Ir arriba

Alba, Peña del (2.369 m)

remove-icon
Mariano Javierre Lacasta
arrow-iconFecha Alta
05/08/2017
arrow-iconModificado
05/08/2017

Aparcamos junto al río en el ensanche de las instalaciones de la Aduana ( 1.300 m ). A través del puente, que permite el paso sobre el crecido Río Barrosa, iniciamos la marcha para conocer el Valle de Trigoniero. Tomamos un sendero, algo transitado, que sale del lecho del barranco dando algunas amplias lazadas a través de un bosque mixto, asentado sobre materiales metamórficos hasta que se va orientando al este para transitar por la ladera derecha del barranco para afrontar el fuerte repecho que permite alcanzar los diminutos prados de la Cabaña Ruela, donde se arrellana un poco. Pero el rellano desaparece enseguida y el camino, tentado por el barranco empieza a ascender consistentemente a la vez que el valle se estrecha, el barranco se encajona entre verticales paredones y comienza a ofrecernos un incomparable festival de espumosas y sucesivas cascadas al amor del esplendoroso caudal del barranco.

El camino se aparta del lecho del barranco elevándose un poco sobre la ladera para salvar la caída de un primer grupo de cascadas. Poco más arriba, el camino vuelve a las mismas y el barranco nos ofrece otro agrupamiento de cascadas. Luego el valle se abre un poco al sol que nos ilumina de frente y nos deposita en el vado del barranco bajo la Cascada de Trigoniero.

No queda otro remedio que quitarse botas, calcetines y pantalones para pasar el barranco. Bueno, otro remedio si lo hay pero no lo sabíamos: consistía en remontar el resalte por el lado derecho de la cascada; nos podía conducir al rellano en el que se asienta el Refugio de Trigoniero, Dos ramas de barranco se juntan en el rellano que se encajona para saltar hacia abajo. Pasado el barranco el camino continúa junto a la rama de barranco que baja del Ibón de Trigoniero ( 2.000 m ). Unos metros más arriba y cruzando un sinfín de hilillos de agua alcanzamos la parte sur de la horizontal pleta en la que se asienta el Refugio. El refugio se queda en la zona norte y nosotros queremos alcanzar el Ibón de Trigoniero. El barranco desagüe del ibón salta a través de un potente resalte en larga y blanca cascada. Ante nosotros está el resalte que ofrece paso por la parte este del mismo. La pared está orientada al noroeste y vestida profusamente de potentes neveros.

Buscamos camino por el lugar más limpio saliendo de la pleta al sur del desagüe y encontramos uno que se oriente un tanto al este en busca del espolón más desprovisto de nieve por el que en principio pensamos ascender. El camino, pintado y con citas se va hacia el espolón, pensamos que para subirlo por detrás, pero no será así. Contornea la arista de Sierra plana y sigue al sur llenándonos de dudas pero nos da igual, pues decidimos seguirlo aunque desconfiamos de llegar al ibón. Así será puesto que, como luego comprobaremos, se trataba del camino de Trigoniero a Urdiceto. Subimos un suave resalte sobre pradera alpina alternada con rododendro y luego a través de un nevero residual iniciamos el ascenso del resalte final que nos conduce a coronar sobre la arista SSW del Pico de La Espada de Urdiceto, la Peña del Alba ( 2.368 m ), casi la altura a la que se encuentra teóricamente el ibón de Mener.

Accesos: Aduana-Puente de Trigoniero ( 2h 45 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios