Ir arriba

Basaran (876 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
arrow-iconFecha Alta
04/12/2017
arrow-iconModificado
04/12/2017

Se trata de la colina boscosa en la que se encuentran las cuevas de Mendukilo y que aunque aparece desde antiguo en publicaciones sobre la sierra e Aralar es poco conocida. Los mapas no solían indicar la altura de su collado sur ( 816 m ) por lo que su prominencia es mayor de la que podríamos esperar, dada su localización al sur del cordal del Akier ( 1.119 m ).

En el libro de Aralar de Imanol Goikoetxea de 1992, publicado por Txertoa, la cumbre apareció como Olanabal, pero no es el nombre que aparece en la cartografía actualmente, ni lo conocen los vecinos. Quizás deriva de Oiartzabal (bosque ancho) que aunque pudiera ser apropiado se sitúa ahora al NW de la cima. Preguntando me indicaron el nombre de Basaran, que es también el que indica el SITNA, que, aunque es el oficial del Gobierno de Navarra, etimológicamente se refiere a una depresión del terreno.

La cima carece de senderos de acceso por lo que sin GPS es complicado caminar por algunas zonas de karst, que la convierten en un pequeño laberinto, motivo por el que es tan poco conocida. Actualmente con GPS es bastante más sencillo dado que siempre tendremos la referencia de las curvas de nivel y la posición respecto a la cima.

La cueva de Mendukilo es una de las maravillas naturales de Aralar. Fue usada como aprisco natural para el ganado desde muy antiguo, incluso desde la Edad de Hierro (800-300 a.C.). Los primeros espeleólogos la visitaron en 1969, y fue cartografiada en 1974 en su totalidad. Al hacerse popular hubo que tapiar el acceso a la cueva en 1978, aunque aún hubo que esperar a 1996 para que fuera adelante el proyecto de adecuarlas para la visita turística. Los trabajos se iniciaron en 2004, abriendo sus puertas en 2005. La entrada se realiza con reserva y varía según la época del año, por lo que lo mejor es consultar la web para obtener la información actualizada (Tarifas-Horarios).

De la cueva se visitan tres salas, entrando por Artzainzulo (refugio de pastores) a la que llega la luz natural. Al final de la sala penetraremos en Jentileio (ventana de los Gentiles) para descender hasta las entrañas de la cueva entrando en Hartz-zuloa (osera). Desde se accede al resto de las salas, incluyendo la galería de los Lagos (Laminosin), la segunda osera y la morada del Dragón (Herensugearen gotorlekua).

cueva

Desde la carretera de Mendukilo

A 1km de Astitz, viniendo de Lekunberri, se encuentra el carretil asfaltado de acceso al parking de la cueva. Si está cerrada aparcaremos aquí ( 667 m ). Si está abierta hay que recordar los horarios, en verano hasta las 18h y en invierno hasta las 13:30, para no quedar encerrados, si optamos por recorrerla en vehículo, aunque la distancia de 1,2km hace que tampoco sea muy necesario.

La opción más corta, que no más sencilla, es llegar al parking de Mendukilo ( 760 m ), siguiendo por el camino las señales hasta la cueva ( 780 m ), que aunque esté cerrada deja ver desde la verja el techo de la sala de entrada.

Para acceder a nuestro monte se puede tomar a cualquiera de los lados dela cueva, el acceso por la ladera, que se realiza siempre fuere de sendero, con un paso razonable hasta topar con la primera parte del lapiaz. Aquí hay que ir a la derecha paralelos a las rocas, hasta llegar a la alambrada que nos servirá de referencia. En un pequeño claro ( 820 m ) ya es más fácil seguir la loma (S) hasta esquivar las ramas del hayedo y llegar a la pequeña barrera rocosa que identifica la cima. En el conjunto de piedras de la derecha está el hito ( 876 m ).

Para el descenso si estamos animados y portamos GPS podemos seguir la loma completamente con referencia de las alambradas, para acabar saliendo a la pista del nacedero de Iribas, saliendo de esa forma por la derecha (E) y girando a la izquierda (SE) para salir a la carretera en un punto que viene una pista desde Astitz.

Accesos: Carretera de Mendukilo ( 45 min ); Parking de Mendukilo ( 25 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios