Ir arriba

Ojeda, Montaña de (1.361 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
18/03/2018
Modificado
18/03/2018
1

La Reserva Natural Integral de Inagua-Pajonales es probablemente una de las zonas más agradables de Gran Canaria para hacer senderismo y montaña. Y visto desde el punto más habitual de inicio, la degollada de La Aldea, mirando a la pared que tenemos delante, parece increíble que se pueda subir por allí. Pero seguiremos un cómodo sendero bien balizado, que primero la recorrerá en horizontal hacia el norte, hasta llegar a la meseta central y luego la volverá a recorrer hacia el sur, 300 m más arriba.

La montaña de Ojeda está al SE del macizo de Inagua, encima del roque del Castillete, del paraje de los Quemados y del fenómeno geológico de los Azulejos, con sus rocas multicolor. Vamos a subirlo haciendo el recorrido circular del macizo de Inagua.

Desde la Degollada de la Aldea

Se sale del cruce de carreteras (642 m) y se sigue el mismo camino que sirve para subir al Horno y al Viso. Desde la carretera se ve el sendero, bien balizado, que empieza yendo un poco al E, para pasar en seguida a tomar rumbo N. Es un increíble sendero en balcón que bordea en dirección hacia el N, la cara W del macizo de Inagua, bajo un murallón vertical.

Al cabo de unos 30 minutos termina el corte y el sendero tuerce a la derecha, en medio de un caos de grandes bloques de roca. Se siguen las señales, bordeando la pared, y al final se llega a una fuente, donde hay que subir a la derecha, entre la roca inclinada, para alcanzar el llano de la meseta en el lugar denominado Laurelillo (960 m) (1,15), donde hay un letrero indicativo.

Tomamos a la derecha introduciéndonos en los pinares limpios de Inagua, en dirección SE, por un camino muy claro que se va empinando. Dejamos una primera desviación poco señalada a la derecha, para llegar en 30 minutos a una marcada bifurcación en la que comienza el recorrido circular alrededor de Inagua (1.160 m) (1,45).

Tomamos a la derecha para recorrer un largo camino en balcón, de algo más de un metro de ancho y muy bien acondicionado, que va subiendo y bajando al borde del despeñadero, siguiendo una franja rocosa. La pared se precipita 600 m casi en vertical sobre la carretera de Mogán a La Aldea, con una vista permanente sobre los barrancos del oeste de la isla. No es recomendable para la gente que sufra mucho de vértigo.

Al cabo de 45 minutos llegamos al borde S del macizo (1180 m) (2,30), al pie de la cumbre de Ojeda, donde tenemos que cambiar completamente  el sentido de la marcha, dejando a nuestra derecha el Roque del Castillete, bien visible por su torre de telecomunicaciones.

Bajamos -por pista bastante pendiente- hasta la carretera sin asfaltar que lleva al Aula de la Naturaleza, en la Casa Rural de Ojeda, abierta en 1983. Desde allí subimos un par de kilómetros de carretera hasta la Degollada de las Brujas (1180 m) (3,30), que es un punto clave en estas alturas. Desde allí hay una carretera sin asfaltar que comunica con el cruce de Cruz de la Huesita (permitiendo las ascensiones a las montañas del Parque de Pajonales, como Sándara). Otra carretera sin asfaltar nos puede llevar al embalse de la Cueva de las Niñas.

Sin descender nada, tomamos a la izquierda un sendero muy estrecho, balizado con cairns, que serpenteando entre rocas y árboles, nos lleva hasta un collado a 1.340 m, desde el que subiendo unos 500 m a la izquierda, dirección SE, alcanzaremos, en lugar despejado, la cima de la Montaña de Ojeda (1.361 m) (4,10).

Volvemos al collado y seguimos las señales de cairns que en otra media hora nos llevará a la cumbre principal de Inagua.

Accesos: Desde la Degollada de la Aldea (4h 10 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios