Ir arriba

Soloviejo (1.168 m)

remove-icon
Joseba Astola Fernandez
Fecha Alta
21/06/2016
Modificado
21/06/2016
1

El Soloviejo es la máxima elevación de un cordal englobado en la cordillera de los Montes de Toledo que se alza sobre la llanura de Fuente El Fresno, separando a su vez las provincias de Toledo y Ciudad Real. La parte alta de la cuerda, orientada de SW a NE, presenta dos cumbres casi gemelas separadas por un alargado collado (1136 m). Sobre la más occidental de ellas se alza el vértice geodésico (1153 m), aunque es la elevación oriental (1168 m) la más elevada.

La del Soloviejo es una ascensión sencilla y agradable que podría iniciarse en la población de Fuente El Fresno, si bien los primeros cinco kilómetros transcurren por una pista casi horizontal, apta para todo tipo de vehículos, que va dejando a su paso algunos viejos cortijos y casas de más reciente construcción, por lo que podemos acercarnos con el vehículo hasta el pie de la sierra, aparcando en las cercanías de una construcción en ruinas.

Para acceder a este punto tomamos la carretera que, desde la salida meridional de Fuente El Fresno, se dirige a la población de Los Cortijos. Antes de abandonar las últimas casas del pueblo, la dejamos por otro camino, muy ancho y con algunos baches, que bordea por su parte meridional el característico Cerro Rubio (854 m), coronado por un molino quijotesco. Se trata, tal y como reza en una señal que limita la velocidad máxima a 40 km/h, del Camino del Piruétano, que se dirige en dirección NW hacia la aún lejana sierra. Tras sobrepasar algunas casas, una de ellas vallada y rodeada de viñedos (Camino Delgato), dejamos una última vivienda a la izquierda alcanzando poco después una bifurcación, donde aparcamos tras haber recorrido unos cinco kilómetros desde Fuente el Fresno. Estamos en la zona conocida como Casas de Matamala, siendo una construcción en ruinas la referencia visual más evidente para saber que estamos bien encaminados. El camino por el que debemos comenzar a caminar es el de la Fuente de la Cucharera, por lo que si tenemos dudas y vemos a alguien nunca estará de más preguntar.

Comenzamos a caminar dejando las ruinas a la derecha. Enseguida, salvo que visitemos la zona en períodos más secos, comenzamos a escuchar un tímido rumor de agua, que indica que la Fuente de la Cucharera (en realidad, un manantial a ras de suelo de difícil localización) está cerca. Dejando atrás los escarpes de una elevación llamada Castillejo, el camino comienza un paulatino ascenso en busca del cordal, alcanzándolo junto a un campo de almendros (0,40). Antes habremos divisado una suave y verde vaguada que puede, incluso, resultar apetecible para intentar alcanzar el cordal por ella. Sin embargo, la parte superior de la sierra es una auténtica jungla de jarales y encinas que dificultan sobremanera el paso, haciendo recomendable, por lo tanto, recorrer el camino que aquí se describe hasta la mismísima cima.

Una vez en el cordal, solo nos resta superar el cortafuegos, que pasa a escasos metros del vértice (1153 m)(1,00). Al otro lado del vallado cinegético que nos ha acompañado en este último tramo, en la parte toledana pues, se alza una torreta de madera con fines de observación, seguramente.

Enseguida nos percatamos de que la cima siguiente parece a todas luces algo más elevada. Y hacia ella nos dirigimos, caminando plácidamente por el cortafuegos, más amable y estrecho en este tramo. La cima (1168 m), algo rocosa, se encuentra unos metros por encima del camino, justo en el punto donde el vallado cinegético realiza un giro delimitando la finca (1,15).

La vista alcanza las cumbres cercanas de este sector de Montes de Toledo, destacando la Calderina (1210 m) por su cercanía, así como el Alamillo (1213 m), máxima elevación del sector, y otros como Morrón Grande (1203 m), el cordal de Plaza de los Moros y Cerro Amarillo, además de buena parte de la extensa llanura manchega abriéndose paso en su camino hacia Ciudad Real.

Es momento de descender por la misma ruta, pudiendo disfrutar con facilidad de los sobresaltos de los numerosos corzos que pueblan la zona.

Acceso: Casas de Matamala (Fuente el Fresno) (1h 15min)

 

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios