Ir arriba

Pico Ruivo (1.862 m)

remove-icon
Hugo Fernández
Fecha Alta
24/02/2016
Modificado
24/02/2016
5

Máxima elevación de la isla de Madeira y una de las mayores alturas de Portugal. El origen volcánico de la isla es la causa del color rojizo de la cumbre. Ruivo significa pelirrojo en portugués.

La cumbre y su entorno son sencillamente espectaculares, al igual que el resto de la isla, en la que conviven relieves abruptos, vegetación exuberante y abundancia de agua (dulce), con multitud de cascadas. El agua es conducida desde las montañas a la población a través de canales. Por algunos de ellos se puede transitar; son las famosas Levadas. Algunas discurren por vertiginosos cortados y caminar por ellos es una excitante aventura, como por ejemplo la Levada do Norte, entre Boa Morte y Serra da Água.

Desde Pico do Arieiro

Nota: aconsejable llevar frontal, posiblemente haya que atravesar un túnel.

Una vereda construida hace unos 50 años por las autoridades de la isla permite alcanzar con sencillez Pico Ruivo. La ruta, tallada en la roca, es realmente impresionante. El recorrido se encuentra señalizado y recibe el nombre de PR1.

Una carretera llega hasta la humanizada cima del Pico do Arieiro ( 1.818 m ). Desde allí, siguiendo las marcas del sendero PR1 se pierde altura y se alcanza el Mirador Ninho da Manta ( 1.725 m ). Las subidas y bajadas serán continuas a lo largo de toda la ruta. Se rebasa el corto túnel del Pico do Gato ( 1.780 m ) y poco después el sendero se bifurca para salvar el Pico das Torres ( 1.851 m ): por la izquierda (W) se hace mediante un túnel (imprescindible frontal) y la opción de la derecha (E) gana altura para perderla poco después (Nota: esta variante, la este, ha sufrido en ocasiones cortes por desprendimientos, por lo que habrá que consultar su estado antes de emprender la marcha). Finalmente se alcanza la Casa de Abrigo ( 1.730 m ), en la vertiente N de la cumbre, y de allí se gana sin más dificultad la cima de Pico Ruivo ( 1.862 m ).

Accesos: Pico do Arieiro (3 h).

Catálogos

Imágenes

Comentarios