Ir arriba

Pan Perdido (1.237 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
Máxima altura de la sierra de Oña, cortada a pico sobre su vertiente S. que cae hacia La Bureba.

En esta zona se encuentran dos cimas bien individualizadas por el portillo de las Cabras o de Soto ( 1.132 m ). La cima occidental es la más elevada y es el Pan Perdido ( 1.237 m ). Sin embargo, la oriental, llamada El Castillo ( 1.212 m ) es la más abrupta al hallarse encuadrada por bellos cresteríos rocosos adornados por algunos monolitos y antecimas de curiosas formas. Se ha elucubrado sobre la posibilidad que una de esas rocas haya albergado el histórico castillo de Petralata.

A los pies de Pan Perdido ( 1.237 m ) se extiende una zona de monolitos de conglomerado sumamente vistosa incluso desde lejanos puntos de La Bureba, El Espinal.

La sierra de Oña se extiende desde el Portillo de Busto ( 1.000 m ) hasta el pueblo de Oña ( 598 m ), en el desfiladero abierto por el río Oca, poco antes de unirse al Ebro. El nombre de Oña se relaciona con la palabra vasca Oin(a) que significa pie, pudiendo hacer referencia a una población que se encuentra al pie de la sierra a la que ha dado su nombre. Este cima es la prolongación natural de los Montes Obarenes y alberga, en la actualidad, el centro de interpretación del parque natural "Montes Obarenes y San Zadornil".

Desde Barcina de los Montes

Desde Barcina de Los Montes ( 850 m ), podemos alcanzar el portillo de las Cabras ( 1.132 m ) entre las cumbres de El Castillo ( 1.218 m ) y Pan Perdido ( 1.237 m ) y alcanzarlas sin dificultad de forma alternativa.

Desde el Portillo de la Aldea de Busto

Desde el Portillo de Busto ( 1.000 m ) podemos llegar al collado bordeando la cresta por la vertiente N. sobre la que cría el hayal. Para ello se puede buscar paso por un collado ( 1.039 m ) al S. de la cota ( 1.058 m ) y avanzar en dirección W. al principio por terreno despejado para luego conectar con el hayedo bajo El Castillo ( 1.218 m ) y salir al portillo de Las Cabras ( 1.132 m ) que antecede al Pna Perdido ( 1.237 m ).

Más interesante para el montañero es cabalgar la cresta rocosa por su mismo filo afrontando los pasos (II) que se tercien (PD-) coronando de este modo El Castillo ( 1.218 m ). Tras un descenso al collado de Las Cabras ( 1.132 m ), se alcanza el Pan Perdido ( 1.237 m ).

Desde Soto de Bureba

Desde Soto de Bureba ( 750 m ) la ascensión se desarrolla enfilando (N) hacia el portillo de las Cabras ( 1.132 m ), cruzando la zona del manantial Blanco y dejando a la izquierda la zona de monolitos de El Espinal. Tras coronar el collado sólo queda remontar hacia la izquierda hasta la cima de Pan Perdido ( 1.237 m ).

Desde Quintanaelez

Pasando Quintanaélez ( 710 m ) por la carretera en dirección a Oña, a 250 m. del pueblo, comenzar a caminar por una pista (NW) rotulada en los mapas como "Camino del monte". Esta discurre entre fincas, en las que no es raro avistar corzos. Ya muy cerca del paño de agujas que accidentan la vertiente S. de Pan Perdido, tomar a la derecha un desvío ( 925 m ) que conduce a los pies de las murallas de conglomerado rojizo de El Espinal. En la zona sitúan un manantial llamado San Juan, que parece evocar la situación del antiguo monasterio de San Juan de Entrepeñas.

Desde esta zona se puede subir a Pan Perdido de varias maneras según el dominio técnico de cada uno. Si bien no existen senderos, aunque en ocasiones se pueden encontrar trazas bien marcadas entre las agujas, se puede caminar bien sin batallas contra la vegetación.

Una de las propuestas más simples, evita los monolitos hacia la izquierda, pasando bajo el más occidental de todos ellos, fácilmente distinguible por tener el aspecto de un muñeco de nieve pero de conglomerado, separado por una chimenea de otro de proporciones más rudas. manteniéndonos a la izquierda del flanco rocoso, no muy alejados del mismo se sube por el bosque buscando el terreno más accesible para desembocar hacia la izquierda en el collado occidental ( 1.177 m ). Subir entonces a la cumbre por la risca (E) sin ninguna dificultad.

La barrera de conglomerados de El Espinal posee dos aberturas muy claras. La de la derecha es una estrecha horquilla que permite alcanzar una panda herbosa en la vertiente contraria de las agujas. Esta zona se encuentra escoltada, principalmente, por tres bloques, de cotas W. ( 1.043 m), Central (1.044 m) y E. ( 1.025 m, estimada ). Entre la cota central y la W. se forma una canal por la cual se puede subir, encontrando incluso trazas de senda hacia la cumbre. También es muy interesante la arista que queda a la derecha de esta canal. En cualquier caso, al llegar arriba, el acceso directo a la cumbre requiere escalar una muralla tumbada poco atractiva durante algunas decenas de metros cuya dificultad no debe ser despreciada (II), y que permite desembocar exactamente en el vértice geodésico de Pan Perdido ( 1.237 m ). Se puede trepar también esta muralla desde la parte izquierda de la cumbre con mejor roca (II). El montañero que no desee superar estas dificultades debe encontrar paso a la izquierda de Pan Perdido, más cerca del collado occidental ( 1.177 m ).

En cuanto a las tres agujas más importantes de El Espinal, hemos ascendido la punta W. y la Central que son las más elevadas. La punta W. se escala por una chimenea en la parte izquierda de la cara N. (II) que conduce a una pequeña horquilla, para, seguidamente, escalar un muro de conglomerado delicado, difícil de proteger sin expansiones fijas (III+), que se supera diagonalmente, buscando apoyos de pies en los cantos salientes, y que conduce a un raquítico arbolito. Por encima de él, desaparecen las dificultades (II) que conducen a la cima ( 1.043 m ). El rápel de descenso a la horquilla se puede realizar aprovechando una encina próxima. La punta central es más fácil, y se aborda por la misma cara N., cruzando un bosquecillo y dando con una vira diagonal (I) que accede hacia la izquierda a la cresta. Hacia la derecha, esa arista corona una primera punta ( 1.043 m ) y, dando un rodeo a la gran grieta que a modo de surco hunde la elevación, se gana lo que parece ser el punto más elevado, justo enfrente de la cota anterior ( 1.044 m )(F).

Accesos : Barcina de los Montes ( 1h 15 min ); Portillo de Busto ( 1h 45 min ); Quintanaélez ( 1h 30 min ); Soto de Bureba ( 1h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Navas de Bureba-Pico Ventanas-Pan Perdido-Pico Custodio-Navas de Bureba calendar-icon15/05/2018
distance-icon12,207 Km duration-icon04:48 elevation-gain-icon721 m elevation-loss-icon721 m calendar-icon11/01/2013
user-imageRoberto Gil Alonso 11,68 Kb.
Soto de Bureba-Pan Perdido-Castillo de Petralata-Soto de Bureba calendar-icon27/06/2012
distance-icon7,525 Km duration-icon02:30 (estimada) elevation-gain-icon554 m elevation-loss-icon554 m calendar-icon09/01/2016
user-imageJAI 2,97 Kb.
Barcina de los montes-Pan Perdido-Barcina de los montes calendar-icon19/10/2009
distance-icon5,654 Km duration-icon00:57 elevation-gain-icon389 m elevation-loss-icon389 m calendar-icon18/10/2009
user-imageFernando Zabaleta 1,87 Kb.
Desde Soto de Bureba calendar-icon11/09/2008
distance-icon3,334 Km duration-icon01:07 elevation-gain-icon490 m elevation-loss-icon8 m calendar-icon06/09/2008
user-imageLazur 2,29 Kb.
Portillo Busto-Pan Perdido-Portillo Busto calendar-icon05/02/2007
distance-icon7,698 Km duration-icon02:58 elevation-gain-icon536 m elevation-loss-icon536 m calendar-icon09/09/2003
user-imageFernando Zabaleta 6,24 Kb.

Comentarios

  • item-iconLuis Astola Fernández
    El 31 de mayo de 2014
    Dentro del proyecto TRINO (Turismo Rural de Interior y Ornitológico) se balizó en la primavera de 2012 un PR circular denominado "Pan Perdido", con un recorrido de 14 km, una duración estimada de 4,30 h y con inicio y final en Quintanaélez. El sendero señalizado pasa por Soto de Bureba y asciende a Pan perdido por el portillo de Soto, entre esta cima y el Castillo de Petralata; prosigue luego por el hayedo de la cara N del Ventanas y, con la dificultad propia de este confuso tramo, traspone la cresta a la vertiente S y continúa pegado a la roca hasta la propia cima del Ventanas. Desde este punto la ruta se amansa y desciende plácidamente por el portillo de Navas hasta Navas de Bureba y Quintanaélez. Los paneles del PR destacan especialmente los aspectos ornitológicos y monumentales del recorrido (iglesias románicas y arquitectura rural). Curiosamente, en la tarde-noche del 29-05-14 se ha producido en la preciosa iglesia románica de Navas de Bureba el desplome repentino de la torre del reloj, adosada en fecha posterior a la espadaña del siglo XIII.