Ir arriba

Moleta del Sovatge (979 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
28/02/2016
Modificado
28/02/2016
1

Cota caliza, profusamente revestida de arbolado (carrasca y pino negral o laricio), en el entorno de las Roques de Benet (1016 m), que se puede ascender como complemento a la visita de la más emblemática formación rocosa del sector septentrional del Macizo dels Ports.

El vocablo Sovatge hace referencia a la cabra montés o salvaje (Capra pyrenaica), especie que manifiesta una evidente querencia hacia este enclave; no resulta extraño encontrar pequeños rebaños, o viejos machos solitarios, triscando por las boscosas pedreras de esta tranquila montaña, mucho menos frecuentada por los montañeros que las populares Roques de Benet.

Tampoco habría que descartar que en el origen de este curioso topónimo se encuentre la figura de "En Sovatger", un histórico personaje de Horta de Sant Joan, cazador de cabras, como sugiere su apodo, pero también gran conocedor de las plantas que prosperaban en las montañas de Els Ports, de sus nombres locales y de las propiedades que les atribuía la cultura popular; tanto es así que En Sovatger actuó como guía del ilustre botánico Font i Quer, en sus andanzas por estas montañas en los primeros años del siglo XX.

Pius Font i Quer (Lleida, 1888 - Barcelona, 1964) es una de las figuras más destacadas del mundo de la botánica y de su rama dedicada al conocimiento del aprovechamiento tradicional de las plantas, la Etnobotánica; químico y farmaceútico, empleó gran parte de su intensa labor investigadora en el trabajo de campo, recopilando y clasificando plantas para sus herbarios, lo que le llevó a recorrer numerosas montañas catalanas, peninsulares y del norte de Marruecos. Dejó para el disfrute de los aficionados y estudiosos del mundo de la etnobotánica auténticas joyas, como el "Diccionario de Botánica", "Botánica pintoresca" y, muy especialmente, "Plantas medicinales. El Dioscórides renovado".

Desde Horta de Sant Joan, km 4,8 de la pista de La Franqueta

La ruta clásica de las Roques de Benet sirve para alcanzar también la Moleta del Sovatge. Desde el km 4,8 de la carretera de acceso al Área recreativa de La Franqueta (560 m), ascender por la pista del Coll de Membrado hasta el inicio del sendero a las Roques, pintado de rojo en la roca (30 min).

Hay que seguir el sendero poco más de cinco minutos, hasta encontrar una bifurcación. La senda más evidente trepa a la izquierda (N) para buscar la hendidura que conducirá hacia el punto culminante de las Roques de Benet (1016 m); la trocha de la derecha (E), mucho menos trillada, es la que nos llevará a superar, en primer lugar, un resalte hasta la cresta, y luego la pedregosa rampa que gana la cima, un promontorio rocoso semiarbolado coronado por un pequeño hito (45 min). La vegetación impide disfrutar de grandes panorámicas.

Para variar la ruta, se puede descender al Coll de Membrado, al encuentro de la pista utilizada en el ascenso. Para ello, hay que seguir por la cresta, en sentido contrario al de llegada (E-SE), y bajar por el único sitio posible, una empinada trocha entre el tupido arbolado, que deja siempre a la derecha la abrupta arista que viene desde la cima.

Hay que estar atentos para localizar (55 min), en un punto donde la cresta se torna menos agresiva, los hitos que invitan a franquearla con precaución para descender, siguiendo un visible rastro, al cercano coll de Membrado (1h), intercalado entre la Moleta del Sovatge y la esbelta Punta de Botana (1033 m). La pista nos devolverá en poco más de media hora al punto de inicio en la carreterilla de La Franqueta (1h 35min).

Acceso: Horta de Sant Joan, km 4,8 de la pista de La Franqueta (45 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios