Ir arriba

Rasa, La (1.161 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
05/03/2018
Modificado
05/03/2018

En la comarca burgalesa de Las Loras destacan con nombre propio varias cimas convertidas ya en clásicas por los aficionados que frecuentan la zona: Amaya (1370 m), Castillo de Amaya (1309 m), Peña Castro (1370 m), Albacastro (1340 m), Peña Mesa (1244 m), Ulaña (1226 m), Royo Cinto (1171 m), Castillo de Ordejón (1131 m)... Afortunadamente, las posibilidades excursionistas de esta hermosa comarca del NW de Burgos no se limitan a las montañas reseñadas, sino que existen otras cumbres, más modestas en general, que merecen salir del anonimato y recibir la visita del caminante que gusta también de los caminos menos trillados.

En el Valle de Valdelucio, lindante ya con tierras palentinas, sobre la silente y desamparada aldea de Solanas de Valdelucio, se alza La Rasa (1161 m), una lora aislada de perfil alomado y discreto, que ostenta sin embargo una importante prominencia sobre el entorno inmediato, mucho más notable teniendo en cuenta la elevada altitud relativa de los valles que circundan estas singulares formaciones geológicas.

Haciendo honor a su nombre, La Rasa es una vasta y aplanada paramera, prácticamente desprovista de vegetación, con el frente meridional enriscado en un prolongado farallón calizo, no demasiado potente pero muy atractivo; el extremo más oriental de esta media luna abierta al sur, aunque no necesariamente más elevado que el resto de la uniforme plataforma cimera, parece individualizarse en la cartografía bajo el topónimo de La Peñoza. Desgajadas a poniente de la lora principal, descollan sobre el terreno dos cotas modestas, pero merecedoras de una visita: La Mesita (1117 m) y Cazón (1091 m).

Desde Solanas de Valdelucio

Solanas de Valdelucio es una pedanía dependiente del ayuntamiento de Valle de Valdelucio, situada en la carretera BU-V-6229, que enlaza Basconcillos del Tozo y Quintanas de V., cabecera del término municipal. En el centro del pueblo, una fuente de frescas aguas se vierte generosa entre la compacta iglesia de sillares parduscos, de hechuras románicas pero afeada por desconsiderados añadidos modernos, y una casa-torre grandota bastante retocada. Frente al abrevadero de la fuente (995 m), hay que tomar al N la pista alquitranada que asciende por la caída occidental de Cuesta Rasa, en dirección a Corralejo de Valdelucio.

Recorridos apenas 350 metros, frente a un ramalillo que sale a la izquierda, optamos por trepar el empinado talud al otro lado del carretil y cruzamos por una cancilla metálica la alambrada que recorre el canto. Ascendemos la ladera junto a una banda caliza y, por cualquiera de los descarnados senderos trazados por el ganado, alcanzamos la meseta cimera. Por el borde de la repisa rocosa, o por la entretenida cornisa que corre bajo el cortado, ganamos suavemente altura, dando vista al anfiteatro de praderas aterrazadas abierto al mediodía.

La cumbrera es un páramo extenso e inhóspito, completamente deforestado, en el que resulta complicado determinar el punto más elevado; tomando como referencia aproximada la cota señalada en la cartografía del IGN como La Rasa (1161 m), levantamos un pequeño hito sobre un afloramiento calizo hacia el centro del reborde meridional, dotado de buena panorámica al sur, donde se despereza la dilatada lora de la Ulaña (1226 m); en el horizonte próximo, hacia el SW, sobresalen las muelas gemelas de Amaya (1370 m) y Peña Castro (1370 m).

Para regresar al pueblo, podemos descender directamente a las camperas bajo la cima; o bien alargar la ruta, nunca excesivamente prolongada, por el camino que recorre la meseta en sentido antihorario, para bajar a la carreterilla de Corralejo por una de las vaguadas que surcan la descarnada ladera occidental de La Rasa. De frente aparecen Monte Cazón (1091 m) y La Mesita (1117 m), fácilmente accesibles desde este lugar; si decidimos finalizar el paseo, el asfalto nos devuelve en breve junto a la fuente de Solanas, donde iniciamos la ruta.

Acceso: Solanas de Valdelucio (30 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios