Ir arriba

Billano (45 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
04/09/2016
arrow-iconModificado
06/09/2016

La isla de Billano o Villano se sitúa al NE del cabo del mismo nombre, a tan sólo 450 m de la línea de costa continental y a unas dos millas ( 3,5 Km ) de singladura de Armintza. Se trata de un islote muy abrupto, de forma alargada, extendido en perfecta orientación N-S y batido constantemente por las embestidas del oleaje. Mide 300 m de longitud, mientras que su anchura máxima, medida en su parte central es de unos 65 m, por lo que posee una superficie muy reducida de 1,1 Ha. En su contrafuerte N la erosión ha originado unas sugerentes formas apuntadas que sugieren la silueta de un fraile, por lo que la isla también ha sido designada, en ocasiones, como isla del Fraile. También asemeja un dragón recostado sobre el lecho marino.

Su máxima altitud es de 45 m, carece de vegetación y nunca ha sido habitada. Carece de superficie útil para situar construcción alguna, pero destaca por ser lugar de cría para varias especies marinas como el cormorán moñudo y el apiño europeo. La isóbatas sugieren que se eleva sobre un lecho marino poco profundo de 5 m de profundidad en todo su contorno. De hecho la profundidad en la línea directa con la costa parece no parece superar los 10 m.

Se debe respetar el período de nidificación de aves entre el 1 de enero y el 31 de agosto.

Desde Armintza (F+)

La aproximación la realizamos desde el puerto de Armintza. Abandonando la bocana dominada por el pequeño cerro de Gaztelumendi ( 61 m ) y doblando el espolón de Billauko harriak nos dirigimos (W) hacia el islote divisando en toda su magnitud los acantilados del monte Ermua ( 292 m ).  Situaremos la embarcación en la parte central de la cara E, a unos 50 m de su costa. Ahí puede observarse una pequeña concavidad protegida parcialmente del oleaje y que constituye el punto factible de acceso a la isla. Con un bote pequeño, si la fuerza y altura del oleaje lo permite, puede realizarse la aproximación hasta el mismo acantilado. En caso contrario será el momento de lanzarnos al mar y nadar esos 50 metros restantes que nos separan de su abrupta costa. Hay que vigilar el movimiento de las olas y su “resaca" tras colisionar contra el litoral de la isla...

Tras hacer pie en el islote, observaremos una pequeña chimenea de roca buena y erosionada que deberemos trepar. Una cuerda fija de unos 40 m amarrada en varios puntos facilita la progresión con seguridad. Tras el tramo más vertical, se cruza una cornisa terrosa y se supera un nuevo y empinado resalte algo vegetado hasta alcanzar un pequeño hombro junto a una roca que constituye el punto final de anclaje de la cuerda. Ahora sólo queda remontar unos metros de empinada ladera de escueta vegetación hasta las rocas que constituyen la cima de la isla de Billano ( 45 m )(F+). La arista hacia el S se puede recorrer sin dificultad alguna. Hacia el N, cae y se vuelve a elevar hacia una apuntada aguja antes de decaer hacia el mar.

En el extremo N de la isla se suele practica el buceo. En la isla naufragó una nave y todavía hoy en día se puede observar el ancla sumergida y otros restos de la embarcación que los caprichosos movimientos marinos se han encargado de repartir a lo largo de todo el contorno del islote, en el fondo de su somero lecho marino.

El descenso se realiza por la misma vía hacia la concavidad. Luego habrá que volver a tirarse al mar para llegar a la embarcación...

Accesos: Armintza ( 1h ).

Agradecimientos: Josean Gorostiza ( patrón de la embarcación con el que navegamos hasta la isla ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

Armintza - Billano

calendar-icon04/09/2016
distance-icon9,552 Km duration-icon01:41 elevation-gain-icon42 m elevation-loss-icon42 m calendar-icon03/09/2016
user-imageJavier Urrutia 11,84 Kb.

comment-iconComentarios