Ir arriba

Ribagorda (1.700 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
18/08/2018
Modificado
18/08/2018

Al sur de Peralejos de las Truchas, sobre el cordal que se estira al NW a partir de Caimodorro (1936 m), techo de la Sierra del Tremedal y de los Montes Universales, se alza la muela de Ribagorda (1700 m), una de las cotas más importantes del interior del Parque Natural del Alto Tajo. Al pie de las laderas W y S de la montaña se deslizan las aguas del Tajo y de su afluente, el río de la Hoz Seca; el flanco oriental vierte en cambio a la cuenca del río Cabrillas.

En un rellano al NW del cerro se levanta la Ermita de Ribagorda, un compacto y sobrio edificio, con fábrica actual fechada en el siglo XVIII, cuya titular, la Virgen de Ribagorda, patrona de Peralejos, se cobija en la parroquial de San Mateo de esta localidad serrana; como en muchos otros santuarios marianos, se trata de una imagen románica encontrada, según la leyenda, por un cabrero en el interior de una cueva a la orilla del Tajo, custodiada en este caso por el cadáver incorrupto de un guerrero-ermitaño.

Peralejos de las Truchas es una recóndita localidad serrana, arrebujada bajo los pliegues de la Muela de Utiel (1526 m) y del propio cerro Ribagorda (1700 m), con un importante pasado hidalgo y ganadero, que aún se vislumbra en su parroquial barroca de San Mateo (s.XVII) y en algunos de sus edificios, adornados con escudos nobiliarios. Lugar de tradición turística, venido a menos en los últimos tiempos, en su entorno convergen varias rutas senderistas que permiten recorrer su rico patrimonio natural, entre los que destacan el GR 113 "Camino Natural del Tajo" (1019 km entre Teruel y Cáceres), el GR 10 "Valencia-Lisboa" (de costa a costa en 1112 km) y el GR 66 "Sendero Oriental de Castilla-La Mancha" (630 km, entre las provincias de Zaragoza y Albacete).

En "El río que nos lleva", la emblemática novela de José Luis Sampedro sobre la vida de los gancheros, convertida en marca turística del Alto Tajo, solo se menciona Peralejos de las Truchas en una ocasión y como de pasada; a pesar de ello, la localidad fue antaño el principal punto de embarque de las maderadas que navegaban las aguas del Tajo hasta su desembarco en la palaciega villa de Aranjuez. A finales de agosto se celebra, de manera alternativa en las localidades de Poveda de la Sierra, Taravilla, Peñalén, Zaorejas y Peralejos de las Truchas, la "Fiesta Ganchera", una recreación turística de este peculiar sistema de transporte de troncos que se mantuvo en activo hasta la década de los 40 del pasado siglo.

Desde Peralejos de las Truchas

A partir de Peralejos de las Truchas (1185 m) hay que dirigirse a la Ermita de Ribagorda (1404 m) por cualquiera de las dos rutas posibles, que se pueden combinar para realizar un itinerario circular. En la parte alta del municipio ganchero se inicia una pista descarnada y pedregosa, de libre tránsito pero con algún tramo no recomendable para vehículos convencionales (julio 2018), que asciende en 4 km (1,00) hasta la Ermita de N.S.de Ribagorda, escondida en un rellano tras una fresca chopera y muy visitada por los rebaños de ovejas que pastorean la zona (puede haber mastines al cuidado).

La alternativa, algo más larga pero más entretenida, consiste en seguir desde Peralejos durante 1 km la carretera CM-2106 en dirección al Puente del Martinete sobre el río Tajo, límite entre Guadalajara y Cuenca. Poco antes de llegar a las instalaciones del Camping La Serradora, en torno al km 89, se localizan a la izquierda del asfalto las señales del GR 113 "Camino Natural del Tajo", que alcanzan la ermita de Ribagorda tras un recorrido total de 5,2 km (1,15).

Desde la ermita, tras cruzar la arboleda de altos chopos, seguimos una pista forestal señalizada con un poste de la "Ruta cicloturista por la Comarca de Molina", que asciende por la ladera oriental de la muela de
Ribagorda (1700 m); en la fachada NW del cerro se aprecia una característica cicatriz provocada por un gran corrimiento de tierras. El carretil, de suave trazado, se remansa en un pequeño collado (1550 m) abierto al pie de los pinares que cubren la ladera E de Ribagorda; al otro lado se estira una agradable cota caliza que los mapas denominan Cerro de la Pedriza (1573 m).

Si se desea, se puede continuar pista adelante hasta otro collado (1601 m), desde donde retrocede hasta la cima un camino a plena loma. Nosotros preferimos atacar directamente, utilizando los senderillos trazados por los animales a través del limpio pinar, la pendiente ladera oriental de la montaña. Tras salvar sin ninguna dificultad las discretas barreras rocosas que cortan transversalmente la rampa, se accede al collado entre las dos cotas de la muela; una pisada senda a la izquierda (S) trepa entre hermosos pinos hasta el dulce calvero donde se erige el vértice geodésico de Ribagorda (1700 m), privado de visibilidad a causa del arbolado que lo rodea.

Accesos: Peralejos de las Truchas, por la pista de la ermita (2h 15min); por el GR 113 (2h 30min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios