Ir arriba

Gamonales (457 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
arrow-iconFecha Alta
03/12/2017
arrow-iconModificado
04/12/2017

Se trata de un cerro visualmente destacado, dado que en los confines occidentales de Navarra / Nafarroa, cerca de La Rioja, no hay muchos montes, y esta elevación entre Mendavia y Lazagurría se aprecia desde la carretera, aunque el altiplano de su cara occidental le resta bastante prominencia. Desde el punto de vista montañero al estar rodeado por campos no es muy atractivo, pero en invierno nos ofrece una sencilla y agradable ruta coronada por unas vistas espléndidas de las sierras de Codés y Toloño, cuando en otras partes de la geografía la climatología es adversa.

El vértice lleva la denominación de Gamonales, aunque en la zona es conocido también simplemente como El Alto. Un gamón o gambón (asphodelus albus) es una planta denominada así en el sur de Navarra y que se usaba para alimentar a los cerdos. El término parece referirse a un corral al NW de la cima, que también da nombre al barranco.

Dada la cercanía a Mendavia esta cumbre es la que permitiría con más facilidad realizar también el SL NA-199 del Sotillo del Ebro, si bien el inicio del sendero y el que propongo para la cumbre están separados por 1,3 km y más de la mitad del recorrido balizado se encuentra actualmente asfaltado, y casi sin señales, por lo que es más sencillo realizar la conexión en vehículo.

cima
Desde la rotonda de Mendavia

En la carretera de Lazagurría a Mendavia, antes de pasar sobre la carretera de Lodosa a Logroño, llegamos a una rotonda. En este punto queda a la derecha la salida de un camino, donde se puede aparcar en la pista de tierra ( 365 m ). En caso de duda hay otra rotonda al otro lado del viaducto para poder volver.

Aunque lo más sencillo sería tomar las pistas, es más interesante dirigirnos por el camino de la derecha en dirección a los visibles depósitos de la cima sur de nuestro cerro. La pista parece acabar en la puerta del depósito nuevo, pero a la derecha sale una senda que permite subir al ruinoso depósito viejo. Por su derecha se gana la meseta por una senda que sale a un viñedo.

En la meseta superior basta seguir los caminos de tractores pegados a los campos para ir lomeando y localizar el cerro con el elevado vértice, tras más de 1km. Aquí se nos incorpora una pista que viene de Lazagurría, y que es un acceso más sencillo, aunque es una zona de las preferidas por los cazadores. El campo que rodea la cima es el último obstáculo, aunque es sencillo esquivarlo por la derecha. Las vistas están dominadas por la mole del Ioar y la línea de cumbres de las sierras de Toloño y Codés.

Para el retorno podemos usar cualquiera de las pistas que quedan al sur para conectar con alguna que nos lleve al inicio.

Sendero local del Sotillo del Ebro

Ya se ha comentado que respecto a cuando lo realicé en la infancia actualmente los caminos se han asfaltado para mejorar el acceso de los agricultores, así que indicaré primero por donde iba el SL NA-199 y mi sugerencia para centrarse en lo más interesante, que es el paso del Ebro. Las balizas están bastante desaparecidas, aunque en la zona junto al río han aparecido las nuevas del camino natural del Ebro (GR-99).

mapa

El sendero salía en la parte occidental del pueblo, cerca de la gasolinera, para ir paralelo a la carretera de Logroño (NA-134), antes de girar (S) y volver para pasarla. En este punto es donde se podría conectar tras 1,3 km con nuestro monte, por las pistas de los campos de su cara sur.

El camino va a atravesar el canal por la Pasada del Pontón, para situarse junto al río. Por la derecha vamos a llegar a la zona del Sotillo, con los árboles junto al río y la presencia de las balizas del GR-99. El agradable paseo llevaría hasta el lugar donde estuvo “La Barca”, que durante 76 años, de 1894 a 1970, permitió el paso de personas y vehículos a la estación situada en el otro lado, pero el sendero va a girar antes, no mereciendo la pena llegar hasta allí, dado que no quedan restos del embarcadero.

Enseguida las balizas del GR permiten conectar con Mendavia, y vamos a tomarlas a la izquierda (N) para caminar por pista hasta la ermita de Legarda (335 m ), donde ya hay asfalto. Un paseo peatonal paralelo a la carretera nos lleva de vuelta al pueblo.

Dado el estado actual del SL, no me atrevo a recomendar recorrerlo en su integridad, pero podemos acortarlo si aparcamos en la ermita de Legarda ( 335 m ), cuyo acceso está señalizado. De esta forma podemos recorrerlo en sentido contrario por el actual GR-99 y tras visitar el Sotillo del Ebro tomar alguna de las salidas de la derecha para llegar al canal del río Nuevo. Paralelos al canal el camino nos lleva a la salida de Mendavia hacia la ermita de Legarda, que alcanzamos por el paseo peatonal.

Accesos: Rotonda de Mendavia ( 45 min )

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios