Ir arriba

Mendigerra (798 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
arrow-iconFecha Alta
16/05/2017
arrow-iconModificado
16/05/2017

Aunque la cima más popular de la sierra de Sauturri (o Saiturri), que ostenta además vértice geodésico y buzón de montaña, sea la conocida como Sesturri (790 m), la máxima altitud de este pequeño macizo treviñés se sitúa en la cota de Mendigerra (798 m). Se trata de un cerro de perfil alomado, con la mayor parte de su superficie ocupada por cultivos de cereal, aunque la cima se ubica en una estrecha franja de monte bajo que ha conseguido esquivar los surcos del arado.

Una extensa mancha de bosque (pino albar y quejigo) tapiza su suave ladera SE, cruza la vaguada por donde se desliza el arroyo Zurbalday y cubre toda la cubeta septentrional del cerro Zabala (794 m), conformando el Monte de Utilidad Pública 186 "Monte Campo", propiedad del Ayuntamiento del Condado de Treviño.

Desde San Martín de Galvarín

La escondida aldea de San Martín de Galvarín, unida a la carretera CL-127 (La Puebla de Arganzón - Bernedo) por un ramal de 3,5 km que atraviesa Argote y Torre, propicia un entretenido itinerario circular que visita sucesivamente las tres cotas principales de la sierra de Sauturri: Mendigerra (798 m), Gurugú (787 m) y Sesturri (790 m); a la vuelta, merece la pena callejear entre las casas de este encantador lugar para descubrir alguna de las curiosidades que atesora, entre las que llama especialmente la atención una lápida funeraria romana epigrafiada, reutilizada como sillar esquinero en la antigua casa cural.

En la parte alta de San Martín de Galvarín (650 m), junto a la vieja escuela rural, el asfalto se prolonga por una pista de buen firme que desciende buscando el cauce del Zurbalday; al llegar al punto más bajo del carretil, surge a la derecha una pista que, tras cruzar la erreka, se bifurca. Seguimos a la izquierda y, enseguida, se desgaja a la mano contraria un sendero que trepa sin concesiones hasta alcanzar, en un breve pero empinado repecho, el canto de la sierra (0,15), por donde corre un cómodo camino (se puede intentar alcanzar este punto salvando el arroyo por el puente del lavadero y la fuente, pero es preferible evitarlo porque discurre en gran parte por tierras de labor).

A partir de aquí, todo consiste en seguir el cómodo camino que, cercano al borde de la meseta, asciende suavemente (W-N) dando vista al grácil pico Otero (821 m) y a la cabecera del río Rojo, donde se asienta, en las faldas del Cerro (901 m), la aldea de San Martín Zar. Tras un prolongado paseo, con el pinar a la derecha, se llega a un collado (0,45) con un cónico cerrillo enfrente que, aunque parezca la cota más elevada, no debe confundirnos. Seguimos pues, ahora en suave descenso, la pista, obviando sendos ramales a izquierda y derecha, y otro poco más adelante que rodea el pinar, con un letrero en su inicio del MUP "Monte Campo".

Llaneamos brevemente (N) por la pista principal, al pie de una finca cultivada, hasta que se separa bruscamente a la izquierda un ancho camino de tractor que penetra en el labrantío; enseguida, al tocar el talud de terreno inculto, ascendemos por la estrecha lengua herbosa de la izquierda, que conduce entre rastros de senda y sin pisar en ningún momento los cultivos hasta la cota más elevada, donde coloqué (abril 2017) un pequeño hito para señalar la cima de Mendigerra (798 m)(0,55).

De vuelta a la pista principal, la seguimos al N, con el perfil de Sesturri (o Sauturri) al otro lado de la vaguada, pasamos junto a una balsa de riego y alcanzamos en un collado (755 m) una encrucijada de pistas, procedentes de San Martín de Galvarín y del km 18,5 de la carretera BU-750, cerca del desvío de Arana; ignorando ambas, seguimos de frente por un agradable camino herboso hasta el Portillo de los Llanos (757 m). Un sendero al NW nos acerca, entre las escombreras de las antiguas canteras de piedras de molino, que dieron fama antaño a Trebiño, hasta el pedregoso pináculo del Gurugú (787 m)(1,20); en dirección contraria, una senda conduce al borde de los cultivos, o por terreno igualmente caótico tocando la cresta en el característico Mojón Alto, hasta el oterillo herboso donde brotan el buzón y el pilón geodésico de Sesturri (790 m)(1,35).

Un senderillo se desliza tentador por la vertiente contraria (SE), pero si pretendemos volver a San Martín de Galvarín, es preferible descartarlo (nos llevaría hasta Torre) y retroceder a la encrucijada de pistas del collado (755 m)(1,50). También en dirección SE, la pista nos llevará en cómodo y prolongado descenso, con algún cruce en el que habrá que prestar atención para seguir la ruta correcta, junto a la fuente y lavadero de San Martín de Galvarín, tras cruzar nuevamente el arroyo Zurbalday (2,15).

Acceso: San Martín de Galvarín (55 min)

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios