Ir arriba

Illon (1278 m)

remove-icon
Javier Urrutia
remove-icon
Rafael Bartolomé Resano
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
27/01/2020
110

Esta cumbre toma su nombre de la sierra en la que se enclava: La Sierra de Illon o Illón por encima del valle de Romanzado (Urraul Ekialdekoa). Esta sierra presenta su limite occidental en el corte del río Saraitzu/Salazar, al W., el oriental en el boquete abierto a su vez por el Ezka/Esca. El primero ha socabado la pequeña foz de Aspurtz o Aspurgi, justo antes de irrumpir con toda su fuerza en la prestigiosa Foz de Arbaiun. El río Ezka, desagua las aguas del alto pirineo navarro labrando, a su paso, la profunda foz de Las Botxuelas, verdadero ateas del valle de Roncal/Erronkari, sobre la cumbre más elevada de la sierra: Belbún o Borregil (1423 m). AL N hay otra pequeña e interesante foz, menos conocida, la de Benasa.

La cumbre es una alargada cresta rocosa cerrada por la vegetación en su vertiente N., mientras que en la vertiente S. presenta un corte vertical. Debido a que la cresta se mantiene por encima de los 1.250 metros a lo largo de más de un kilómetro puede resultar complicado alcanzar el punto más elevado, máxime cuando la cima se haya cubierta por el matorral. En el límite occidental de la montaña, que no de la sierra, sería el collado de Faulos (1119 m), donde se encuentra un dolmen. Hacia el E. la cresta sólo va cediendo tímidamente altitud hasta el llamado Paso muerto (1203 m), sin formar, en realidad, una escotadura marcada con los cortados de la Peñamocha (1216 m) que se extiende aún más a levante.

El punto más elevado parece carecer de nombre propio alguno, remitiéndonos al genérico sierra de Illón/Illon, aunque la toponimia antigua recoge Lillón.

Desde Bigotzari/Bigüezal

Desde Bigotzari/Bigüezal (817 m) se toma rumbo al depósito de aguas. Una vez aquí podemos subir de frente o por la pista de la derecha para enlazar con una camino en la parte superior que nos llevará al dolmen de Faulos (1050 m). Desde aquí se contempla la ermita de San Kiriko (1172 m) sobre nuestras cabezas.

Un pequeño descenso hacia la derecha y remontamos un vallecito hasta el collado de Faulos (1119 m). Aquí se inicia la subida a San Kiriko (1172 m). No obstante seguimos de frente. Una estrecha senda sigue hacia el E. dejando a la derecha la cumbre de Illon (1281 m) para alcanzar los rasos del portillo de Ollate (1076 m). A este lugar se puede llegar desde La Tejería (820 m), entre los Km.11 y 12 de la carretera a Gazteluberri. Un poste indicador señala este importante camino que forma parte de la Cañada Real de Los Roncaleses (GR-13). Hay que tomar ese camino para situarnos en el llamado raso de El Abete (1215 m), bajo la cumbre.

Abandonamos la senda al portillo de Ollate y subimos hacia el S. como bien podamos, aunque si no hay nieve el sendero es muy visible entre las paredes de boj, hacia el corte de la sierra buscando su punto más elevado. Hay varias sendas pero una muy marcada, y curiosamente la más empinada, nos lleva a la despejada repisa rocosa donde está el buzón montañero. Asomándonos queda duda de si es o no el punto más alto, pero no merece la pena ir caminando por el bosque y asomarse a nuevos salientes, ya que las diferencias son de menos de 1 m.

Desde el aparcamiento de la Foz de Benasa

A 1,3 km de Navascués, cerca del km 21, sale una pista a la derecha donde hay un aparcamiento y un panel (580 m). El lugar también es sencillo de reconocer por un carretil que sale del helipuerto si venimos de la dirección contraria. Hay una señal indicando la entrada al área recreativa.

Por la pista basta seguir la foz, dejando a la izquierda la zona de baño y la señal que indica Foz de Benasa, siguiendo la pista que va a la derecha a la sierra. Hay señales indicando San Quirico. Hay que seguirla por una gran lazada subiendo a la derecha, antes de girar a la izquierda y finalmente orientarnos hacia la sierra (SE). Así llegamos a otra curva, y al importante hito y señal que indican la senda que se interna en el bosque.

En el bosque se gira a la derecha hasta localizar la loma que permite ir hacia el cordal (SW). En esta parte se han perdido algunas señales y no está marcado el punto en que llegamos al cordal. Dado que estamos en la loma de San Quirico podemos visitar la ermita primero a la derecha, pero después será mejor volver esta senda para visitar su verdadera cima (1181 m) para salir a una loma más despejada que sigue hitos para salir a la derecha a un claro, collado entre las cumbres, donde nos unimos a la ruta anterior.

Para el retorno hay varias posibilidades. 

Se podría retroceder la ruta que ya conocemos pero no es tan sencillo localizar el punto en que salimos al cordal, por lo que es mejor volver al camino hacia los rasos de Ollate al oriente. Así podremos realizar un giro a la izquierda para salir a la pista que abandonamos inicialmente en la senda de la curva.

Nuevamente hay dos posibilidades para ver la foz dependiendo del estado de las sendas. Lo más sencillo sería volver al inicio y retomar las señales en la zona del baño. Tenemos la opción de buscar una senda a la derecha de la pista que nos lleva en unas lazadas directamente a la foz, aunque si ha llovido se aconsejan bastones. En la foz, disfrutaremos de muros encajonados, con una canalización curiosa anclada a ellos. 

En la zona sur de la foz está la opción de buscar al E una empinada senda que sube a la Cueva de los Moros, usada con fines funerarios en la Edad de Bronce y apodada así porque la creencia popular atribuyó las calaveras a árabes caídos en la Reconquista. Para entrar se precisa llevar linterna o frontal y tener cuidado con la cabeza, y no visitar más que las primeras salas. Algunos tramos solo se pueden atravesar a gatas.

Accesos: Bigüezal/Bigotzari (2h); Foz de Benasa (2h).

Catálogos

Imágenes

Comentarios