Ir arriba

Gudilla, Alto de la (532 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé Resano
Fecha Alta
14/11/2017
Modificado
28/11/2019
3

Prominente cumbre boscosa al oeste de los Caneluches ( 593 m ) que en la actualidad ofrece bastantes dificultades para ser coronada, ya que la única senda existente se está cerrando y no es nada fácil de localizar. Solo algunos cazadores se internan en la cerrada vegetación de coscojas y espinos.

Los montañeros coleccionistas de prominencias probablemente se contenten con tacharla y olvidarla, ya que no todos los montes se disfrutan, algunos se hacen solo como objetivo de un listado que también apasiona seguir, aunque luego se tope con la realidad de cumbres como éstas. Lo curioso es que, si se balizara y limpiara la senda un poco, sería hasta agradable, dado que la cima ofrece una vista interesante subido a las grandes rocas lisas que la componen, pero se antoja que eso es casi imposible con el tipo de cumbre que nos ocupa, en la que además habrá que estar atentos a que no haya cazadores de noviembre a febrero.

Desde la pista de San Isidro del Pinar

Hay dos pistas que llevan a la zona que nos interesa. Si no ha llovido es factible entrar con el coche a la que está junto al poblado ( 436 m ). Al W junto a una casa se puede recorrer en coche la pista con buen firme que pasa junto al corral de Larraz y llega hasta las ruinas del corral de Rada ( 405 m ), donde se recomienda aparcar. A la derecha la pista es algo peor y por tanto recorrer estos 800m en coche solo se recomienda con un coche alto y si no hay barro.

ruta

Por la pista de la derecha (N) se alcanza un pequeño aparcamiento ( 415 m ). Lo más sencillo es recorrer la curva de la derecha por el huerto, pero es más corto seguir de frente las rodadas y pasar el campo, saliendo detrás de la conducción de agua a la misma pista. Por la izquierda (NW) se alcanza el Portillo de los Lobos ( 452 m ) donde hay otro aparcamiento de cazadores.

Aquí no podemos ascender a nuestro monte dado que cualquier intento es muy penoso, así que es mejor seguir por la izquierda en cuanto podamos por el campo, generalmente con rodadas, para ir pegado al límite del bosque. El punto de acceso no es evidente, pero hay que seguir 500 m cerca de donde va a acabar el campo. Hay que localizar una zona algo más despejada detrás de los árboles, buscando unos pequeños muros que sujetaban los bancales. Es la única senda existente que va por una zona más despejada, pero no es sencillo seguir sus quiebros, sobre todo el primero a la derecha, antes de retomar la dirección al hombro que está a la derecha de la cima.

En el hombro se acabó la senda y debemos ya pelear a la izquierda por trazas de paso, visibles pero siempre con vegetación que apartar, con intuición y suerte para localizar finalmente las grandes losas de piedra de la cima.

Accesos: Corral de Rada ( 50 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios