Ir arriba

Castillo de Alpetea (1.266 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
09/07/2018
Modificado
17/07/2018

"-¿Ves aquel monte de enfrente, Irlandés, el más alto de tos, a la derecha del río? --dijo el Cacholo--. Pues allí estaba el castillo de Alpetea, el del moro Montesino.
Aludía a un monte levantado sobre un gigantesco escalón de rocas, y que muy bien tendría trescientos metros sobre el río.
-El Montesino era un capitán moro mu valiente, y desde ese castillo tenía negros a los cristianos. Pero un día la Virgen se apareció ahí cerca, en Cobeta, a una pastorcita que le faltaba una mano y le puso la mano y mandó a que la viera el moro. Total, que al ver el milagro de la manquita curada se pasó a cristiano y echó a tos los moros, y se hizo el rey de esta tierra." (José Luis Sampedro: "El río que nos lleva". Ed.Alfaguara. Madrid, 1982)

El Castillo de Alpetea (1266 m) es una imponente montaña que se eleva a pico sobre la confluencia de los ríos Tajo y Gallo en el Puente de San Pedro, dentro del Parque Natural del Alto Tajo. Las perspectivas más atractivas de esta airosa peña se obtienen desde el Mirador de Zaorejas o Mirador del Tajo, uno de los lugares más populares de este sugerente espacio natural castellano-manchego.

Aunque algunas fuentes insinúan que su cima estuvo coronada en el pasado por un castillo o atalaya, quizás de origen árabe, no parecen existir demasiadas evidencias ni documentos que corroboren esta hipótesis. Es posible que el genérico "castillo" haga referencia al aspecto de fortaleza natural que presenta la montaña, un magnífico torreón defendido en su parte inferior por un cerco rocoso a modo de muralla inexpugnable.

La cumbrera del Castillo de Alpetea (1266 m) aparece ocupada por los restos de una fortificación mucho más reciente y dolorosa, construida en 1938, en plena guerra civil, por una compañía de zapadores del ejército sublevado, que dejó su firma, aún visible, grabada en los nidos de ametralladoras desde donde controlaban el Puente de San Pedro; vestigios de un conflicto civil que, a pesar del tiempo transcurrido, aún nos llena de tristeza, de rabia y de vergüenza.

Desde Villar de Cobeta

Villar de Cobeta es una pequeña aldea dependiente del municipio de Zaorejas, perdida en el extremo SW del altiplano molinés; tiene accesos desde Mazarete, en la N-211 (38 km), y desde la CM-2015, por una carreterilla muy panorámica pero llena de socavones que trepa por la ladera occidental del Castillo de Alpetea desde el Puente de San Pedro (7 km).

Saliendo desde Villar de Cobeta (1165 m), a unos 700 metros en dirección al Puente de San Pedro, una pista forestal a la izquierda, señalizada con una rústica tablilla a la "Sabina Gorda" y al "Castillo de Alpetea", se desliza al E entre el yermo punteado de sabinas; poco antes habremos desechado otro camino señalizado a "Santa Bárbara" y "Hortelario" sobre un poste del GR 113 "Camino Natural del Tajo". Pasaremos junto a la monumental y maltratada Sabina Gorda y dejaremos atrás otro ramal a "Cueva Cerezo" y los "Chozones". Los chozones sabineros son unas singulares y atávicas cabañas de uso pastoril, construidas con ramas en torno a una sabina enraizada (las más antiguas), o apoyadas sobre postes o sobre un costillar de troncos del mismo material; la cubierta, en todos los casos, estaba formada por una espesa capa de ramaje.

Con escaso desnivel, el carretil, en regular estado y abierto al tránsito de vehículos, finaliza tras 3,7 km (0,50) en un cerrillo (1253 m), en la propia cuerda del Castillo de Alpetea. A partir de este punto, una pisada senda recorre entre encinas y sabinas el lomo del cordal, esquivando trincheras y pozos de tiradores de la pasada contienda civil; las panorámicas a una y otra vertiente, hacia los cortados y barrancadas de la cuenca del Gallo (E) y la del Tajo (W y S), son extraordinarias.

La máxima altura del Castillo de Alpetea (1266 m)(1,10) está ocupada por los restos de una construcción que pudo servir como puesto de mando de las tropas instaladas en el cerro; merece la pena continuar por la cresta hacia el extremo más meridional, donde se conservan varios fosos de ametralladoras apuntando en todas las direcciones posibles, y donde pudo alzarse (de existir) la torre medieval, que constituye un privilegiado mirador sobre las montañas, barrancos y bosques de este hermoso rincón del Alto Tajo.

Acceso: Villar de Cobeta (1h 10min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios