Ir arriba

Cabezo Moro (407 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Fecha Alta
06/12/2018
Modificado
10/12/2018
1

Cumbre bien visible desde Arguedas, aunque llama más la atención el estético cerro erosionado situado al SW, donde se ubicó el importante castillo de Mirapeix.

Los historiadores nos informan de que el castillo está documentado desde el siglo XIII. Su torre era conocida como de Mari-Juan, aunque fue derribado en el siglo XVIII, aprovechando sus materiales para el camino de Arguedas a Tudela. Igual pasó con el poblado de Murillo de Limas, que debió estar a los pies de la fortaleza, pero que fue derribado y trasladado a la recta de Arguedas, durante la Edad Media.

En el mismo lugar que se alzó el castillo debió existir un castro protohistórico, pero evidentemente no se conservan restos, al igual que del castillo que quedan solo unas pocas ruinas de la base cuadrangular, un muro de mampostería bastante raquítico, y la sillería de la torre, de planta cuadrangular.

El cabezo suele denominarse Cabezo de Marijuán, por la torre del castillo de la vertiente occidental, pero también Cabezo Moro, por la plana de la vertiente oriental. Los mapas no se ponen de acuerdo, y los montañeros menos, pero parece más apropiado elegir el segundo dado que el castillo no estuvo en la cima, sino en un cerro más bajo de la arista SW.

Desde la carretera de Arguedas a Tudela

En la recta de Arguedas, pasando el conocido acceso a la parte más interesante de las Bardenas Reales, se pasa junto al caserío de Murillo de Limas, hasta llegar al puente del río, donde hay cuatro pistas. No hay espacio para aparcar y suelen estar embarradas, por lo que si no lo vemos claro es mejor seguir 200m y aparcar en la curva a la izquierda, donde está la Casa del Caminero ( 250 m ), reconocible por la inscripción de Viña Ugueta.

Aunque los mapas señalan que había un camino detrás de la casa, se ha cerrado por el desuso, así que, aunque no es difícil pasar, es mejor volver por la carretera y tomar la primera pista de la derecha, paralelos al río Limas. Tras pasar por una estación del gaseoducto, la pista gira a la izquierda para irse dirigiendo a nuestra reconocible cima, una colina herbosa escoltada siempre por el espectacular cabezo de la torre de Mari-Juan.

Situados ya bastante cerca, debemos abandonar la pista, para salir por un camino menos transitado que lleva a las ruinas del corral de Marijuán ( 265 m ). Detrás de él vemos la evidente rampa de vegetación rala que nos va a permitir ascender a la izquierda, por la derecha del cabezo donde estaba la torre, que podemos visitar a la izquierda. A la derecha están las ruinas del castillo, siguiendo después sin mayores problemas por la arista hasta salir a un campo al norte de la cima. Por el borde de los campos se accede a la colina donde está la cima, señalada con un mugarri.

Accesos: Carretera de Arguedas ( 1h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios