pasar un claro del bosque, salvaremos un fuerte repecho terminal. Así, tras unos 20 minutos desde la fuente alcanzaremos el collado de los Portillos (1.480 m.), divisoria de aguas entre el Isuela y el Huecha. En el mismo collado hay una pista en muy buen estado que tomamos a la izquierda. Descenderemos por ella, teniendo en frente nuestra cima, hasta que a los 5 minutos aproximadamente, el camino haga una curva pronunciada para salvar el barranco de Las Hoyas por el que nos adentraremos ya fuera de pista y de sendero.

Al instante salimos del bosque y se nos presentan dos alternativas: Continuar por el barranco o salir a la loma de la izquierda, donde se encuentran dos pequeñas cabañas. EN cualquier caso, recomiendo ir a salir al collado que tenemos en frente (1.615 m.) donde tendremos unas buenas vistas al Hoyuelo, nacimiento orográfico del río Isuela. Ya en el collado giraremos a la izquierda y en poco tiempo llegaremos a la cima del Cabezo La Atalaya (1.666 m.) donde hay un minúsculo abrigo donde justo entra una persona tumbada larga. Las vistas son tremendas: Hacia el Moncayo observaremos la Lobera flanqueada por el Cabezo el Caíz y el Alto de los Almudejos. Girando iremos viendo la Muela de Horcajuelo, EL Morrón, la Muela de Beratón, la Sierra el Tablao, etc. Además, como curiosidad, es uno de los pocos picos desde cuya cima se pueden observar al mismo tiempo las localidades de Purujosa y de Beratón.

Descenderemos por la vertiente contraria a la que hemos subido, en dirección a los cortados de la Muela de Beratón, alcanzando en menos de 10 minutos el collado de la Atalaya (1.515m.) donde en primavera podremos ver círculos de senderuelas u hongaretas (marasmius oreades). Giramos a la izquierda adentrándonos en el pinar en un tramo donde las ventiscas de estos altos han tumbado numerosos ejemplares. Descendiendo por la vaguada alcanzaremos en unos 6 minutos una pista que tomaremos a la derecha y que tras superar un repecho iniciará un tremendo descenso, sin zetas, que en unos 15-20 minutos nos depositará en otra pista, mucho más horizontal, junto a un cartel de senderos. La tomaremos a la derecha y recorreremos el pinar bajo los escarpes de la Muela, observando el vuelo de los buitres, hasta alcanzar en 25 minutos el Collado de Aparapuercos (1.175 m) donde de nuevo hay un cruce de senderos.

Tomaremos el desvío descendente a la izquierda, a Barrevinosos, hacía los escarpes de la Muela de los Aliagones. La pista girará a la izquierda, teniendo vistas a las laderas de Atalaya por las que habremos andado tiempo atrás. En unos 15 minutos llegamos a un cartel señalizador de sendero donde sale, en curva a la derecha, un camino que tomaremos y que en otros 15 minutos nos bajará hasta el Boquero de Peñacerrada donde el sonido del agua alegrará nuestros pasos. Tras cruzarlo y girar a la derecha, entraremos en la parte caliza, el agua se filtra y tras 25 minutos llegaremos de nuevo al enriscado caserío de Purujosa.

Desde Beratón

Se sale de la parte oriental del pueblo del parking del mirador junto a la ermita de San Roque (1.380 m), por el SL SO-94 que indica Añón del Moncayo. Tras pasar junto al cerro del castro de San Mateo se alcanza una curva de la pista, donde las balizas de pintura nos sacan a la derecha (NE), junto al panel informativo con vista a la Muela de Beratón.

El bonito sendero va sobre el barranco hasta salir a la explanada, en la que están las surgencias que dan forma al río Isuela (1.530 m). Aquí se puede abandonar el sendero balizado atacando directamente, a la derecha (SE), la amplia loma de nuestra cumbre, por trazas de sendas de ganado entre el ralo matorral.

Alcanzada la panorámica cima (1.666 m), es más sencillo bajar al collado Norte para enlazar por una pequeña antecima con el sendero local y la pista por la que va el GR 90.1, lo que permite continuar a otras cumbres fácilmente.

Accesos: Purujosa ( 2h 30 min ); Beratón ( 1h 10 min )

Catálogos

Imágenes

Comentarios