Ir arriba

Nava, Pico (1.026 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
03/08/2016
Modificado
03/08/2016

El Monte Carrales es una pequeña alineación montañosa que se extiende en dirección NW-SE desde las orillas del embalse del Ebro hasta el Alto de la Ermita, más conocido como Puerto de Carrales ( 1.015 m )por donde discurre la N-623 que une Burgos con Santander.

El principal interés natural de esta estribación es el hayedo que se localiza en la vertiente N. Aunque la cumbre más elevada se alza cerca del paso montañoso, Los Covachos ( 1.172 m ), la cumbre que mejor se reconoce desde el Alfoz de Santa Gadea es el Pico Nava ( 1.026 m ), al formar un puntal calizo que destaca desde el entorno inmediato. A sus pies se encuentra una explotación de turba abandonada, y no lejos la playa de Arija, un espacio del inmenso embalse del Ebro equipada con camping e instalaciones recreativas. El punto de interés cultural se concentra en la visita de la ermita rupestre de Tía Isidora y del eremitorio cueva del Horno.

Aunque no en la misma cumbre, pero ocupando la mayor parte de la línea de cumbres, se instala el parque eólico de Montejo.

Desde el Prado de la Espina

Es posible subir manteniéndose al margen de la pista de acceso al parque eólico ( de acceso restringido ) y visitar, a la vez, los puntos de interés.

Para llegar al punto de inicio del itinerario, podemos tomar como referencia Cilleruelo de Bezana ( 885 m ). Ahí tomamos la pequeña carretera local que discurre por Quintanilla de San Romásn, Villamediana de San Román y Arnedo. Dejando atrás este último, siguiendo en dirección a Montejo de Bricia (S), y poco después de desechar a la derecha el ramal que lleva a Higón, encontramos la pista de acceso al parque eólico de Montejo, llamado "Camino de la Calada" en los mapas ( 888 m ). Nos meteremos en la pista y a los pocos metros aparcaremos en una zona de recreo delimitada con columpios ( 885 m )

Comenzar a caminar por la pista, y al cabo de unos 400 m, tomar el camino de la izquierda. Hay indicadores que señalan la dirección de la ermita y del eremitorio. Más arriba atender a un desvío ( 925 m) indicado. En este punto nos desviaremos siguiendo la indicación para dirigirnos al eremitorio de cueva de la Horna. El camino gana ligeramente altura ( 950 m ), y desciende un poco transformada en una senda que conduce a la cavidad, cuya boca circular se encuentra unos 5 m por encima del suelo. Para entrar en la cavidad hay que cruzar una pequeña pero estrecha cornisa que desaminará en el intento a los temerosos. Debajo de la cueva hay antiguos panales.

Volveremos por nuestros pasos al camino ( 925 m ), que seguiremos durante otros 400 m adicionales para salir, a la derecha, a una espaciosa explanada donde se localiza la ermita rupestre ( 932 m ), enclavada en un rincón del barranco Linares. Dicen que Tía Isidora es el nombre de la mujer que habitó en el pasado esta cueva. Debió existir una inscripción que databa el eremitorio "REGNANDO ALFONSO VI.S.XI", hoy desaparecida.

Retornando a la pista, está termina en una pradera ( 947 m ) bajo la cumbre. Sin embargo, desde este punto no hay un acceso determinado ni cómodo. Sólo queda ganar altura monte a través (NE) para salir a la leve depresión ( 1.007 m) donde finaliza la pista del parque eólico. Desde este lugar, y caminando al NW sin sendero se llega a la roca de Pico Nava ( 1.026 m ), asomada sobre el embalse del Ebro.

Accesos: Prado de la Espina ( 1h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios