Ir arriba

Madalen (859 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
Modesta pero impresionante montaña en la parte más meridional de la sierra de Aralar. El origen del nombre parece estar en la existencia de una ermita bajo la advocación de Santa Magdalena, y no a la morfología de la montaña, que sí que es cierto recuerda a la de una "madalena". Los habitantes de la zona parecen designar la cumbre con el nombre de la advocación que mantuvo ese santuario ( Madalen ), sin incorporar el elemento genérico que se añade en las referencias montañeras ( Madalenaitz ).

En realidad se trata de una alargada montaña que supone un gran accidente tectónico en la sierra de Aralar. Sus laderas son considerablemente abruptas y con abundante vegetación ( boj ). La vertiente Norte es una gran pared lisa y ligeramente desplomada, que forma un verdadero "Frontón". Los diversos espolones calcáreos que convergen en la cima son transitables sin demasiado requerimiento técnico, de no ser por la suciedad del terreno. Sin embargo, el acceso normal consiste en remontar toda la larga y ancha cresta somital desde el portillo de Olazabal ( 688 m ) en dirección W. La existencia de un topónimo, Burteko txamenie, en la cara SW hace sospechar de que una ruta ascendía directamente a esta cumbre desde Irañeta por esta vertiente, posiblemente entre los espolones W. y SW

Desde Hiriberri

Desde Hiriberri ( 448 m ), hay que cruzar el río Arakil y desviarse a la izquierda para enfilar a un claro barranco, Berastegiko Harratea, en forma de "V" que rompe la homegeneidad de la cresta de Madelanaitz ( 860 m ). A la izquierda dejaremos la ermita románica de Berastegi ( 475 m ), situada en el centro de un bonito prado. Tras penetrar en el barranco, y dejar a la derecha un espectacular y bello monolito rocoso, así como la cima de las peñas de Urbaran o Aritzabal ( 745 m ), nos desviamos a la izquierda para coronar el paso de Olazabal ( 688 m ). Desde este punto se alcanza (S) la cima de la cota ( 759 m ), ya sobre la cresta de Madelanaitz. Alternativamente es posible remontar el espolón izquierdo de este valle mediente sencilla trepada. En la base de este espolón hay una fuente y un poco más arriba una txabola abandonada. Desde aquí se sale derecho a la cima ( 759 m ) sobre el paso de Olazabal ( 701 m ).

El resto de la ascensión discurre ya por el alargado lomo de aproximadamente 2 Km. de longitud. La primera parte del itinerario posee un recorrido más limpio, que se va cerrando a medida nos aproximamos a la cumbre ( 860 m ). No obstante, el sendero entre los arbustos de boj se puede seguir prestando la debida atención. Siguiendo por terreno practicamente horizontal (W) se cruza la loma de Buruaundi alcanzando una primera cota ( 797 m ) desde donde se observa la meseta somital de Madalenaitz ( 860 m ). Efectuando un corto descenso al paso de Arrateaundi ( 779 m ), proseguimos la ascensión, que empieza a discurrir ya por túneles de boj. Cuando el terreno se aplana ( 817 m ) cruza un hayedo y pierde ligeramente altura ( 800 m ) antes de elevarse entre el denso mar de matorral a la cumbre de Madalenaitz ( 860 m ).

Desde Uharte Arakil

En Uharte Arakil ( 470 m ) cruzamos el puente sobre el río y, tomamos a la derecha, el carretil que sube a San Miguel. Sin embargo, no seubiremos por él, sino que dejando su desvío a la izquierda, continuamos de frente en dirección a Irañeta. A la derecha quedan los restos del monasterio de Zamartze ( 465 m ), del cual se conserva tan sólo la iglesia (s.XII). Antes de alcanzar el puente de Irañeta, nos desviamos a la izquierda para continuar por una pista hasta que, frente a la borda de Araiztar, finaliza en un portillo cerrado ( 463 m ).

Cruzar el portillo y, seguidamente, cruzar al arroyo Urruntzure por un puente, continuando a la izquierda por un camino que, poco más adelante, se une a la pista que recorre el barranco Urruntzure. En el camino, cuando el bosque lo permite, podremos observar el farallón calizo de Madelanaitz. Al final del recorrido llegaremos al paso de Olazabal ( 701 m ), enlanzando con el itinerario anterior.

Desde Irañeta

Desde Irañeta ( 452 m ), cruzando el puente sobre el Arakil se toma la pista a la borda de Araiztar ( 463 m ), continuando, entonces, con el itinerario anterior.

Acceso directo desde el barranco Urruntzure

El paso Olazabal ( 701 m ) permite un itinerario de acceso seguro a la meseta superior de Madalen, evitando los cortados que la defienden sobre la vertiente de Urruntzure erreka. No obstante la muralla posee algunos puntos débiles que pueden ser aprovechados con el fin de evitar el gran rodeo que es necesario practicar.

Cuando el barranco Urruntzure gira al E., manteniéndose franco en esa dirección, al dejar atrás el característico frontón del Madalenaitz ( 860 m ), sale a la derecha una pista de entresaca maderera. Este nos aproxima a la base de las paredes. El punto de acceso se encuentra a la izquierda del frontón. Entonces se descubre que es posible subir por el bosque en fuerte pendiente sin dificultades notables. No obstante, una cuerda equipa el paso, desembocando en el hayedo ( 800 m ) en la depresión que antecede a la cima de Madalenaitz ( 860 m ).

Localizar el paso en el sentido de descenso puede ser comprometido sino se tiene conocimiento previo del terreno, siendo por ello más seguro el paso de Olazabal.

Espolón W.

Es la ruta más directa y rápida ( entorno a una hora ) para alcanzar la cima desde el mismo Irañeta ( 452 m ). No está balizado y discurre por terreno poco evidente aunque sin dificultades.

Nada más cruzar el portillo junto a la borda de Araiztar ( 463 m ) y el puente sobre la regata de Urruntzure, abandonar los caminos para subir por la divisoria siguiendo retazos de sendero. La traza se pierde más arriba, siendo preciso encarar algunos tramos de denso boj hasta situarnos junto a un pequeño monolito ( 662 m ) que marca el inicio del espolón. Empezamos ya a trepar por terreno de placas bien provistas de apoyos y presas (NE). Caminar sobre terreno rocoso nos proporciona rápidez al evitar el contacto con el matorral. El espolón va girando hacia el W. y se muestra cada vez más atractivo, careciendo de dificultades signifcativas (I). Al alcanzar su cota máxima ( 846 m ), penetramos en un laberinto con bojes de altura considerable, pero lo suficientemente abierto como para cruzarlo sin muchos problemas, coronando la antecima NE ( 856 m ). Pocos metros más adelante conectamos con la senda de la vía normal, que nos lleva a la inmediata cima del Madalenaitz ( 860 m )(F).

Espolón SW

Es posiblemente la ruta más atractiva para coronar el Madalenaitz ( 860 m ) por un itinerario que no posee dificultades relevantes pero que permite descubrir los parajes más espectaculares y singulares de la montaña.

No existe sendero ni itinerario definido para alcanzar la base del espolón SW, aunque este es muy visible. Desde el puente de Araiztar ( 463 m ) podemos utilizar la ruta del espolón W., abandonándolo casi en su inicio ( 650 m ) para efectuar una travesía a la derecha intentando confrontar lo menos posible con el matorral. Algunas canales permiten ganar, entonces, el filo del espolón ( 630 m ) que vamos a recorrer.

El itinerario es ahora ya evidente. Hay que trepar por la arista. Los agarres y apoyos son muy numerosos y excelentes, no presentando obstáculos para una rápida progresión, que finaliza en una pequeña antecima ( 856 m ) a tan sólo unos metros de la cota principal del Madalenaitz ( 860 m )(F+).

Accesos : Hiriberri ( 1h 45 min ); Uharte Arakil ( 2h ); Irañeta ( 1h 30 min); Madotz (1h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJavier Umaran
    El 12 de marzo de 2018

    Desde el 1 de marzo hasta el 15 de septiembre de 2018 está prohibida las actividades de escalada en las paredes de Madalen-Irañeta por nidificación de aves.