Ir arriba

Pegolera, Punta (2.252 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
10/09/2017
arrow-iconModificado
10/09/2017

La Punta Pegolera ( 2.252 m ), aunque bien visible desde muchos lugares, mostrando sus abismos rocosos sobre el barranco Acitolar, se encuentra deslocalizada, perdida en la inmensidad macizo, ajena al paso de los montañeros aunque no de los ganados, que desde tiempos que no se recuerdan han subido a los pastizales del Plan de Cotiella.

El conde Henry Russell subió, a lo largo de su vida,  dos veces a Cotiella. Una cumbre que el consideraba desértica, "africana", "arábiga". Enn la segunda ascensión, pernoctó en la cima con la compañía de Lequeutre y los inseparables hermanos Passet. En realidad, el macizo de Cotiella posee, en efecto, zonas que parecen desiertos, con pedregales inmensos, zonas desoladas, pero también enormes pastizales y paisajes más que sobresalientes. La naturaleza, en gran parte calcárea del macizo, no permite la circulación de cursos superficiales. En su lugar existe una amplia topografía sobre el subsuelo que los espeleólogos van poco a poco conociendo con mayor profundidad y amplitud.

Desde el collado de Santa Isabel (T4)

La posibilidad de subir desde el collado de Santa Isabel a la cumbre de una forma elegante era uno los problemas a abarcar al estudiar con exhaustividad el macizo de Cotiella. De ese análisis surge esa original ruta.

En el collado de Santa Isabel ( 1.530 m ) caminamos por la pista y buscamos el sendero que, a través del pinar, permite evitar caminar sobre la misma. Cuando el bosque cede, el sendero se divide en dos ramales. Uno de ellos sube más empinado y marcha hacia la derecha, casi en horizontal, para rebasar un espolón vertical y situarnos entre las peñas que delimitan la cuadrangular entrada al circo superior del barranco Gradiello ( 1.950 m ). Las ovejas suben por este lugar a los pastos de Cotiella, por esa razón para llegar hasta este lugar se mantiene sendero ( e hitos ). La clave del itinerario viene ahora. Consiste en seguir recorriendo la pequeña cornisa que rodea las paredes bajo Peña de la Cués ( 2.286 m ). Aunque es muy fácil caminar por ella, el avance es algo expuesto. Luego, tras doblar el primer espolón, hay que cruzar la empinada ladera pero sin peligro buscando la salida en el extremo opuesto, al pie del acantilado. Se cruzan zonas variadas, de pedrera, hierba y bosque. Al alcanzarlo aparece un resalte, pero se enlaza con una nueva cornisa trasversal que permite terminar con el recorrido al pie de la peña e ir alcanzando la cuenca superior del barranco Acitolar. Situados el S de Peña Gorda ( 2.314 m ), remontamos la ladera (S), obstaculizada por resaltes rocosos fáciles, donde todavía hay pinos. Al final nos desviamos a la derecha para acceder por un corredor a la cresta del Vacarizal a pocos metros de la cota más elevada ( 2.257 m ), que queda hacia la derecha (W). Sin embargo, la punta característica se encuentra en el extremo occidental y hasta el se camina por terreno llano de pasto hasta la cumbre de la Punta Pegolera ( 2.252 m ).

Accesos: Collado Santa Isabel ( 2h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios