Ir arriba

Berregu (1.097 m)

remove-icon
Javier Urrutia
remove-icon
Rafael Bartolomé
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
01/01/2001
La sierra de Labia, entre los valles de Erroibar ( Erro ) y Artzibar ( Artze ) alcanza en sus estribaciones más septentrionales el puerto de Mezkiritz ( 922 m ), donde se une con las estribaciones de la divisoria pirenaica, entre el pico Adi ( 1.459 m ) y el puerto de Ibañeta ( 1.057 m ). Al Este del citado puerto de Mezkiritz ( 922 m ), por encima de la aldea de Auzperri / Espinal ( 871 m ), encontramos el monte Berregu ( 1.097 m ), en un sector donde los grandes hayedos atlánticos se engarzan en singular batalla por el territorio con las espesuras de los grandes bojerrales.

Los mapas antiguos y muchos modernos a 1:25.000 señalan la cima en la cota oriental ( 1.093 m ), dado que desde la distancia es dificil identificar el punto más alto del hayedo, en una loma de 350m que se mantiene por encima de los 1.090 m. Sin embargo, los mapas modernos, a mayor escala, señalan como punto más elevado a la cota occidental ( 1.097 m ). El misterio queda resuelto cuando se descubre el pequeño roquedo cimero más elevado sobre el nivel del suelo y que no era visible entre la vegetación, lo que hace que sólo se pueda identificar sobre el propio terreno.

Desde el Alto de Mezkiritz (T2)

En el Alto de Mezkiritz ( 922 m ) tomamos el camino por el que llega el camino de Santiago procedente de Auzperri, traspasando enseguida el portillo de la derecha. Este camino discurre junto a un prado en la loma de Izosta ( 951 m ) y desciende ligeramente al collado Aiurdin ( 943 m ). A este lugar sube el camino balizado de Bidezarrate por donde discurre el camino de Santiago ( GR-65 ) desde la población de Auzperri ( 871 m ). Aquí abandonamos las balizas del camino de Santiago y atravesamos el paso de la alambrada, para seguir en dirección SE junto a una valla, con presencia de algunos altos puestos de caza. Más arriba entraremos en el confuso paraje de Urrismuru. Se trata de un auténtico laberinto de dolinas abrigadas por bojes que superan varias veces la altura de una persona. La humedad acumulada en la umbría de estos rincones ha hecho proliferar los musgos y líquenes que aumentan el aspecto irreal del junglático lugar. La navegación con brújula se hace muy recomendable incluso con buen tiempo. Algunos viejos caminos permiten superar el paraje, pero habrá que prestar atención en el regreso para recordar los lugares por donde hemos pasado. De este modo saldremos al hayedo de Berregu ( 1.070 m ). El boj y el Karst quedaron atrás para dar paso a las grandes hayas. En componente Este se llega a varios restos de caminos abiertos para la saca de madera en un lugar al N. de la cima occidental o principal. En dirección S. ya apreciamos que hay un punto más elevado con lo que al acercarnos seguimos las ramas cortadas que permiten llegar al karstico roquedo cimero, que carece de visibilidad por el arbolado y que sería casi inaccesible si no se hubieran podado las ramas del tupido bojedo. La amplia cumbre oriental ( 1,093 m ) es fácil de alcanzar por el limpio hayedo, para aquellos completistas que quieran ascenderla "por si acaso".

Accesos : Mezkiritz Mendatea ( 1h 15 min ); Auzperri / Espinal ( 1h 15 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconRoberto Gil Alonso
    El 31 de agosto de 2017

    Actualmente se puede llegar sin problemas desde el alto de Mezkiritz. Cuando el Camino de Santiago hace un giro de 90 º para bajar a Espinal de frente continúa una senda con balizas verdes. Más adelante abandona el cordal y se introduce en la vertiente norte cruzando en descenso por zona de lapiaz. La senda está muy bien arreglada y se camina con comodidad. Al salir del lapiaz al hayedo limpio sale otra senda hacia arriba. De frente supongo que bajará a Espinal. La senda que sube tiene balizas amarillas y sube en paralelo a la zona kárstica problemática. Arriba llega al pie de una sima, muy cerca de la cumbre de Urrismuru y gira a la izquierda (SE). Esta senda no pasa exactamente por la cima pero lo hace a pocos metros. La única pega es que se pierden medio centenar de metros en el lapiaz, pero la comodidad compensa.