Ir arriba

Marofa (976 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
arrow-iconFecha Alta
16/05/2018
arrow-iconModificado
16/05/2018

La Serra da Marofa es el hito más destacado en el paisaje de onduladas colinas que caracteriza el sector septentrional del Distrito de Guarda, entre el río Côa y el fronterizo río Águeda, subsidiarios ambos del Douro/Duero; el vértice de Marofa (976 m) señala la cota más elevada de la sierra.

La cima se alza entre los concelhos de Pinhel y Figueira de Castelo Rodrigo, dominando el redondeado cerro sobre el que se asienta la plaza fuerte de Castelo Rodrigo, una de las localidades que integran la red de "Aldeias Históricas de Portugal".

La cumbrera de Marofa aparece invadida por antenas de telecomunicaciones y absolutamente sacralizada, en todos y cada uno de sus rincones y recovecos, por ermitas, capillas, grutas santas, cruces y hasta una réplica reducida del famoso Cristo de Corcovado que preside la bahía de Río de Janeiro; una amplia carretera, bastante concurrida en días señalados, asciende hasta el mirador ubicado en la cima, con amplísima panorámica sobre las llanuras del Côa y sobre las disputadas tierras de la raya castellana.

En la versión portuguesa de wikipedia leemos que, según el arqueólogo guardense Adriano Vasco Rodrigues, el topónimo "Marofa" tiene procedencia árabe y significa literalmente "la que indica el camino", lo que certifica el carácter de hito paisajístico de la sierra desde la antigüedad.

Desde Castelo Rodrigo

En la aldea amurallada de Castelo Rodrigo (820 m) se inicia un "percurso pedestre" señalizado, el PR2-FCR "Trilho da Via Sacra", que propone un recorrido circular de 11,31 km y 3,10 horas de duración, rodeando por el N la Serra da Vieira (879 m). La señalización de los "pequenos percursos" es similar a la de nuestros senderos PR, salvo que el color de las marcas de pintura que utiliza es amarillo y rojo, en lugar de blanco y rojo.

Para ascender al cerro Marofa (976 m) no es necesario realizar el sendero en su totalidad. En la rotonda (730 m) situada en el cruce de la Estrada Nacional N-332 con la N-221, al pie de la Marofa y de Castelo Rodrigo, se localizan postes de señales del "Trilho da Vía Sacra", que serpentea por la vertiente NE del pico enlazando pequeñas capillas o "ánimas" que representan los misterios del rosario.

La última revuelta del camino nos sitúa en la carretera, junto al monumental icono religioso que mira al valle, al pie del nido de antenas y de las variopintas construcciones que copan la cima de Marofa (976 m); contagiado de la desmesura iconográfica aledaña, el gran marco geodésico que corona la montaña, del tipo bolembreano (cónico sobre base cilíndrica), se eleva 7 metros sobre la base de esquistos de la cumbre.

Antes o después del paseo hay que recorrer las callejas de la encopetada aldea de Castelo Rodrigo, con las tres puertas de su muralla (del Sol, de la Traición y de Sâo Joâo), el colosal y ruinoso Palacio de Cristóbal de Moura, la Igrexa Matriz de Rocamadour (homónima del troglodítico y jacobeo templo de la Occitania francesa), la Picota manuelina y la Torre del Reloj.

Accesos: Castelo Rodrigo (1h 15min); Rotonda N-332/N-221 (40 min)

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios