Ir arriba

Resquilones, Los (669 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
14/11/2015
Modificado
05/09/2016
4



Este pico calizo se alza imponente sobre los tejados de la Parroquia llanisca de Porrúa y se asoma al Cantábrico a la altura de Celorio. Constituye el extremo septentrional de la Sierra de Peña Villa que, junto a Peña Llabres (689 m), forma un macizo kárstico bastante individualizado respecto a la Sierra de Cuera, de la que no dejan de ser una estribación por el NW.

Aunque el mapa del IGN señala la cima como Corona Cantiellu, nadie en los pueblos del entorno parece reconocerlo por ese nombre. Los de Porrúa le llaman Los Resquilones, que es el topónimo más extendido en la actualidad para designarlo. En cambio en Celorio, a cuyo término parroquial pertenece, se conoce el pico como Bijorcu; la Jorcada Bijorcu lo separa de la Peña la Garma (546 m), Los Cabriteros para el IGN, y Corona El Cantiellu no sería sino la punta más oriental de este vistoso apéndice de la sierra, que cae a plomo sobre el singular paisaje de la Mañanga de Porrúa.

Las antenas que degradan la cumbre, referencia para los pueblos de la rasa costera de Llanes, afean la esbelta silueta de esta montaña, aunque no consiguen rebajar su reconocimiento como el mejor mirador de la costa oriental asturiana; esta cualidad, unida a la comodidad de su acceso, convierten a Los Resquilones en un destino popular y concurrido, apreciado también como pista de despegue para los amantes del parapente.

Desde el Alto de la Tornería

La carretera LLN-7 une Parres y Porrúa con El Mazuco y la AS-115 (Posada-La Robellada) a través del Alto de La Tornería, un auténtico puerto de montaña a un paso de la costa. Junto a una solitaria casa en lo alto del puerto (471 m), a la derecha de la carretera, una flecha al inicio de la ruta senderista señala 2,5 km a Los Resquilones.

Enseguida se accede a un mirador junto a una placa en homenaje a los soldados republicanos que combatieron en la encarnizada batalla de El Mazuco (1937), contrapunto a la existente junto a la carretera en recuerdo a los aviadores alemanes de la Legión Cóndor que estrellaron su avión en la zona. Ambas inscripciones han sido sañudamente destruidas; la guerra y la posterior represión fueron especialmente crueles con los paisanos de esta comarca y las heridas tardan en cerrar.

En suave ascenso, con la mole de Cabeza Radosa (711 m) cerrando el horizonte próximo, el camino alcanza el collado Pedro-Díaz, donde se separa a la derecha un sendero hacia la majada de Navariego, que permitiría ascender a la Peña las Garmas (546 m) a través de la Jorcada el Bijorcu. La ruta de Los Resquilones realiza un flanqueo hasta la collada que une el pico con el resto de la sierra, donde se da vista a las alturas de Peña Llabres (689 m), al otro lado de la profunda vallina de Llabres. La reducida boca de la sima de Los Resquilones (-70 m) precede al zigzag final que, por mullido piso de hierba, corona la cima, ocupada por varias antenas y por una diminuta caseta del extinto ICONA. La inmensa panorámica sobre el litoral cantábrico, desde Ribadesella hasta San Vicente de la Barquera, se merece elegir para el ascenso un día despejado.

Accesos: Alto de la Tornería (40 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios