Ir arriba

Gardelha, Pic de (2.853 m)

remove-icon
Josep Pérez Tomás
arrow-iconFecha Alta
12/11/2017
arrow-iconModificado
12/11/2017

Desde el aparcamiento de la Molinassa (1790 m) remodelado el año pasado, iniciamos este itinerario, los primeros veinte minutos no es otra que seguir la concurrida senda de la Pica d' Estats. Llegados al poste indicador de la confluencia de dos sendas, dejamos la principal (Pica) y nos internamos por la menos marcada, la que remonta por la derecha el barranco y valle d’Areste. La senda nos transporta entre unos cortos sube y baja siendo un poco de mal traspasar, así un poco más arriba se nos abre el barranco visualizando una pasarela de madera, nos encontramos en la confluencia de los barrancos d’Areste y Port Vell (2090m). Cruzamos la pasarela de madera del río d’Areste, giramos a la izquierda y nos adentramos hacia el barranco del Port Vell, por su margen izquierda. Poca traza de senda veremos, pero los hitos nos ayudan a seguir, aun que el itinerario es evidente. La pendiente se acentúa por el cada vez más encajonado barranco, donde la velocidad del agua no deja percibir ningún otro ruido que no sea la del agua al saltar recorriendo la “senda” que se trazo a fuerza de esculpir y cincelar la dura roca. Siempre cercanos a la torrentera le ganamos desnivel, así alcanzamos un gran rellano, cota 2.360 m. donde entre algunas turberas miramos de seguir la difuminada senda o no perder los pocos hitos existentes, la gran mole de la magnifica Pica Roja (Pic de la Rouge) la visualizamos ya y Port Vell también, por lo que no tiene problema la orientación. Por una pedrera y algún nevero alcanzamos Port Vell (si se quiere no es necesario el llegar a él)(2574m)(1,35).

Desde el mismo puerto la pendiente es constante, no existen hitos ni senda, avanzamos un poco hacia nuestra izquierda (vertiente catalana) sin alcanzar el cresterío de momento entre terreno herboso donde poco a poco pasa a ser totalmente de cascajo. Una fuerte rampa de cascajo por la cual cuesta asegurar el pie nos deposita cercanos a la cresta, hemos bordeado una primera cota sin relevancia. Traspasamos un hombro del cresterío y visualizamos la cima Romaset, ahora otra pendiente de cascajo más moderada y cercanos al cresterío nos eleva a la alargada cima de Romaset, donde un hito nos indica la cima Pic de Romaset (2831m). La cota principal la visualizamos un poco más al N. a la cual llegamos en unos minutos previo paso por una corta brecha, Punta de Romaset (2841 m)(2,35).

La arista, de roca es descompuesta en este primer tramo, nos guiará para descender este engorroso tramo usando las manos hasta la misma brecha (decir que se pueden descender un centenar de metros y flanquear por pedrera este tramo) casi todo por el lado catalán, precaución la roca poco fiable. Una vez en la brecha soslayamos por la izq. la próxima elevación entre tramos herbados y usando un poco las manos recuperamos el cresterío. Descendemos hacia la siguiente brecha, la pendiente desciende fuerte y ya percibes que no será tarea fácil llegar a la brecha.

La complicación consiste en un destrepe de unos 5-6 m. Lo favorable es que la roca es de calidad, pero es muy vertical, tampoco hay posibilidad de montar rapel alguno, ya que el tramo que hemos descendido es bastante roto y, no da lugar a poder pasar ningún cintajo. El paso en cuestión es descender de cara a la pared entre la canal que forma la roca, los primeros tres metros hacia la izq. (II+) la continuación es un pequeño flanqueo hacia la derecha (II) y acabamos descendiendo a la brecha. La continuación tampoco es de frente, si no que un poco a la izq. entre lajas rojizas y terreno algo descompuesto (I+) nos plantamos a la terraza que precede el próximo collado ganando el cresterío.

Otra corta y fácil depresión blanquecina la cual una vez traspasada ya alcanzamos el collado Pòrt de la Gardelha (2743m) el cual no es muy definido a causa de diferentes brechitas y su amplitud. En el lado occitano divisamos el estanh de la Gardelha, en el nuestro el d’Areste, proseguimos hacia la cima que tenemos delante, primero por la cresta. Pronto traspasaremos mejor por la vertiente occitana por una rampa algo herbada, luego ya más cercanos al cresterío por el cual nos elevamos ayudándonos de las manos alcanzamos la segunda y rocosa cima, Pic de la Gardelha o Pic de la Gardelle (2851 m)(4,30). Las vistas son espectaculares pero no mejores ya que casi vamos totalmente por el cresterío teniendo siempre privilegiadas vistas de las dos vertientes, eso si, la Pica ya se ve algo más cercana.

Accesos: La Molinassa ( 4h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios