Ir arriba

Bedón (1.092 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
63
Cumbre al S. de Espinosa de los Monteros ( 762 m ), con la que se inicia una sierra que delimita por el N. el valle de Sotoscueva. Espinosa de los Monteros, no obstante, no pertenece a la merindad de Sotoscueva sino que forma municipio propio entre esta merindad y la de Montija.

La cima recibe el nombre de una aldea ( 730 m ) que se halla al S. del mencionado pico, coronado por una antena de televisión. Del portillo de Bedón ( 949 m ) hacia el W. tenemos otra peña llamada Picón ( 1.051 m ) de interesante ascensión. Ambas cimas gozan de una gran panorámica sobre las cumbres de las sierras de Ordunte, La Sía y Lunada. Hay que señalar que los naturales llaman Bedón al Picón y Picón al Bedón. Efectivamente, la cumbre de Picón es la que queda dentro del término de Bedón y no la otra.

Desde Cuestaedo (T1)

El acceso más sencillo y rápido parte de Cuestaedo ( 790 m ), en la vertiente oriental de la montaña, pues una pista conduce a las instalaciones de telecomunicaciones efectuando un rodeo por la vertiente N. hasta el portillo de Bedón ( 949 m ), subiendo, a continuación (NE), a la cima ( 1.092 m ).

Existe la posibilidad de acortar el itinerario. Aunque unas grandes paredes rocosas delimitan esta montaña por esta vertiente, e igualmente por la N., es posible encontrar pasos sencillos para llegar a la cima.

Desde Bedón (T1)

Desde Bedón ( 730 m ) tomar un camino (S) hasta la bifurcación de Las Balsillas ( 815 m ), donde seguiremos por la derecha para salir al portillo de Bedón ( 949 m ). Ganar la cumbre al NE, bien siguiendo el cortado o por la pista que conduce a las antenas.

Accesos : Cuestaedo ( 1h ); Bedón ( 1h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconRobín García Saiz
    El 18 de noviembre de 2016

    Un autobús procedente de Bilbao o bien de Burgos nos dejará en el Crucero de Montija; el mapa satelital de Google nos indica que hay que ir por la carretera de poco tráfico, hasta Villalázara y de allí por pistas casi directas hasta Cuestahedo. Se puede llegar bien a pesar de las intensas nieblas matinales de la zona, recurriendo al sencillo GPS incorporado en cualquier móvil de precio bajo. Yo perdí la pista buena, crecida en hierbas, en algún momento, pero pude recuperar la dirección correcta; campo a través; hasta Cuestahedo gracias al posicionamiento que me proporcionó el teléfono móvil sobre el mapa de Google.  Una pista, desde el pueblo, te lleva a lo alto. La vegetación arbustiva y de tipo páramo es muy densa y aumenta en cuanto nos adentramos más hacia el Oeste. Cuando, desde lo más alto, tenía al pueblito de Hornillatorre a la vista, decidí bajar por donde se pudiera; sin conocer la zona; cansado de abrir camino, de buscar las pocas zonas despejadas entre una gran densidad de arbustos. Se puede bajar, sin dificutad grande, a la BU-V -5623 , al norte de y  cerca de Hornillalastra, pero sin poder ver el pueblo. De allí a Hornillalatorre por la carretera en que sólo pasó un coche; después a Quintanilla de Rebollar por un PR señalizado. La vuelta, en el tren de la Robla, León -Bilbao; que hay que pararlo con señales de la mano para que te vea en la noche; único viajero pasajero desde el remoto (y pueblo abandonado) apeadero facultativo de Redondo.