Ir arriba

Zorrokina (756 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
arrow-iconFecha Alta
21/07/2016
arrow-iconModificado
20/02/2017

 

En el extremo NW de Badaia, a partir de Ganalto (898 m) y los rasos de Arnate, la sierra pierde altura hacia el llano de Endika y vuelve a elevarse sensiblemente en la doble cota de Mendizabal (759 m) y Zorrokina (756 m), antes de hundir sus pies en las aguas del río Baias, ya en el término municipal de Urkabustaiz. Los bosques y pastos de Mendizabal y Zorrokina se incluyen en la Comunidad de Montes de San Bernabé, institución de antiguo origen (al menos desde el siglo XVI), integrada por Abornikano y por los pueblos de la Ledanía de Anda (Anda, Andagoia y Katadiano), creada (como las de Gibijo, Altube o Basaude) para el aprovechamiento mancomunado de los recursos forestales por parte de los pueblos propietarios del monte.

El Alto de Zorrokina, que se individualiza del achatado Mendizabal a través de un enmarañado collado intermedio surcado por trochas trazadas por el ganado, ostenta en su cima un vértice geodésico de 4º orden llamado "Endika"; denominación poco afortunada que pudiera generar confusión con el auténtico Mojón de Endika ("...piedra nativa, de forma paralelepípedo rectangular, cuyas mayores dimensiones son cuarenta centímetros de longitud, cincuenta de latitud y ciento treinta centímetros de altura...", según las Actas del reconocimiento de mojones entre Urkabustaiz y Zuia del año 2009), situado en unos llanos homónimos a oriente de este lugar, y vértice de unión de los términos municipales de Urkabustaiz, Zuia y Kuartango.

Dada su proximidad, todos los itinerarios reseñados para Mendizabal, desde Anda, Katadiano o Aperregi, son válidos para alcanzar la cima de Zorrokina; para evitar repeticiones, describo una única ruta circular, con inicio y final en Abornikano, que permite conocer el recóndito emplazamiento del Puente Pila y un tramo de la vieja calzada que enlazaba Abornikano con Anda y, quizás, teniendo en cuenta sus hechuras de camino importante, Bizkaia con la Rioja y Castilla.

Desde Abornikano

Inicio de la ruta en la Plaza de la Ermita (592 m), donde hay espacio para aparcar. Seguir la calle Errotabide (SW) hasta un amplio carretil recientemente acondicionado que desciende a la izquierda, entre el último caserío y dos característicos silos cilíndricos. Se traspone una cerca y, poco más adelante, se abandona por un camino a la derecha que se introduce en el robledal. La senda, llana y con tendencia a embarrarse con tiempo húmedo, recorre el bosque en dirección SW, cruza una pista y alcanza la orilla del Baia junto al escondido Puente Pila (ED50 30T 508831 4752310). El puente actual, construido en el s.XVIII, aunque aparece documentado ya desde el s.XVI, salva el cauce del río de manera airosa con un único arco algo apuntado de construcción ligera, en un entorno solitario y agradable.

Al otro lado, tras cruzar un vallado y una pista forestal, se perfila un precioso camino calzado que asciende entre las hayas hasta ganar la lomada (0,25); se puede alcanzar este punto desde el cercano Anda o desde la carretera (A-3314) que une esta localidad con Abornikano, a la altura del Puente Ilunbe. Seguimos la ancha pista ascendente por el lomo de la montaña, cruzamos una langa metálica y, tras un tramo arbolado, se alcanza un llano despejado (0,35), junto al pequeño promontorio rocoso de Peña Gibita.

Abandonamos aquí la pista, que gira a la derecha, por un sendero que se introduce de frente en el sombrío hayedo. Tras cruzar el bosquete, procurando no perder altura, salimos a la cresta de Zorrokina, junto a la que corre una alambrada que habrá que trasponer en algún punto para alcanzar la señal geodésica de la cima (0,45). El arbolado ha crecido lo suficiente para impedir la visibilidad, aunque poco antes del punto más elevado, en algún tramo algo más despejado, habremos contemplado entre el verde de los prados los rojos tejados de Abornikano. Se puede visitar la cercana cima de Mendizabal (759 m), tras salvar el sucio collado intermedio, en menos de 10 minutos.

Para el descenso, seguimos el senderillo junto a la alambrada (SE) hasta alcanzar el Llano de Endika, donde se toma a la izquierda la serpenteante pista que desciende entre el robledal hasta el cauce del Baia, aguas abajo de la ferrería y Puente de La Encontrada. Cruzado el río por una pasadera de hormigón, un carretil de gravilla conduce sin pérdida de vuelta al disperso caserío de Abornikano (2,00).

Accesos: Abornikano (45 min); Anda (45 min); Katadiano (55 min)

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios