Ir arriba

Diezma, La (834 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Fecha Alta
24/07/2019
Modificado
24/07/2019
2

La Diezma es una modesta serrezuela, situada al nordeste de la sierra del Moncayo. En ella destacan dos cotas; una en la parte occidental, que ostenta la mayor altura del conjunto, denominada Alto de la Diezma (834 m ) y otra en la parte central, que ubica un vértice geodésico de 3º orden con su pilar característico, a la cual daremos el nombre de la señal topográfica "Albortu ( 816 m )". La mayor parte de este conjunto serrano pertenece al municipio de Grisel y ubica un parque eólico en su cumbre. Un pequeño sector occidental, donde se sitúa la cumbre principal, forma parte del territorio comunal conocido como Dehesa del Moncayo. Esta última zona, carente de molinos eólicos, tiene una caseta de vigilancia de incendios en la plana donde esta la cima.

La Diezma ( 834 m ) es la cima principal de la estructura. Se sitúa en la parte mas occidental del cordal. La cumbre ocupa una posición S en la plana cimera de un cerro, que ubica junto a su borde W una caseta destinada a la vigilancia de incendios forestales. Las vistas panorámicas que obtenemos desde diversos puntos del área cimera son buenas. A diferencia de Albortu ( 816 m ) que tiene su ladera N repoblada de pinos, este relieve se halla deforestado.

El significado de diezma, se basa en un escarmiento dado por los ejércitos vencedores a los vencidos, matando uno de cada 10 prisioneros. También se aplica en una merma de los frutos de una cosecha por un daño sufrido o a las perdidas de ganado por una enfermedad. En el caso de este monte desconozco si pudiese guardar alguna relación con lo antes expuesto.

Grisel es una localidad integrada en la comarca de Tarazona. Su casco urbano presenta un trazado que guarda relación con su pasado morisco. Como edificaciones mas destacadas está la iglesia de la Asunción de estilo mudéjar aragonés, su castillo-palacio del siglo XIII, recientemente restaurado y habilitado como hospedería y una ermita de Ntra. Sra. de las Mercedes, en el antiguo solar del despoblado medieval de Samangos, a un Km al E de la población. Como obras menores se encuentran las Casillas de Pico, antiguos refugios de pastores, rehabilitadas algunas de ellas y un peirón al W de la población " Pilar de San Antón ". En lo que a enclaves naturales con encanto sobresalen el pozo de los Aines, a unos 900 m al WNW de Grisel, y el mirador de la Diezma, aledaño al alto de la carretera CV- 678 que va de Grisel a Lituénigo  .

Pozo de los Aines

También conocido como sima de los sueños es un accidente geológico, consistente en una dolina de hundimiento o una cavidad kárstica de unos 23 m de profundidad. En el interior de este enclave se dan unas condiciones edafológicas y climáticas que hace que tenga una vegetación muy frondosa; variedades de helechos ( Cabello de Venus, Lengua de Ciervo , Sardinera, helecho Hembra ), hiedras... entre otras especies. Su entorno es el típico mediterráneo; olivos, almeces, serbales, cornejos...

Su topónimo se basa en el vocablo árabe " ayn ", traducido como fuente o manantial, guardando relación con la poblaciones prepirenaicas de Ainielle y Ainsa. El figurar en prural " Aines ", se debería a la influencia de las lenguas romances en el habla de la población mudéjar.

Existe una leyenda con relación a su formación de este monumento geológico. Un acaudalado morisco, Hamed Ben Larbi, salió a trabajar con sus yuntas de caballerías y sus aperos en un día de fiesta mayor no concretado ( El Corpus, Santiago o la Virgen de Agosto ), no respetando los preceptos de la iglesia católica. Por este motivo Dios lo castigó, provocando un estruendoso hundimiento del terreno que hizo desaparecer al moro, a las caballerías y a los aperos.

Desde Grisel

Partimos de la parte SW de la población, tomando un camino ( SW ), por donde se va a Lituénigo y a San Martín de Moncayo, que pasa por el collado intermedio entre Albortu ( 816 m ) y La Diezma (834 m ).

Cogemos dirección WNW, yendo por la pista del parque eólico hasta la muga de Grisel, luego continuamos camino en la misma dirección hasta situarnos en la base de la elevación donde se ubica la cima. Subimos su ladera sin dificultad y situamos la cima en la parte meridional de la plana del cerro.

A la vuelta podemos visitar el pozo de los Aines, para ello en un punto de la bajada nos desviaremos hacia el N, hacia la estanca de la acequia de Irués que nos sirve de clara referencia. El trayecto a tomar se halla marcado con hitos de piedras. Seguimos la acequia citada un corto tramo hasta topar con el camino que  accede al parking del enclave natural. El lugar es prodigo en indicadores y en paneles temáticos que nos facilitan llegar a nuestro destino. El regreso del aparcamiento a Grisel se hace caminando unos 5 minutos por pista ( E ), que pasa junto al Pilar de San Antón.

Acceso: Grisel ( 45 min )

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios