Ir arriba

Pena de Francia (914 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
arrow-iconFecha Alta
09/02/2018
arrow-iconModificado
09/02/2018

La Cordillera Dorsal Gallega, que forma parte del Macizo Galaico (Galaico Duriense o Galaico-Leonés, según las fuentes) recorre el centro de Galicia de N a S a lo largo de 200 km, desde la Estaca de Bares hasta el río Miño. Se trata de un sistema montañoso antiguo, de composición mayoritariamente silícea, de perfiles suaves y redondeados y altitudes relativamente discretas. En su largo y serpenteante recorrido, incluye algunas sierras gallegas importantes, como la de O Xistral (O Cadramón - 1056 m); A Faladoira (Caxado - 752 m); Cova da Serpe (Cova - 836); Careón (798 m); Farelo (952 m); serra do Faro (1181 m), techo del sistema; Suido (Puza - 1025 m); Faro de Avión (1151 m); y Montes da Paradanta (Chan do Rei - 954 m).

La Pena de Francia (914 m) es una modesta montaña aislada que se eleva discretamente sobre las altas tierras de la comarca del Deza, formando parte de la Dorsal Gallega, como una prolongación o estribación occidental de la Serra do Faro (1181 m). Hasta la aplanada y poco llamativa cima trepan los cultivos de las aldeas del concello de Rodeiro, asentadas al pie de su tendida ladera oriental. La Pena de Francia levanta su perfil achatado en plena Galicia interior, muy cerca del punto de unión de las comarcas del Deza (Pontevedra), Carballino (Ourense) y Chantada (Lugo). Su cuerda establece el interfluvio entre los ríos Arnego, afluente del Ulla, y Arenteiro, que desagua en el Avia, subsidiario a su vez del Miño; actúa también como límite administrativo entre los concellos de Rodeiro y Dozón, ambos de la comarca pontevedresa del Deza.

A la Pena de Francia desde O Mosteiro

Desde O Castro, sede del ayuntamiento de Dozón, en la carretera N-525 entre Lalín y Ourense, tomar la EP-6104 hasta el lugar de Diz, donde se sigue un ramal a la derecha que conduce a la aldea de O Mosteiro, en poco más de 3 km de recorrido total. O Mosteiro es un humilde lugar de la parroquia de Dozón, con una preciosa iglesia románica, único resto conservado del antiguo monasterio de monjas benedictinas de San Pedro de Vilanova, fundado en el siglo XII; edificio de aspecto compacto y armonioso, de sillares de granito bien ensamblados, con tres sobrias portadas, espadaña original y ábside semicircular sencillo pero de líneas perfectas.

Solo por conocer esta joya de la arquitectura románica, merece la pena desviarse hasta este lugar y afrontar el anodino ascenso hasta la Pena de Francia (914 m), bastante insulsa desde el punto de vista montañero.

Dando la espalda al ábside de la iglesia (665 m), tomar al otro lado del asfalto la calleja (E-NE) que abandona O Mosteiro y llega en breve al cercano lugar de O Carballo. Volvemos a cruzar la carretera para seguir al frente, manteniendo la dirección hacia la tendida loma de la Pena de Francia, el camino carretero que nos lleva en ascenso hasta la Ermida da Virxe da Pena de Francia (barroca, s.XVII), con área recreativa en una pequeña carballeira cercana y accesible en coche; concurrida romería el primer domingo de septiembre.

Desde la trasera de la ermita, una pista cortafuego trepa directamente en cinco minutos, por la ladera occidental, hasta el vértice geodésico de A Pena de Francia (914 m), encaramado a un ribazo de la pista agrícola que recorre la lomada; en la misma loma, a 400 m en dirección S, se señala la existencia de la Mámoa do Cabo, destrozada por el trazado de la pista cimera.

Acceso: O Mosteiro (40 min)

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios