Ir arriba

Baño, Alto del (574 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
arrow-iconFecha Alta
16/05/2017
arrow-iconModificado
17/05/2017

Es la cima visible y más representativa de los Baños de Fitero, si bien es la más baja del cordal y hacia el Norte hay cotas más elevadas difíciles de contemplar.

Cerca de la cumbre está la restaurada ermita de la Virgen de la Soledad, unida por la leyenda a Juan de Palafox y Mendoza (Fitero, 24 de junio de 1600 - El Burgo de Osma, 1 de octubre de 1659), obispo español que ejerció su obispado en Puebla de los Ángeles (Nueva España, actualmente México) y más tarde en Osma. Fue además consejero del Consejo Real de Indias entre 1633 y 1653, y virrey y Capitán General de Nueva España. Da nombre al balneario nuevo de Baños de Fitero. Según la leyenda Pedro Navarro lo escondió en la cueva tras su nacimiento, motivo por el que después se construyó la ermita en dicho lugar. El motivo fue que se trataba de un hijo ilegítimo de Jaime de Palafox y Mendoza y una mujer de buena familia que, para ocultar su embarazo, se refugió en el balneario de Fitero. Su madre indicó ahogarlo en el río, pero fue ocultado en la cueva y cuidado posteriormente durante 6 años en una familia humilde, hasta que su padre lo reconoció y le dio estudios. Su madre se hizo monja carmelita descalza.

palafox

Desde Baños de Fitero

Aparcamos junto al balneario viejo de Gustavo Adolfo Becquer y subimos, andando por el asfalto, hasta el balneario nuevo. Aquí las señales indican a la derecha el acceso al mirador de Fitero y a la ermita de la Soledad, que pueden visitarse primero, dado que las vistas son interesantes, y las historias en torno a la ermita son curiosas, Aquí descubriremos que se erigió en el lugar en que fue escondido Juan de Palafox tras su nacimiento.

Aunque se podría ascender desde la misma ermita, siguiendo algunos hitos, el acceso más sencillo es volviendo a los postes del camino de entrada,  junto al depósito de aguas, para ascender por el camino hasta los depósitos superiores y tomar la senda, con múltiples hitos, que llevan por la cara posterior a la repisa rocosa que constituye la cima ( 574 m ). Aquí hay una cruz rudimentaria y varias inscripciones poco edificantes, aunque lo más interesante es la vista a vuelo de pájaro sobre el entorno.

cima

Accesos: Baños de Fitero ( 30 min )

 

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios