Ir arriba

Tranpatxo (731 m)

remove-icon
Roberto Gil Alonso
Fecha Alta
14/01/2019
Modificado
14/01/2019
1

Cumbre reseñable al norte de Guratz, que separa los barrancos de Kordaun y Guratz por un lado, del de Erasote. La carretera que sube de Leitza ( 465 m ) al puerto de Uitzi  ( 802 m ) circula por las laderas de esta cumbre. En el collado sur que lo separa de Guratz ( 956 m ) se levanta el caserío natal del celebre levantador de piedras Iñaki Perurena. Sorprende al visitar por primera vez este enclave el curioso parque monumental que han montado Iñaki Perurena y su hijo Inaxio, que han habilitado el caserío familiar como museo: Peru-Harri. El amplio collado cubierto de prados está adornado de diversas esculturas, algunas de gran tamaño, representando gigantes y seres de la mitología vasca, así como megalitos diversos. Para visitar el museo es necesario pedir cita previa, de otro modo seguramente lo encontraremos cerrado.

Para alcanzar la cumbre hemos de llegar primero al caserío museo. La opción más cómoda y rápida es desde el acceso que éste tiene desde la carretera, señalizado con una gran mano, a unos 2 kms del centro de Leitza. El carretil de cemento se ve interrumpido por una portilla metálica que normalmente encontraremos cerrada, salvo si el museo está abierto.

La otra opción es más montañera, pero presenta el inconveniente de que el acceso se está cerrando por la falta de uso. Saliendo de Leitza en dirección a Lekunberri hay que llegar al desvío indicado al barrio de Erasote. Al otro lado parte un camino de cemento, que cruza la regata. El camino se interna en el sombrío valle de la regata Agiri, resultado de la unión de las regatas Kordaun y Guratz. Precisamente al llegar a la unión de las regatas citadas, tomaremos el camino menos marcado que continúa a la izquierda por la regata Guratz; la otra calzada es el viejo camino de Leitza a Gorriti. Más adelante el camino hace un giro de 180 °, toma rumbo N y tras cruzar una portilla apareceremos con alivio en las campas del caserío, después de atravesar una zona cada vez más sucia.

Desde la parte posterior del caserío podemos hacer una circular corta y pintoresca. Tomamos el camino horizontal de la izquierda en el que veremos representados varios seres de la mitología vasca. Este camino nos lleva a la ladera norte de la montaña y finaliza en una plazoleta. Desde aquí acometeremos en fuerte pendiente la subida a la cumbre, no hay camino aparente pero no presenta problemas. La cumbre está ocupada por una antena doméstica. Para bajar tomaremos el camino que da servicio a la antena y nos devuelve al caserío de nuevo. Podemos hacer un corto desvío a una cueva y mirador señalizados.

Accesos: Ctra. Leitza-Lekunberri ( 30 min ); Leitza ( 1 h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios