Ir arriba

Pic de les Planes (2.778 m)

remove-icon
Roberto Gil Alonso
Fecha Alta
17/09/2008
Modificado
14/09/2016
2

Desde el Pont de Castellar

Planteamos una travesía no muy larga, pero en la que es necesario emplear bastante tiempo debido al recorrido de crestas, que permite enlazar el Pic de la Foint Blanca ( 2.903 m ) y el Pic de Tristaina ( 2.878 m ) y el Pic de l' Estany Fourcat ( 2.859 m ), coronando algunas cotas intermedias secundarias como el Pic de l' Abeille o Pic de les Planes ( 2.778 m ).

Desde el Pont de Castellar ( 1.825 m ) elevarse (NE) sobre la margen izquierda del Riu dels Comis Vell hasta la Portella de Rialb ( 2.509 m ), y subir al N. al Pic de la Font Blanca ( 2.903 m ). La ascensión hasta este punto es larga pero se encuentra señalizada.

Bajamos del Pic de la Font Blanca ( 2.903 m ) siguiendo la cresta y evitando las dificultades por la vertiente andorrana. Tras el Collet de la Coma ( 2.596 m ) viene la cresta del Pic des Fangasses (2.682). Esta cresta es fácil pero entretenida, las dificultades se evitan siempre por la vertiente andorrana. Al final se llega a una zona de grandes bloques, que es mejor evitar otra vez por la izquierda si no se quiere perder mucho tiempo. La bajada hacia el otro lado es muy fácil.

Ahora viene el tramo más entretenido y complicado de todo el recorrido: el recorrido de la cresta del Pic de les Planes o Pic de l' Albeille (2.788 m). La ascensión está obstaculizada por una barrera rocosa a media altura que se supera de frente. El paso está unos metros a la derecha de una chimenea con un bloque empotrado. Se trepa por unas placas fisuradas y se hace una travesía delicada a la izquierda (II+). El paso en descenso se las trae y encima es difícil de localizar. Superado el trance se sube por pendientes inclinadas de hierba, con la lógica prudencia en este tipo de terrenos. Arriba la cresta se ensancha y la pendiente disminuye al llegar a la cumbre. Ahora viene un tramo relajado con pequeños altibajos hasta la cumbre occidental (2.776 m). Se baja hasta una brecha al pie de una torre con un patio impresionante hacia la vertiente francesa. Como la punta que tenemos por delante está cortada por el otro lado descenderemos por su izquierda progresando por una canal herbosa y muy inclinada. Mucha precaución en este tramo. Luego se bordea el espolón y se sale de nuevo a la cresta, que en este punto es plana y de filo muy estrecho. Hay que recorrerla en bavaresa y trepar después por terreno más relajado hasta la cota de 2.764 m.

Optamos ahora por bajar hacia el SW por un ancho lomo. Luego decidimos bajar de frente por terreno de pedregal y destrepamos por unas canaletas muy fáciles hasta llegar a la parte baja. Después cuando vimos por dónde habíamos bajado comprendimos que habíamos tenido mucha suerte, pues la ladera estaba cortada en su parte inferior y milagrosamente habíamos acertado con una de las pocas opciones que presentaba.

Finalmente estabamos en la senda que sube al Tristaina (2.878 m) y optamos por encumbrarlo siguiendo la arista SE No tiene ninguna dificultad, algunos pasos fáciles (I) nada más, además la trepada está muy bien señalizada con hitos. En mi opinión es una subida más interesante que por la vía normal de la cara S.

La continuación de la cresta es sencilla, por una senda marcada por los que suben de la parte francesa, con un punto en el que hay que emplear las manos. Después del collado (2.682 m), prosigue una senda ahora menos marcada y volvemos a hacer fente a tramos de cresta con algunas trepadas hasta alcanzar una cota de 2.732 m, previa a la cima de Petit Pic de l' Etang Fourcat (2.820 m), donde se acaban las dificultades. Desde allí en un recorrido de ida y vuelta coronamos el pico principal (2.859 m), que está integramente en Francia.

A partir de aquí el recorrido es mucho más relajado y siempre por marcadas sendas. Únicamente quedará la breve y fácil trepada al Pic de Cabayrou (2.733 m).

Accesos: Pont de Castellar ( 3h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios