Ir arriba

Itzurigana (354 m)

remove-icon
Matilde Sanz Rebato
Fecha Alta
01/02/2018
Modificado
01/02/2018
4

Cota perteneciente al sector S de Sollube. En la antecima S, hay ermita de San Cristóbal (Gereka) a la que se acudía en rogativa para pedir por la sequía, práctica que se suspendió hacia el año 1960.

Desde Libao (Arrieta).

La GR 280 sigue su curso hacia Meñaka dejando la ermita humilladero de Kurtzefixue o Santo Cristo a su izquierda. Pasa junto a un primer depósito de aguas, desde donde las vistas hacia el pequeño núcleo rural son excelentes, y prosigue ladera arriba rumbo al barrio de Agirre auzoa. En un par de puntos han colocado sendas pancartas de madera que nos hablan de la importancia que tuvo Arrieta y sus bosques en la siderurgia vizcaína. Al poco de pasar el segundo de ellos, justo en el momento en que el camino balizado comienza a descender, habrá que dejarlo para introducirse en el bosque. No hay sendero definido y, como casi siempre, se trata de seguir hacia lo alto (NW) por donde mejor veamos. La cima está dividida en dos por una alambrada; la ladera por la que hemos subido, que es boscosa con abundancia de laurel, y la NE que sirve para pasto.

Las pancartas de madera mencionadas pueden llevar a creer que nos encontraremos algún tipo de distintivo en la cima, pero no hay nada de eso.

Humilladeros:
Las ermitas humilladero están situadas a la entrada de los pueblos, a la vera de caminos y antiguas calzadas. Estas ermitas se suelen encontrar próximas a una iglesia parroquial, y vinculadas a ésta mediante un antiguo camino o calzada. En algunos casos, en este camino se sitúa un Vía Crucis.
Estos humilladeros están siempre presididos por el Calvario o por advocaciones derivadas del Calvario: Santa Cruz o Santo Cristo, La Soledad, La Piedad, La Dolorosa.
En tiempos medievales, tenía lugar en estos humilladeros una obligada ceremonia de humillación o de rendición. Errendibat, previa a la entrada del viandante en una población. Con este rito se significaba que el viajero venía en son de paz, que era cristiano, no moro ni judío. Institucionalmente, venía a ser una suerte de control sobre los viajeros y forasteros que accedían a un poblado.

Fuente: Urdaibai.org

Catálogos

Imágenes

Comentarios