Ir arriba

Castellet de Calp (254 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
23/11/2017
Modificado
23/11/2017
1

Si en su extremo occidental la Serra de Bèrnia se desploma sobre las fuentes del Algar en el profundo tajo del Barranc del Curt, por donde trepa la senda imposible del Passet dels Bandolers, en el extremo opuesto el río Salat ha conseguido disolver las duras calizas del Mioceno y tallar a golpe de milenios el angosto desfiladero del Mascarat, donde la imaginación popular se apropió del topónimo para acuñar historias fantásticas sobre un legendario bandolero enmascarado; en esta estrecha garganta se manifiestan los relieves más abruptos de la abrupta Bèrnia. La peña del Castellet de Calp (254 m) forma el escarpe oriental del Mascarat, que se eleva dos centenares de metros en vertical sobre el lecho reseco del Barranc Salat; un túnel de la carretera N-332 entre Calp y Altea horada la peña a media altura.

En la cumbre del risco se conserva un lienzo de la fortificación construida en tiempos de Felipe II (siglo XVI), destinada a la vigilancia de la línea costera contra los frecuentes saqueos y tropelías por parte de los piratas berberiscos desplazados desde el norte de África. La torre se habría levantado sobre los restos del Hisn de Kalp, el Castell de Calp o Castell del Mascarat, atalaya árabe (s.XI-XII) que defendería la medina calpina contra posibles incursiones cristianas procedentes de los territorios meridionales. Calpe y su castillo fueron arrebatados a los musulmanes e incorporados a la Corona de Aragón en 1254 por Jaime I. En lo alto de la peña se documenta también la existencia de uno de los cuatro antiguos asentamientos iberos existentes en el entorno de Calp.

Desde Calp (Partida Maryvilla)

El término municipal de Calp dispone de una interesante red de "Sendas Tradicionales" señalizadas que pretende salvaguardar los escasos caminos que han logrado sobrevivir a la salvaje presión urbanística de las últimas décadas, utilizados antaño como vías pecuarias o comerciales y para comunicar entre sí las partidas agrícolas y las casas de labor del municipio. Un total de 9 rutas, señalizadas con colores diferentes según su destino, parten de manera radial desde la Casa del Cocó, típica masía rural reconvertida en museo etnográfico local de horario impredecible; los itinerarios constituyen una excelente alternativa senderista y cultural al masificado turismo de sol y playa que satura en temporada el municipio calpino.

El itinerario R-8 "Camí de la Mola al Castellet", marcado en azul oscuro, aprovecha el trazado del R-7 "Camí del Cocó al coll de Faixuc. Cepellar" (verde) para aproximarse desde el Cocó hasta la entrada a la urbanización Maryvilla desde la N-332, un km antes del túnel en dirección a Altea. En el mismo inicio del ramal de acceso a Maryvilla (130 m), a la derecha, un poste metálico de la ruta R-8 indica la dirección a seguir, por una calle asfaltada que asciende por la derecha de la primera edificación existente. Sobrepasamos la casa de la Llora y, ya por camino de grava siempre en ascenso, tocamos las últimas casas de esta aberrante urbanización que ha desfigurado el collado al pie de Toix y de la peña del Castellet de Calp.

La subida final al peñasco discurre por un empinado sendero provisto de gruesas maromas sólidamente ancladas a la roca en los tramos más dificultosos, acondicionamiento totalmente prescindible destinado a evitar riesgos a los turistas mal equipados que se aventuran a trepar hasta la cima del Castellet de Calp (254 m). Un frontón mudo y huraño, burdamente decorado por algún graffitero poco escrupuloso con las ruinas históricas, y algunos rimeros de piedras en el contorno de la cumbre, son los únicos restos visibles de la antigua fortificación de vigilancia.

Intentando hacer abstracción del absoluto atentado ambiental que la pésima legislación, la especulación urbanística y la corrupción inherente a ambas han perpetrado contra la costa levantina en las cinco últimas décadas, agresión que no tiene visos de detenerse a corto plazo, las panorámicas desde esta enriscada peña resultan impresionantes: Oltà (591 m), Bernia (1126 m), el cercano farallón del Mascarat (417 m), el afilado estilete de Toix (338) y toda la costa mediterránea desde el Penyal d'Ifach (327 m) hasta la Serra Gelada (435 m).

Accesos: Calp, Partida Maryvilla (25 min); Calp, Casa Cocó (1h 30min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios