Ir arriba

Sabituero (1.047 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Fecha Alta
09/12/2016
Modificado
28/12/2017
3

Se trata de una de las cumbres del cordal de Peña Cervera ( 1.018 m ) situada al E del collado que la separa de ella ( 954 m ), si bien es una sierra que va ganado altura paulatinamente por lo que la prominencia es menor de lo que parece, dado que será el collado SE ( 1.011 m ) el que la delimite, punto que además será el de mejor acceso para coronarla.

Al no haber mucha información sobre la toponimia, debemos conformarnos con la denominación de Sabituero o Satituero que aparece en la cara Sur o la de Fayar, que se le da a la Norte, debido al corral homónimo que se sitúa en ella.

Como curiosidad la cima es fronteriza entre Nafarroa / Navarra y Zaragoza. Es conocido de sobra que Petilla, a pesar de su denominación, no pertenece a Aragón, al ser entregada como pago de una deuda de un crédito al antiguo reino. Esto no ocurre con las cimas situadas al W de este cordal ya que la línea fronteriza pasa más al N, discurriendo ya hacia el S por una cota de 1.079 m, que aún siendo más elevada que nuestra cumbre es muy poco prominente, dado que no es más que una mera antecima del monte Portolés ( 1.089 m ), que queda ya al E en terriotorio aragonés.

Desde Petilla de Aragón

Hay que tomar las marcas del SL NA-202 (verdes y blancas) para salir por la izquierda a la pista que va a entrar a la sierra por el W para bordear por el N las cumbre de El Poyo ( 941 m ), Castillón ( 961 m ), Peñalarga ( 964 m ), La Esmochada ( 1.014 m ) y Peña Cervera ( 1.016 m ). Al ser esta última la más interesante y prominente se recomienda coronarla en primer lugar.

De vuelta al collado Cervera ( 954 m ) vamos a seguir la pista superior (SE), evitando ambos ramales, el que va al N con una portilla y el que va a al S con la estaca del SL, por el que accedimos a Cervera ( 1.016 m ). De esta forma vamos a pasar por las inaccesibles laderas de nuestra cumbre, para ir ganado altura hasta el collado ( 1.011 m ), una vez rebasada ésta completamente.

Aquí sale un amplio espacio siempre a la izquierda de la alambrada que permite un cómodo paso por el pinar, teniendo siempre como referencia el alambre de espino de la derecha, dado que donde gira 90º, también debemos nosotros variar el sendero hacia la derecha.

No es imprescindible ir pegados a la alambrada para remontar la ladera, dado que es más sencillo realizar diagonales a la izquierda y luego retornar a ella, hasta que finaliza en un espolón, donde nuevamente hace un giro de 90º, esta vez a la izquierda. El espacio es amplio para pasar hacia la cima, que descubrimos que está compuesta por unos monolitos rocosos, que están al otro lado, sin haber ningún lugar adecuado para pasar. A nadie se le ocurrió que algún montañero coleccionista pudiera querer pasar a la cima de esta pequeña montaña.

Superada la alambrada, como podamos, subimos andando el primer monolito, bastante redondeado, donde hay un mugarri blanco. Al dirigirnos al monolito central, apreciamos que es totalmente inalcanzable por su aspecto liso, que requeriría material de escalada y gran experiencia. En realidad no es la cima porque si observamos con atención vemos un nuevo monolito occidental. Se accede a él por otro mugarri que sirve de apoyo para ascender a la estrecha laja rocosa. Aquí se recomienda detenernos, dado que la vegetación complica el proseguir y la laja cimera es estrecha, de pocos centímetros y además es suficientemente peligrosa y expuesta como para suponer un riesgo evidente. No merece la pena para superar el escaso metro que nos falta para estar en el punto culminante, al que tampoco se puede subir con los pies, debido a su pequeño tamaño. Hay que irse aconstumbrando a ello porque curisoamente es lo que toca en las dos cumbres que quedan en la sierra, Portolés ( 1.089 m ) y Las Valecillas ( 1.073 m ), con monolitos insospechados ocultos en el bosque.

Accesos: Petilla de Aragón ( 2h 15 min )

Catálogos

Imágenes

Comentarios