Ir arriba

San Migel (383 m)

remove-icon
Matilde Sanz Rebato
Fecha Alta
21/08/2017
Modificado
27/08/2017
5

En la cima del monte San Miguel, junto al caserío Aritzeta, se encuentra la ermita consagrada a la Ascensión del Señor y al Arcángel San Miguel.

La primera noticia documentada donde se menciona el “monasterio”, que era como antiguamente se  conocían a las ermitas con funciones de parroquia rural, de que se tiene conocimiento data del año 1050. Hoy en día la nave se haya dividida en dos. El espacio vacío parece ser que antiguamente lo ocupaba el coro. En el templo propiamente dicho nos encontraremos, como elementos más destacados, un retablo con la figura de la Ascensión de Nuestro Señor y un medallón en madera con la figura del arcángel. Dicho medallón, dado su valor, se haya colocado a cierta altura para dificultar un posible robo.

La ermita ha sido restaurada más de una vez  y fue pasto, entre otras desgracias, de un incendio; tal vez provocado por algún rayo. Luce una campana que antaño avisaba a las gentes de Bergara de que se avecinaba tormenta. Y hubo una época en que los fieles acudían a la ermita para pedir la curación del “errosene”, costra que se formaba en la cabeza de los niños de pecho.

La llave del templo está en poder de Margari del caserío Aritzeta, colindante y que es el que le da nombre al barrio. Amable y acogedora, te mostrará el interior de la ermita antes incluso de que puedas pedírselo.

Desde el puente de Ozaeta (Bergara).

Sale desde el puente una estrada circulable que bordea el monte. Pasa por debajo de la autopista y sube dejando el bonito caserío de Sagastizabal, formado por tres edificios -uno de ellos luciendo el blasón de la familia-, a la derecha. Pasamos después por una pequeña fuente, apenas perceptible en el talud. El caserío Kerexatsu, desde el que las vistas hacia Udalatx son magníficas, y unos bancos de madera son anuncio de la cercanía del templo y del caserío contiguo. 

Accesos: Puente de Ozaeta, 45 minutos.

 

Catálogos

Imágenes

Comentarios