Ir arriba

Hacho (1.075 m)

remove-icon
Txomin Uriarte
Fecha Alta
10/05/2018
Modificado
10/05/2018

Dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema hay dos montañas muy bonitas cerca del pueblo de Montejaque: son los cerros Hacho (1075 m) y Tavizna (906 m). El cerro Hacho, el más alto y que se yergue justo encima del pueblo, es una cumbre rocosa, salvaje, sin camino de subida, y que puede resultar peligrosa cuando la roca caliza está mojada (cosa que puede suceder con frecuencia en esa fragosa sierra).

Nada más entrar al casco urbano de Montejaque, se coge la estrecha carretera de cemento que conduce a los Llanos de Líbar. Cuando empieza a bajar para unirse a la otra carretera que viene por el fondo del valle desde el pueblo de Montejaque, un poco antes de juntarse con ella, tomar una pista a la derecha. No es una maravilla, pero es circulable para turismos normales. Se sube bajo las paredes del Hacho y se aparca justo al pasar el alto de la pista en una amplia explanada a la derecha, entre la cota 1023 al S y Hacho al N.

Desde el Puerto de la Canta

Al fondo del aparcamiento (892 m) buscar un pequeño sendero que bordea el vallado de una finca, y que llanea durante unos 20 min, sin prisa por subir a la cresta, que es complicada. Cuando se ha sobrepasado la primera cota, se sube sin camino a la derecha hasta alcanzar un collado  (1035 m) (0,45) entre las dos cotas de Hacho.

Podemos hacer primero la cima W (1073 m), sin nada especial en los bloques de roca que constituyen la cumbre, y volvemos a bajar, con cuidado, al collado.  (La visita nos habrá llevado menos de media hora).

Bordeamos una cota accesoria de 1065 m y subimos , trepando entre bloques de caliza hasta la cima E del Hacho, la más alta por un par de metros (1075 m) (1,15). Tampoco tiene ninguna señal en la cumbre. Pero sus vistas son espectaculares. Debajo, muy abajo, el pueblo de Montajaque. Cerca, al NE, algo más bajo que nosotros, y sobre los restos del fracasado embalse de Montejaque,  el esbelto y llamativo cerro Tavizna, que está pidiendo insistentemente que se le haga una visita (una vez que se decida por dónde se sube). Más al E, las paredes de Mures (871 m), con sus cuevas y su escuela de escalada. Detrás la ciudad de Ronda y su famoso Tajo. Y un poco más lejos, al N -y si no hay nubes que las tapen- las cumbres de Grazalema.

Se puede bajar derecho, sin volver al collado, hasta el difuso sendero que bordea la cara N de Hacho y que se sigue hacia la izquierda hasta que llaga al vallado de la finca, entre un bosquete de aulagas, y nos lleva al Puerto de la Canta.

Accesos: Puerto de la Canta (1 h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios